Nacional > RO

Qué dice la tasa de reproducción de covid-19 sobre la pandemia en Uruguay

El RO indica a cuántas personas puede contagiar una persona con covid-19 y para que la pandemia esté decreciendo debe ser inferior a uno

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2021 a las 14:28

La tasa de reproducción de un virus, más conocida como RO, se ha utilizado para analizar el avance de epidemias como el SARS, la gripe H1N1, el ébola, entre otras.

Se define como el número de casos que, en promedio, van a ser causados por una persona infectada con el virus durante el periodo de contagio. Se estima que si el valor es inferior a uno, la pandemia está controlada y con tendencia a desaparecer, ya que una persona tiene bajas probabilidades de contagiar a otra. En cambio, si es superior a uno, se multiplican las posibilidades y el crecimiento es exponencial. Por lo tanto, cuanto mayor es el RO, más contagiosa es la enfermedad en el país.

En la pandemia de covid-19 los países también utilizan el RO para analizar cuál es la situación. En Uruguay, el monitor de datos elaborado por el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) junto a la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic) muestra que el RO comenzó a multiplicarse por encima de uno desde el 4 noviembre de forma constante.

Los científicos del área de modelos y ciencias de datos coordinado por Fernando Paganini, informaron, a mediados de diciembre, que había un deterioro “sistemático” de todos los índices de evolución, incluida la tasa de reproducción del virus, y concluyeron que Uruguay estaba en situación de “crecimiento exponencial  de la epidemia.

De hecho, el día que el presidente, Luis Lacalle Pou, anunció medidas para frenar los contagios el pasado 16 de diciembre –limitar el derecho de reunión, impedir el ingreso de uruguayos y residentes desde el exterior, limitar el aforo en los ómnibus interdepartamentales, entre otras– el RO se ubicaba en 1,22, eso quiere decir que 100 personas con covid-19 contagiaban a otras 122.

Sin embargo, en los últimos días la tasa comenzó a ubicarse por debajo de uno. Este martes fue de 0,93 y el lunes el valor alcanzó el 0,97. El último día que se ubicó en la zona controlada fue el 31 de diciembre con 0,98, ya que desde el 4 de noviembre estaba en una fase exponencial diaria.

La matemática integrante del GACH, María Inés Fariello, explicó que en general si la pandemia está "estable" el RO debería sostenerse alrededor de uno.

Sin embargo, recordó que para analizar el impacto de esta tasa y definir si la pandemia está decreciendo es necesario mirar las cifras durante varios días, porque suele haber fluctuaciones.

Por eso, en noviembre y diciembre los científicos pudieron confirmar que la pandemia estaba en una fase exponencial porque durante casi dos meses el RO se ubicó en valores superiores a uno.

El análisis del RO también se vincula con la cantidad de tests que se realizan y los casos positivos. La experta, que integra el grupo de análisis de datos de los científicos, dijo que hay días, como los jueves, que en general se realizan más tests y hay más casos de covid-19 detectados, por lo que el RO suele estar por encima del uno.

En cambio, los lunes hay un mínimo de casos y si se analiza el RO "probablemente" esté por debajo de uno.

"Por eso se precisa ver si se mantiene la tendencia unos cuántos días para decir que estás creciendo o decreciendo", comentó. En el caso de las fluctuaciones alrededor del uno, puede tratarse de una etapa de equilibrio inestable, donde no hay crecimiento ni decrecimiento.

Superpropagadores

Cuando las autoridades sanitarias buscan las maneras de lidiar con un brote, intentan reducir el valor de RO para que sea inferior a uno. Esto es difícil con enfermedades como el sarampión que tiene un RO elevado, y es más difícil de conseguir en lugares densamente poblados como India y China.

Durante la pandemia de SARS en 2003, los científicos estimaron el RO original alrededor de 2,75. Un mes más tarde, había caído por debajo de uno, gracias al aislamiento y cuarentena, según informó la BBC.

Sin embargo, la pandemia se mantuvo. Esto sucedió porque mientras en promedio una persona infectada le contagiaba la enfermedad a menos de una, ocasionalmente un contagiado propagaba la enfermedad a decenas o  centenares de personas.

Este fenómeno se conoce como "superpropagadores". En el caso del covid-19 se observó un patrón conocido como la regla 20/80, donde un pequeño número de individuos de la población ha sido responsable de la gran mayoría de los contagios.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...