Agro > RUBRO OVINO

Por qué la lana no perdió la carrera con los sintéticos

Se considera estratégico y de beneficio para toda la cadena de la lana la permanencia y viabilidad de la industria topista, como forma de diversificar mercados, reducir riesgos y aumentar la competencia entre compradores de lana en el país

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2019 a las 09:20

Por Roberto Cardellino (*), especial para El Observador

 

Hemos escuchado con mucho respeto y atención declaraciones del condador Álvaro García –director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP)– respecto a la industrialización de la lana en nuestro país, pero sin dudas con gran sorpresa, la afirmación de que “la lana perdió la carrera con los sintéticos”.

Para aquellos que han estado o aún siguen vinculados al tema lana (como es mi caso), y por consideración a todos aquellos que forman parte de la cadena de la lana, me siento en la obligación de discrepar con dichas aseveraciones e intentar aclarar algunos aspectos que fueran manifestados en dicha oportunidad.

 

La producción mundial de lana y su evolución

Con un total de ovinos a nivel mundial de 1.177.900.000 cabezas, la producción total de lana en el 2018 llegó a 2.153.500 toneladas (base sucia/natural), que equivalen a 1.155.000 toneladas base limpia. En comparación con la producción total de lana en 1990 ocurrió una reducción del 42%.

Esta reducción no ocurrió por factores relacionados con la demanda, sino con la oferta. En 1970, Australia implementó un esquema de precios de reserva de la lana, manejado por la Australian Wool Corporation (AWC), mediante el cual, si los precios ofertados por el comercio lanero en los remates de Australia no superaban ciertos valores (determinados por AWC) dicha lana era adquirida por AWC.

Los precios piso fueron fijados en valores muy altos, lo cual condujo a la generación de un stock de lana enorme, que llegó en 1990/91 a más de 4,5 millones de fardos equivalentes a 472 millones de kilos base limpia (más de un 70% de la producción mundial de lanas finas).

Para cualquier commodity una acumulación de stocks de este nivel implica un desastre inevitable y una reducción en los precios del libre mercado. A su vez, las señales que se dieron a los productores australianos en materia de expectativa de precios fue totalmente errónea. Finalmente, en 1991, el esquema de precios reserva cayó, con un stock enorme y una deuda de US$ 2,5 billones.

Sin dudas esta experiencia, que terminó afectando a toda la cadena textil lanera mundial, fue el evento más negativo que sufrió la lana en su historia, consecuencia de una intervención errónea en el libre mercado.

El último fardo del stock se vendió en agosto de 2001. En todo este período de 10 años, el número de ovinos y en consecuencia la producción de lana se redujeron significativamente.

 

La importancia de la lana en el consumo total de fibras

El consumo total de fibras a nivel mundial se ha venido incrementando sistemáticamente desde 1960 hasta el momento actual, en que alcanza 103 millones de toneladas.

Uno de los gráficos adjuntos muestra claramente el aumento en el consumo total de fibras en ese período. Las fibras consideradas incluyen: la lana, fibras derivadas de la celulosa, algodón y fibras sintéticas derivadas del petróleo, para uso en vestimentas, textiles para interior (alfombras, tapicería) y usos industriales. La lana es la principal fibra de origen animal utilizada en vestimentas. Otras fibras animales utilizadas, pero de mucho menor significación que la lana en volumen, incluyen: cashmere, mohair,  alpaca, vicuña, llama, guanaco, pelo de conejo, de camello y de yak, que totalizan unos 54 millones de kilos.

 

 

La participación de la lana en el consumo total de fibras ha venido descendiendo del 8,6% en 1960 hasta 1,1% en la actualidad. En el escenario de una oferta de lana limitada y un consumo total de fibras en aumento, estos resultados son los esperados. Probablemente en el futuro, con un aumento en el consumo total de fibras, la participación de la lana continúe descendiendo.

Pero ese no es el problema de fondo, mientras toda la lana producida se venda y a precios remunerativos para toda la cadena textil.

La lana de 21 micras ha tenido valores superiores en relación a las fibras sintéticas entre cuatro y siete veces, mientras que en relación al algodón ha oscilado entre tres y ocho veces superior.

 

¡Estos datos parecen demostrar claramente que la lana no ha perdido ninguna carrera con los sintéticos!

 

¿Cuál podría ser la razón para que la cadena textil procesadora de vestimenta pagara sistemáticamente más por la lana que por otras fibras competidoras si no fuera por sus propiedades excelentes que le imprime a las hilados, las telas y las prendas?

 

 

Las propiedades de la lana que la definen como fibra premium

La lana es una fibra natural para el mundo actual en que vivimos, renovable, ambientalmente sostenible y biodegradable.

Su perfomance en los productos que se fabrican es enorme y abarca un abanico muy grande  de prendas: ropa formal, vestimenta atlética, sweaters, ropa informal, así como en usos para interior: alfombras, tapicería para autos y aviones (al no ser una fibra combustible), usos médicos, etcétera.

La ruta de la lana es la de una fibra premium con características naturales únicas y propiedades funcionales de excelencia: suavidad, elasticidad, respirabilidad, aislamiento térmico, no inflamabilidad, para ser usada en aplicaciones textiles para productos finales de alto valor y no en la moda rápida. Las preferencias estructurales de los consumidores actuales apuntan a prendas con: confort, fino, liviano, suave (buena mano); voluminosas pero livianas; para uso en diferentes estaciones; para poder ser usada contra la piel (sin que pique) y en capas; para ropa informal y deportiva; de fácil cuidado (que se pueda lavar y secar a máquina (total easy care).

La producción de lana y otras fibras textiles, su procesamiento y transformación en productos finales se enfrentan a retos muy serios, en un mundo donde el impacto medioambiental de cualquier actividad económica debe controlarse y minimizarse cada vez más. Las fibras sintéticas producidas a partir del petróleo no son degradables.

Todo el poliéster producido desde el comienzo aún se encuentra en el planeta y la mayoría acaba en forma de fibras sueltas en los océanos del mundo. El consumo de poliéster en la fabricación de textiles ha aumentado de forma significativa y se estima que se fabrican más de 60 millones de toneladas anualmente. Este proceso genera más gases de invernadero que todos los vuelos de aerolíneas comerciales que operan a lo largo de 12 meses.

En definitiva, la cadena textil/vestimenta debe volverse sostenible en el mundo actual.

 

 

La industria textil lanera en Uruguay

A los efectos aclaratorios, la cadena textil lanera de vestimenta involucra diferentes procesos que normalmente son llevados a cabo por diferentes industrias.

1) El primer proceso, que involucra el lavado de la lana, el cardado y el peinado, termina en un tops de lana peinada, es llevado adelante actualmente  en nuestro país por cuatro industrias (Lanas Trinidad SA, Tops Fray Marcos, Engraw y Lanera Piedra Alta).

2) Al proceso de peinado de la lana le sigue el del hilado y el tejido (normalmente desarrollados por industrias diferentes).

3) Por último el proceso final es el de elaboración de prendas.

Se estima que la capacidad de peinado de las industrias uruguayas es de 20 millones de kilos de tops, que equivale aproximadamente a 32 millones de kilos base sucia, muy superior a la producción nacional de lana actual estimada en 25 millones de kilos, razón por la cual Uruguay importa lana, fundamentalmente de países de la región. En 2018, el volumen de lana importada en admisión temporaria ascendió a 16  millones de kilos base sucia.

Uruguay es el tercer exportador mundial de tops de lana luego de China y República Checa, con un 12% del total (fuente: SUL).

Dicha posición se ha logrado mantener gracias al desarrollo de ventajas competitivas por parte de dicho sector, lo cual significó en 2018 un monto de US$ 130 millones de exportación (octavo producto de exportación del país). Un análisis detallado de la actividad de la industria topista ha sido producido por el Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino (Penro).

La desaparición de las cinco firmas textiles a que se hizo referencia por parte del contador García ocurrieron realmente en un momento caracterizado por el retiro de subsidios y la baja de aranceles que se habían establecido en el marco de las políticas de sustitución de importaciones. Sumado a ello, la ausencia de un tratado de libre comercio con Estados Unidos, que implicaron elevados aranceles para la exportación de telas, las tornó inviables. Se trataba de industrias que fabricaban hilados y telas fundamentalmente para exportación. Pero no existe en el momento actual ninguna intención de promover este sector nuevamente, por lo cual no debería ser motivo de ninguna discusión de estrategias.

En cambio, se considera estratégico y de beneficio para toda la cadena de la lana la permanencia y viabilidad de la industria topista, como forma de diversificar mercados, reducir riesgos y aumentar la competencia entre compradores de lana en el país. En países como Australia, donde la industria topista desapareció, sus exportaciones quedaron sujetas a un mono producto (lana sucia) y muy dependientes de China que adquiere el 75% de la lana de dicho país.

 

(*) ingeniero agrónomo, director de la Consultora Delta, docente y ex investigador del Secretariado Uruguayo de la Lana

 

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...