Espectáculos y Cultura > MÚSICA

Reggaeton y conciencia social

Calle 13 alcanzó la fama gracias a Atrévete-te-te, pero ya dejó demostrado que es mucho más que fiesta y baile. Hoy en el Velódromo se verán sus dos facetas

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2012 a las 19:14

Decir que Calle 13 es reggaeton es simplificar demasiado. A pesar que desde sus comienzos afirmaron que no sucumbían al género musical que hizo famoso Daddy Yankee, sigue siendo el término que más se asocia al dúo.

Y como toda simplificación, es discutible. Si en Calle 13 su Atrévete-te-te era un reggaeton de pura cepa, en sus últimos discos y en especial en Entren los que quieran, atraviesan el mapa sonoro para incluir merengue, cumbia, folclore, rock y hip hop.

Si Latinoamérica es un gran crisol de culturas unidas por un mismo idioma, la música de Calle 13 es precisamente eso: un viaje musical ofrecido por la composición inteligente de Eduardo Cabra (Visitante) con el incisivo rapeo de René Pérez (Residente) como denominador común.

La fusión y la conciencia social son los dos aspectos que pertenecen al ADN de la banda desde sus comienzos, pero se hicieron cada vez más evidentes luego de su éxito masivo.

Sin embargo, es su interés por los problemas sociales lo que los termina de diferenciar de la camada de artistas reggaetoneros, donde todo es fiesta y gasolina.

Previo a la salida de Calle 13 en 2005, el dúo lanzó por internet Querido F.B.I., una canción inspirada en la frustración que Pérez sintió luego de que la agencia estadounidense diera muerte a Filiberto Ojeda Ríos, líder del grupo revolucionario Los Macheteros, considerado fugitivo.

Su muerte sucedió además en el aniversario del Grito de Lares, un movimiento armado que luchó por la independencia de Puerto Rico de España.

Esa misma independencia, pero ahora de Estados Unidos, es una de las causas que más pregona por el mundo Calle 13.

Pero no es lo único. En Pal’ Norte hablan de la situación de los latinoamericanos migrantes. En Los de atrás vienen conmigo y La Perla realzan su origen en la pobreza y dedican su música a los barrios carenciados de todo el continente. Preparame la cena musicalizó una campaña de MTV que busca concientizar sobre el trabajo infantil y la trata de personas. Mientras que Latinoamérica propone la unión de los pueblos del continente.

Fue gracias a Querido F.B.I. que llamaron la atención de la prensa y el público local, meses antes que Atrévete-te-te sonara en todos lados hasta el hastío. Y fue a partir de su notoriedad que The New York Times tildó a Pérez como “el primer intelectual” del reggaeton.

Pero hay que ser sinceros: la fiesta nunca queda de lado con Calle 13. Sus canciones tocan discusiones actuales y demandan una toma de conciencia, pero no hay que olvidar la gran base bailable sobre la cual se construyen sus temas.

Y eso es lo que vale la pena de sus espectáculos en vivo. La energizante ciclotimia musical de sus canciones y el carisma conquistador de Pérez hacen a sus shows una verdadera fiesta, que hoy podrá vivirse en el Velódromo Municipal.

Las entradas se pueden adquirir en Abitab a $ 1.040 en campo y $ 540 en tribuna. Y, como ejemplo de su compromiso constante, donando $ 40 a Amnistía Internacional, la entrada a campo se bonifica con 25% de descuento.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...