Cargando...
BBC
Quedarse quietos mientras aprendemos supone una carga cognitiva adicional

BBC News Mundo > APRENDIZAJE

Por qué los escolares aprenden mejor cuando no tienen que estar quietos y sentados en sus escritorios

"Sentarse en silencio no es necesariamente la mejor condición para aprender en la escuela", resolvieron los psicólogos Christine Langhanns y Hermann Müller

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2021 a las 12:48

Las maestras de jardín de infantes de mi hijo, que dieron clases por Zoom el año pasado, decían: "Ojos y oídos atentos, sin hablar y sin moverse".

Sin embargo, noté que las manos de mi hijo de 6 años se mantenían ocupadas con cosas que había en nuestra casa, construyendo con piezas de Lego, haciendo formas con arcilla o garabatos con un crayón.

Si bien algunos podrían describir a este niño como "distraído", hay estudios que indican que la manipulación de materiales de hecho despierta la mente, permitiendo al menor concentrarse en la tarea requerida.

Como madre de dos niños en edad escolar y profesora e investigadora del aprendizaje con tecnología, creo que los modelos actuales de educación a distancia son ineficientes para el aprendizaje, la enseñanza y la productividad.

Niños en clase
Getty Images
El movimiento es importante para el aprendizaje.

Esto es porque sentarse frente a la pantalla de una computadora somete, o separa por completo a las personas, de muchas de las habilidades que tienen sus cuerpos para encontrar sentido a las cosas.

Para aprender de manera más eficiente, nuestra mente depende del movimiento de nuestro cuerpo, de trabajar con una variedad de herramientas, de estar en lugares dinámicos y de tener a nuestros colaboradores cerca.

El papel del cuerpo en el proceso de pensamiento

En particular, el aprendizaje remoto asume que mientras la mente esté ocupada, está bien que el cuerpo permanezca quieto. Pero es al revés.

La investigación de la cognición incorporada —el estudio del papel del cuerpo en el pensamiento— muestra que el cuerpo debe primero estar interactuando con el mundo para activar y abrir la mente para el aprendizaje.

Es por eso, por ejemplo, que los estudiantes que trabajan con una variedad de herramientas y materiales durante una actividad de aprendizaje pueden comprender mejor conceptos abstractos, como la aceleración gravitacional o las fracciones.

Niños en clase
Getty Images
Los elementos y la manipulación de herramientas ayudan a entender pensamientos más abstractos.

Pedirle a los estudiantes que se queden quietos mientras realizan su trabajo en realidad aumenta su carga cognitiva, o el peso sobre la mente.

Requiere que se concentren en mantener el cuerpo quieto, que está buscando vías para encontrar sentido, así como en la tarea principal que tienen en su escritorio o pantalla digital.

Como concluyeron los psicólogos Christine Langhanns y Hermann Müller a partir de estudios de personas que resuelven problemas matemáticos, "sentarse en silencio no es necesariamente la mejor condición para aprender en la escuela".

Aprender de nuestro entorno

Los pensamientos internos de los humanos son extensiones del mundo que los rodea.

Las tecnologías y herramientas que utilizan, las personas con las que colaboran, la caminata que realizan a la escuela o al trabajo, todos evocan sentimientos en el cuerpo.

Niña volviendo de la escuela
Getty Images

Sus mentes luego ensamblan estos sentimientos, creando significado o pensamientos que están informados por experiencias pasadas.

De esta forma, los pensamientos son iterativos.

Las personas intuyen su camino en el momento actual, al tiempo que ponen en práctica lo que han aprendido a lo largo de la historia acumulada del cuerpo.

Aprender a cruzar la calle de forma segura, por ejemplo, requiere práctica. Con el tiempo, el cerebro organiza la información de los sentidos para reconocer un buen momento para cruzar.

La importancia de los gestos

La gestualidad es otra herramienta esencial del cuerpo para pensar y aprender.

Los movimientos de las manos, los giros de cabeza y los encogimientos de hombros de las personas no solo añaden matices y énfasis a las palabras que se dicen a los oyentes, sino que los gestos ayudan a los oradores a convertir los pensamientos en palabras antes de pronunciarlas.

Niña en clase por internet
Getty Images

En escenarios de resolución de problemas, la investigación muestra que para muchos estudiantes de matemáticas, sus gestos muestran que comprenden las estrategias antes de que puedan articular esas soluciones a través del habla.

De esta manera, los educadores capacitados para buscar y comprender los gestos pueden ver el proceso y el progreso de un alumno en la comprensión de conceptos antes de que un estudiante pueda traducir esa comprensión al habla o en una prueba escrita.

Además, los educadores y otros expertos pueden usar los gestos para explicar conceptos de manera más eficiente a estudiantes y novatos.

Los gestos hacen visibles las abstracciones, dándoles una forma temporal.

Una visión de la persona en su totalidad, por lo tanto, facilita el aprendizaje mutuo.

Pero eso es un marcado contraste con el año pasado, en el que solo veían las caras de sus compañeros de estudios y profesores, o simplemente un cuadro en blanco.

Prepárate para moverte

Algunos estudiantes seguirán cursando el año escolar por internet, debido a problemas de salud u otras preocupaciones, mientras que otros regresarán a las aulas en persona.

Clase
Getty Images
La gestualidad ayuda a la comprensión.

Creo que ambos modelos de escuela pueden incorporar mejor el cuerpo para apoyar el aprendizaje.

Los siguientes consejos son para los educadores que diseñan clases remotas o presenciales, aunque los padres y los estudiantes también pueden alentar y ayudar a mantener una cultura activa en el aula.

  1. Normaliza el movimiento durante las clases, no solo durante las pausas de movimiento. Por ejemplo, transforma una caminata por el vecindario en la lección de ciencias del día. Pide a los estudiantes que compartan sus observaciones con todo el grupo.
  2. Comienza cada clase con tiempo para reunir diferentes materiales para pensar y trabajar, como cuadernos y diferentes tipos de papel, varios instrumentos de escritura y dibujo, masilla y bloques. Incorpora la interacción con estas herramientas a lo largo de la lección.
  3. Fomenta y usa gestos. Si la clase es en línea, invita a usar la cámara y aléjate para brindarles a los estudiantes una vista más amplia.
  4. Incluye tiempo para que los estudiantes sintonicen cómo se siente su cuerpo como una ventana a su estado emocional.
  5. Brinda oportunidades para la iteración, practicando una tarea en diferentes contextos y con diferentes herramientas y personas que involucren al cuerpo de diferentes maneras. El contenido o la idea sigue siendo el mismo, pero cómo y con quién se involucran los estudiantes cambia.
  6. Si la clase es por internet, prueba plataformas de videoconferencia como Ohyay que intentan replicar la cercanía física y el movimiento en un espacio virtual.
  7. Considera el salón de clases como una extensión hacia el campus de la escuela y el vecindario. Permitir que los estudiantes experimenten un lugar familiar de una manera diferente, con sus compañeros de clase y el maestro, puede evocar nuevas perspectivas y pensamientos.

Los maestros, los padres y los estudiantes pueden cambiar sus expectativas de cómo es estar "concentrado".

Es posible que caminar, correr o bailar no parezcan estar relacionados con una tarea en particular, pero estas actividades a menudo ayudan a las personas a pensar mejor.

La activación del cuerpo activa la mente, por lo que "tiempo de estar sentado" podría mejor titularse "tiempo de actividad".

*Katie Headrick Taylor es profesora de Ciencias del Aprendizaje y Desarrollo Humano, Universidad de Washington.

*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original (en inglés).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...