Ciencia > Playas invadidas

Por qué aparecieron aguavivas en Uruguay y qué hacer ante una picadura

Las condiciones climáticas y las corrientes explican en parte un fenómeno que sorprende a los bañistas

Tiempo de lectura: -'

26 de enero de 2021 a las 16:11

Una invasión de aguavivas se constató en balnearios del este de Uruguay. Las altas temperaturas y las corrientes de agua salada hicieron que en los últimos días aparecieran aguavivas, la gran mayoría de las cuales son de las llamadas medusa de la cruz.

Son animales marinos más grandes que las aguavivas que se observaron hace un mes en la costa uruguaya. Tienen el porte parecido a una torta. "Están apareciendo en grandes cantidades donde se generan corrientes y quedan sin poder salir. Por ejemplo, la playa Mansa en Punta del Este es un gran reservorio", comentó a Cromo Gabriela Failla, investigadora de la sección de Zoología de Invertebrados de Facultad de Ciencias. También se las vio en varios balnearios de Maldonado, Canelones y en Montevideo.

Si bien es frecuente observar medusas en las aguas uruguayas, esta es la segunda gran invasión en menos de un mes de estos animales marinos. La primera fue a fines del año pasado con la llegada de la llamada Chrysaora lactea, en el puerto de Punta del Este y en el de Piriápolis. También se vio la fragata portuguesa en Rocha.

Su aparición reciente obedece a las condiciones climáticas. Debido a que no ha llovido, no hay aporte de agua dulce hacia el mar, lo que genera un corrimiento de la corriente cálida proveniente de Brasil, de agua muy salada y temperatura más alta, muy favorable para que aparezcan estos organismos en la zona. 

Hay varios factores que producen su llegada. Además de este aspecto, los científicos hablan de la "tropicalización de las aguas". "Por el cambio climático, las aguas están más calientes y eso favorece que los organismos se reproduzcan más. En el caso de las medusas esto podría aplicarse a grandes rasgos", indicó Failla, aunque precisó que habría que estudiar especie por especie para determinar qué es lo que les sucede a causa de este fenómeno.

¿De qué depende que se vayan? De que disminuya la temperatura, de que llueva y de que el "viento sople para otro lado" para que las corrientes se las lleven. "Cuando el mar está más embravecido estos animales se fragmentan; no lo soportan mucho", aclaró la experta.

La interacción humana

Failla desaconseja agarrar las aguavivas o intentar interactuar con ellas. "Alguna puede picar", comentó.

Algunos piensan que las de gran porte son aquellas a las que se les tiene más respeto debido a su tamaño, pero a veces las más chicas son las más  peligrosas

"Las fragatas portuguesas son sumamente urticantes. Las cubomedusa (Tamoya haplonema) tienen una toxicidad sumamente grave sobre todo para los niños y para las personas alérgicas", comentó la experta.

Además del ardor y del "latigazo" en el lugar donde se recibe la picadura, también se puede experimentar lo que es parecido a una "quemadura muy fuerte". Dependiendo el caso, puede generar consecuencias como: náuseas, vómitos, fiebre, hasta problemas respiratorios o problemas cardíacos. "Eso es muy personal, de acuerdo a cómo sea el estado de salud de la persona y la edad. Son dos especies a tener cuidado. Te dejan cicatrices durante mucho tiempo", comentó la experta.

Cuidados ante la picadura

Lo primero que se debe hacer es enjuagar la zona afectada con agua salada. "El agua dulce está prohibida", indicó la experta. Por lo tanto, es conveniente volver al mar y hacerlo con agua salada. "Si los tentáculos quedaron adheridos a la piel, para que no siga entrando la toxina al cuerpo", mencionó.

También es aconsejable colocar un poco de vinagre en la zona afectada como un "primer auxilio exprés". Los guardavidas suelen tener este producto en sus casetas.

Además se puede aplicar algo frío, con la misma agua de mar, pero con una tela. Por último podría servir hielo envuelto por otra tela durante 10 o 15 minutos. "Si con todo eso no calma, lo mejor es ir a un centro asistencial", sugirió.

Un proyecto en pos de la fauna marina
Junto a la organización OcéanosSanos, a cargo del oceanógrafo Andrés Milessi, la Facultad de Ciencias trabaja en un proyecto particular. "Queremos dar a conocer estos organismos del océano y concientizar a la gente, que los conozca y les tenga respeto al igual que a otros", expresó Failla.

La experta comentó su intención de integrar a todos los investigadores de la fauna marina de Uruguay y llegar a la gente para que aprendan a conocerla y respetarla.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...