Salud > DESCANSAR BIEN

Por qué tenemos jet lag y cinco trucos para combatirlo

Científicos advierten sobre los efectos de la disincronía circadiana y recomiendan acciones que pueden reducir sus efectos

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2018 a las 13:43

Viajar es, en gran medida, sinónimo de disfrute y descanso. Sin embargo, este placer se puede ver opacado por dolores de cabeza, incomodidades gastrointestinales, fatiga, bajo rendimiento físico y problemas para conciliar el sueño. Todo eso producto del llamado jet lag o disincronía circadiana.

Según declaró la científica Charmane Eastman en la revista estadounidense Time, el jet lag puede arruinar vacaciones, reducir el rendimiento de deportistas y músicos, y perjudicar a empresarios en su desempeño laboral en un viaje de negocios.

Los ritmos circadianos se encargan de regular los cambios físicos y mentales que suceden a lo largo de un día, por ejemplo, indicando cuándo levantarse, cuándo dormir y cuándo comer. Es así que el jet lag ocurre cuando las células del cerebro que regulan estos ritmos circadianos no se encuentran sincronizados con la zona horaria en la que se encuentra la persona, . 

Cuánto más se viaje por lugares con distintas zonas horarias, peores serán las consecuencias del jet lag sobre el organismo. Un estudio realizado en 2016 por la Universidad de Maryland estableció que la disincronía circadiana se da de forma más severa cuando se viaja hacia el este, y esto se debe a que “nuestro reloj interno no parece funcionar en un horario de 24 horas" sino que lo hace "alrededor de 24.5 horas, lo que significa que es más fácil extender la duración del día al volar hacia el oeste a través de zonas horarias, que acortarlo cuando vuelan hacia el este”, según se explica en Time.

¿Cómo combatir el jet lag?

Científicos recomiendan los siguientes trucos para reducir el jet lag o incluso llegar a prevenirlo por completo:

  • Exponerse a la luz del lugar al que se viaja.
  • Ir cambiando gradualmente su reloj circadiano algunos días antes de viajar. ¿Cómo? Cambiando los hábitos en relación a la hora del lugar en el que va a estar, por ejemplo, irse a dormir cada día con una hora de diferencia y levantarse antes o después, dependiendo de ello. Todo eso de forma gradual, aumentando la cantidad de horas de diferencia día por día. 
  • Evitar el consumo de alcohol durante el vuelo y antes de irse a dormir.
  • Realizar ejercicio una vez que se arribó a destino.
  • Consumir en una pequeña dosis la hormona Melatonina que ayuda a dormir.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.