Rugby > RUGBY

Por qué la hazaña de Los Teros ante Gales es posible, y cómo lograrlo

Uruguay se despide del mundial buscando una hazaña que le permitiría clasificar directo al Mundial 2023

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2019 a las 05:00

Si, ganarle a Gales. Para el que tiene al menos un poco de conocimiento de rugby, suena loco. Alguno dirá que es soberbio, y la mayoría sostendrá que es imposible. Pero eso es lo que se plantean Los Teros para este domingo a las 5.15 de Uruguay (ESPN3 y Canal 10), en su último partido en el mundial de rugby, lo que además le daría el tercer lugar del Grupo D y la clasificación directa al Mundial de Francia 2023.

Suena a imposible, sí. Todos los datos están en contra: los 79.800 jugadores registrados de Gales contra los 4.500 de Uruguay, los 31 profesionales del rival (en las principales ligas del mundo) contra los 14 de Uruguay (en ligas de segundo orden) y 17 semi profesionales, el puesto 3 del mundo contra el 19, la historia de uno y otro. El 54-9 de 2015, o el hecho que en noviembre pasado Uruguay perdió contra los suplentes de Cardiff Blues, uno de los clubes galeses. O por la meta que puso World Rugby, de que una derrota hasta por 30 puntos estaría bien.

Pero también era imposible ante Fiji, y se logró sacar la mayor sorpresa del torneo. Se logró aquello porque hubo una convicción a prueba de balas. Lo dijeron los protagonistas: no había una persona, ni de jugadores ni del staff, que no estuviera convencida que se podía lograr la hazaña.

Ahora pasa lo mismo. Sí, Gales es una potencia mundial, es más equipo que Fiji, a pesar de los 13 cambios que introduce. Tendría que salir todo bien, y al rival todo mal, para tener alguna chance.

Y por eso van Lo Teros. Sabiendo que la rendija de oportunidad es pequeñísima. Pero que a diferencia de toda la historia anterior de partidos ante rivales del Tier 1, esa rendija existe. Y se la ganó este equipo en base a la convicción, y a un trabajo inédito en la historia del rugby uruguayo.

El partido ante Australia los terminó de convencer. Estuvieron en partido en el primer tiempo, con un 19-3 que debió haber sido 19-10 de no ser por una polémica anulación de un try uruguayo. 

Por esa paridad es que el plantel se quedó enojado por el rendimiento ante Australia. Sí, se anduvo mejor de lo pensado, se achicaron distancias. Pero Los Teros se sintieron en partido, sintieron que pelearon de igual a igual, y por eso quedaron enojados con esos 20 minutos en los cuales el equipo se apagó y el rival sacó distancias.

Y por eso ahora se plantean volver a shockear al mundo. Ya lo han hecho, ante Fiji y también en los otros 55 minutos ante Australia. Porque shockear al mundo va más allá de un resultado: es una actitud, una forma de sentir lo que se hace. De no buscar excusas y seguir apuntando a más.

Ante todo, por primera vez, Los Teros juegan ante un Tier1 convencidos de que se puede conseguir una victoria. Entran a la cancha a ganar, y no solo en el discurso. Ese, seguramente, es el legado más grande que deja esta copa del mundo: el trabajo serio que permite trazarse metas que antes parecían imposibles. Como dijo Meneses tras Fiji: “No somos unos locos soñadores. Si nos trazamos una meta es porque nos preparamos para eso”. Hay que valorar donde se está: con una victoria en el grupo más duro del mundial, apuntando a ganarle al 3 del mundo y a clasificar directo al siguiente.

Ya solo eso es una linda manera de despedirse de esta fundacional copa del mundo. Valorar lo que se ha hecho hasta aquí, mientras se empieza a pensar en cómo mantenerlo y ampliarlo, para alcanzar y afianzar el lugar de Uruguay entre los 15 mejores del mundo. Más competencia, más inversión, más oportunidades serán necesarias. Pero la mentalidad está, y es en la que se basan Los Teros para proponerse ese objetivo hazañoso.

Hasta unas semanas yo hubiese escrito que directamente era imposible. Es más, lo decía la semana pasada con Australia, y la lógica todavía me lo indica hoy. Sin embargo, lo hecho por este equipo en el torneo, su rendimiento ante Australia y su molestia por no haber logrado aún más en ese partido, me obliga a abrir una puerta a la expectativa. Han logrado tanto en estos tiempos, que no sería lógico, a esta altura, decirles que algo es imposible.

¿Pero cómo?
Para lograrlo habrá que hacer el partido perfecto. Sostenerse en todo lo bueno que han hecho y reducir a cero lo malo. A continuación, algunos trazos gruesos.

Defensa perfecta. 
Los Teros han mostrado proactividad defensiva, que permite (gracias a un gran estado físico), presionar a los rivales arriba, complicarle las decisiones, enlentecer los rucks y cubrir bien los espacios, poniéndose muy rápido de pie. Habrá que mantener eso (como dice Meneses: “Accionar y no reaccionar”), pero corregir la cantidad de tackles errados. Ayuda que Gales es un equipo más frontal que Fiji o Australia, que que apuesta más a la dominación en el 1 a 1 que al offload, lo que le viene mejor a Uruguay.

Aguantar en las formaciones fijas
Como en todo el torneo, Los Teros estarán bajo una enorme presión, sobre todo en el scrum. Ante Australia mejoraron mucho y hasta la robaron una pelota al rival, algo impensado. Sin embargo, ahora se enfrentan a un equipo que siente más esa formación fija y que además tiene 73 kilos de diferencia en el pack (898 a 825). Sacar lo más rápido posible las pelotas propias, evitar los penales en las ajenas, y evitar cometer las infracciones que llevan al scrum, esos son los objetivos.
El maul defensivo volverá a estar bajo presión. De hecho, Gales fue el rival que más lastimó a Los Teros en ese departamento en 2015. Pero el equipo se ha ido afianzando en al defensa del maul en este torneo, por lo que tiene argumentos para responder. Pelear arriba en el line, y luego ensuciar rápido la formación.
El line ha sido muy bueno, tanto en ataque (88,9% de obtención) como en defensa, donde se robaron varios. Habrá que mantenerlo y afinar un poco más los lanzamientos propios para que, además de obtener, sean una plataforma de pelotas limpias para los backs.

Juego con el pie

Otra vez habrá que ser quirúrgico y evitar darle pelotas claras a los tres cuartos rivales, a los que les gusta atacar pelota en mano. Se necesitan patadas arriba a disputar, patadas al fondo que se vayan afuera con margen, o que se queden adentro pero permitan una presión ordenada. Ante Fiji y Australia se ganó el duelo de kicks y se jugó bastante tiempo fuera de 22, pero ante Georgia se perdió claramente y se pagó con puntos en contra.

La batalla del ruck
Ante Australia Los Teros cumplieron con creces en el breakdown defensivo: como les pedía su DT, llegaron antes a la jugada y con eso enlentecieron las pelotas rivales. Eso vuelve a ser vital ante Gales, para evitar que sus backs tengan pelotas rápidas y peligrosas. Además, habrá que corregir en ataque, donde no se tuvieron pelotas veloces y por ende volumen de juego para complicar a Australia. El peligro terminó llegando con buena lectura de espacios desde el fondo, y con jugadas de pick and go.

Visualizar la oportunidad y atacar
Sea de la manera que sea que se obtenga la pelota, habrá que buscar los espacios. La defensa de Gales es de las mejores del mundo. Habrá pocas oportunidades, pero hay que aprovecharlas y tenerse fe, como a lo largo de todo el torneo.

Motivación
Para Los Teros, es otra vez la final del mundo. Una victoria sería el mayor golpe de la historia de los mundiales, y encima daría la clasificación directa a Francia 2023. Enfrente hay un equipo que luego de haber jugado hace cuatro días, y con los cuartos de final en el horizonte, hace 13 cambios, incluidos algunos experimentos posicionales,. Que sabe que es superior, pero que necesita ganar para asegurar el primer lugar para cuartos de final. Como ante Fiji, Uruguay se impulsará en la motivación de que el rival seguramente subestime un poco.

Pase lo que pase en la cancha, los hinchas deberán sentarse frente a la tv a disfrutar este momento único. Y saber valorarlo.

La ficha

URUGUAY: 1. Mateo Sanguinetti, 2. Germán Kessler, 3. Diego Arbelo; 4. Ignacio Dotti, 5. Manuel Leindekar; 6. Juan Manuel Gaminara (capitán), 7. Santiago Civetta, 8. Alejandro Nieto; 9. Santiago Arata, 10. Felipe Berchesi; 12. Andrés Vilaseca, 13. Juan Manuel Cat; 11. Nicolás Freitas, 14. Leandro Leivas, 15. Gastón Mieres. DT: E. Meneses

GALES: 1. Nicky Smith, 2. Ryan Elias, 3. Dillon Lewis; 4. Bradley Davies, 5. Adam Beard; 6. Aaron Shingler, 7. Justin Tipuric (capitán), 8. Aaron Wainwright; 9. Aled Davies, 10. Rhys Patchell; 12. Hadleigh Parkes, 13. Owen Watkin, 11. Hallam Amos, 14. Josh Adams; 15. Leigh Halfpenny

SUPLENTES URU: 16. Guillermo Pujadas, 17. Juan Echeverría, 18. Juan Pedro Rombys, 19. Diego Magno, 20. Manuel Diana, 21. Agustín Ormaechea, 22. Toms Inciarte, 23. Rodrigo Silva

SUPLENTES GALES: 16. Elliot Dee, 17. Rhys Carre, 18. Wyn Jones, 19. Jake Ball, 20. Ross Moriarty, 21. James Davies, 22. Tomos Williams, 23. Gareth Davies

Estadio: Kumamoto
Juez: Angus Gardner (Australia), Luke Pearce, Karl Dickson
TMO: Rowan Kitt
HORA: 5.15
TV: ESPN3 y Canal 10

 

Declaraciones (Rugby News Service)

Esteban Meneses (ARG) - Entrenador
Acerca del equipo que pone ante Gales:
"Ponemos un equipo que tiene nueve cambios respecto al que jugó ante Australia. Sabemos que vamos a tener que correr una barbaridad y que físicamente se nos va a exigir mucho porque Gales juega así, bajo esas condiciones. Nosotros llegamos bien en cuanto a la cantidad y calidad de los jugadores y tiene un valor incalculable poder abordar esta instancia del último partido con todos disponibles, sanos y en óptimas condiciones. Eso indica que la preparación física y el rendimiento de todos ha sido impecable".
Acerca de la rotación del plantel:
"Hemos podido rotar al plantel en los partidos. Que hayamos podido hacerlo y el equipo no se haya resentido tiene un valor incalculable. Es otra de las victorias de este Mundial. Estuvimos a la altura de nuestros rivales".
Juan Manuel Gaminara (URU) - Capitán
Acerca de si imaginaban llegar a la última fecha con esta posibilidad latente:
"Sí, imaginábamos poder llegar a esta instancia en la que estamos hoy. Creíamos en eso, estábamos convencidos y seguimos con la misma filosofía y convencimiento. Veníamos a Japón para que nos pase esto: poder jugar nuestra eliminatoria acá y tenemos una final contra el segundo mejor equipo del mundo y la vamos a jugar como una final".
Acerca de la tarea que tienen por delante:
"Tenemos una tarea durísima por delante. Neutralizar sus formaciones fijas, ganar las nuestras, que no les sea fácil el partido. Hay que destacar el trabajo del staff completo para que lleguemos hoy, a estar en esta situación de una final". 
Alejandro Nieto (URU)
Acerca de la confianza del equipo:
"Estamos tranquilos con lo hecho hasta acá y sabemos lo que podemos dar. Confiamos en nuestras capacidades".

Felipe Berchesi (URU)
Acerca del análisis del rival:
"El juego de Gales es un juego directo. Nos van a presionar, nos van a patear, van a buscar que nos equivoquemos. Ellos en el uno contra uno son implacables y van a buscar imponer condiciones e imponerse allí. No les tenemos que regalar la pelota, tenemos que confiar en nuestro sistema y ser duros en defensa nosotros también. En definitiva, no nos podemos equivocar en nada de nada".
Acerca de lo que tiene que hacer Uruguay:
"Una defensa sólida, estar los ochenta minutos en alto nivel, confiar en la evolución del equipo, atacarlos cuando podamos, no entregarles la posesión de la pelota, salir prolijos de nuestro campo y confiar y no salirnos de nuestro sistema. Eso pretendemos".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...