Cargando...
Más de 250 mil personas padecen inseguridad alimentaria en Uruguay, señala la ONG Redalco.

Ciencia > SALUD

¿Por qué los montevideanos desperdician alimentos?: una investigación busca revelarlo

La investigación científica concluye que existe una “subestimación” del desperdicio en los hogares entrevistados y una "falta de compromiso" con el desecho global de alimentos.

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2021 a las 05:01

Un estudio de la Universidad de la República y el Instituto Nacional de Alimentación analiza los motivos que están detrás del desperdicio de alimentos en los hogares. 

Los resultados del estudio cualitativo, en el que entrevistaron a 20 participantes en profundidad, revela que "la mayor parte" percibe "como nulo, bajo o inevitable" el desecho que hacen en sus casas. De hecho, lo perciben que lo hacen como necesidad porque aquello que irían a consumir se encuentra "deteriorado".

Un tercio de los alimentos que se producen en el mundo son desperdiciados, según Redalco.

Solo en dos de las 20 entrevistas admitieron que el despilfarro alimentario era "problemático". Es decir, que asumían que lo que estaban haciendo era negativo.

La investigación, realizada por Camila Ferro, Gastón Ares, María Rosa Curutchet y Ana Giménez, también revela que las personas que tienen “bajos” niveles de desperdicio poseen mayores habilidades culinarias, más concientización sobre el cuidado del medio ambiente y una situación económica más empoderada.

También concluyen que existe una “subestimación” del desperdicio en los hogares entrevistados y una "falta de compromiso" con el desecho global de alimentos. Además, las familias consideran que no hay una planificación adecuada para plantear una estrategia y combatir el problema.

"Existe una subestimación del desperdicio ocurrido en los hogares y una falta de problematización de su importancia en el desperdicio global de alimentos", concluye el estudio.

¿Qué comida se tira más?

Los alimentos que más se tiran a la basura son dos grandes grupos: la comida preparada y lácteos y las frutas y verduras. En el primer caso, los desechos ocurren debido a las estimaciones inadecuadas de consumo y por mantener los alimentos muchos días en la heladera. 

En cuanto a las frutas y verduras, se desaprovechan por estar deterioradas o por no haber sido consumidas durante su período de vigencia. Según el estudio, algunos factores que influyen en la compra de buenos productos son la dificultad de percepción de su uso y la confianza en diversos comercios.

Según Redalco, una organización que rescata alimentos para las personas de bajos recursos económicos, en Uruguay se desperdician 125 millones de kilogramos de frutas y verduras al año. La empresa indica que si la población lograra “rescatar” todos esos alimentos que no son utilizados, se podría entregar tres platos diarios de comida a los más necesitados. 

El problema que tiene un origen: la preparación

El estudio revela que uno de los "principales problemas identificados" que incide en el desperdicio es la interacción entre quien cocina y los comensales. "En ocasiones, lo preparado no se acompaña con las preferencias de gusto o cantidad (de las personas), generándose sobrantes", dice la investigación. Esto ocurre, en mayor medida, en familias con menores a cargo.

Agregan que existe una "sobreestimación" sobre lo que se va a consumir. A los montevideanos entrevistados se les detectó "dificultades" para realizar cálculos adecuados a la hora de cocinar sobre todo fideos, arroz, ensaladas o comidas de olla.

En definitiva, hay "un desajuste" entre el momento de la planificación y el posterior consumo que conduce al desperdicio. Esto significa, según argumentaron los investigadores, que la escasez de tiempo para preparar las comidas, sumado a las diferencias internas a nivel familiar sobre lo que se debería comer ayuda a que se origine este problema.

¿Y qué pasa con los sobrantes? En muchos casos pueden llegar a terminar en la panza de los comensales y en otros en la basura. Cuando van al contenedor obedece a la "imposibilidad de almacenar" la comida debido a que se le habían agregado condimentos. También esos sobrantes quedaron muchos días en la heladera y conforme pasa el tiempo se van deteriorando.

Y las horas y días que ocasionan que pasen tanto tiempo adentro de la heladera sin que nadie repare en ese sobrante obedece a las "rutinas cotidianas" de las personas. También sucede que esa comida preparada sea desechada porque surgen eventos con amistades y familiares donde finalmente se decide no consumir lo que se tenía previsto.

Percepciones: entre la fecha de caducidad y el mal estado

"Tira una manzana porque le parece que está pasada", "si está vencido ya fue". Estas son dos de las tantas afirmaciones que ilustra sobre cómo los entrevistados perciben la calidad de los alimentos.

Esta percepción de calidad, como la definieron los investigadores, es la principal razón por la cual una persona desecha un producto en la ciudad. 

Los investigadores analizaron cómo los consumidores perciben los alimentos a los que se les baja el precio sobre productos "subóptimos". Refiere a aquellos, por ejemplo, que tengan daños en el envase o falte poco para su fecha de vencimiento.

Las personas de mayor edad compran más estos productos. Los de niveles socioeconómicos altos desconfían de la reducción de precios próximos a vencerse porque consideran que el supermercado debería haberlos ofrecido de otra forma antes.

Percepción propia vs. percepción sobre la sociedad

El estudio analiza cómo autoperciben las personas el desecho alimentario en su hogar y cómo lo perciben en su casa. Este fue el resultado:

Percepción del desperdicio en el hogarPercepción del desperdicio en la sociedad en general
Evito, la comida evito tirarla, se guarda, cocino y me queda, se come más tarde o al día siguiente. A menos que no se haya comido después de tres o cuatro días, ahí si la tiro. Pero en general no.Yo, por ejemplo, en mi casa sí, si es el mediodía y me queda para la noche no voy a tirar la comida, por una cuestión económica. Pero la gente pudiente veo que tira sí, porque yo he trabajado en lugares que hacen todos lo mismo (...)
A mí si me preguntás, yo no tiro comida, salvo que vea que no está apta para consumir (...) No, a mí me parece que yo siempre he sido igual, solo que ahora me doy cuenta más por lo ecológico. Trato siempre de reutilizar los frascos, de comprar siempre envase reciclable (...) y tratar de que lo
que tire sea más bien solo lo orgánico
Hay gente que no tiene idea, que para hacer un arroz para tres personas te pone cuatro tazas de arroz, evidentemente que lo va a terminar tirando (...) y para mí también se disfruta mucho comiendo, porque viste que al uruguayo le gustan las cosas grandes, porciones grandes, mucho asado (...)
No, no, la verdad que acá siempre tratamos de aprovechar todo, y si se tira es porque está en mal estado, si no se come. (...) Y no, porque la verdad que hay gente que pasa pila de dificultades para comer; nosotros somos familia de inmigrante que se pasó muy mal cuando vinieron mis abuelos para acá, entonces siempre quedó eso inculcado (...)Sí, sí, se tira sí, sí porque vos vas al contenedor y se tira pila de comida, se tira un montón de comida (...) Y la comida que consideran vieja, de un día para el otro ya no la aprovechan, la tiran. Yo veo eso. O gente conocida, amigos, que “ah, yo comida de ayer no como” (...)
No, en realidad no, porque como tenemos perritos en casa es muy difícil tirar comida, porque en general, si llega a quedar algo, que no es muy normal, lo hacemos con la comida de los perros, se lo ponemos en el alimentoSí, me parece que sí, que se tira mucho, mucha comida, en otros lados (...) No, en cosas que se pueden utilizar, incluso en lugar de llegar a la instancia de tirarla, se la podés dar a otra persona que la necesite (...)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...