Nacional > NEPOTISMO

Renunció el hermano de la intendenta Adriana Peña en Lavalleja tras el informe de la Jutep

Se desempeñaba como director de Comunicación y tomó la decisión luego de conocerse el informe de la Jutep sobre su caso

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2018 a las 10:59

Néstor Gerardo Peña Hernández, el hermano de la intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, renunció este martes al cargo al que había sido designado por la jefa comunal: director del área de comunicación de la Intendencia. El caso se conoció en febrero, luego de varias denuncias de nepotismo en las administraciones departamentales, y que salió a la luz con la situación del intendente Artigas, Pablo Caram, quien tiene contratados a tres familiares y su pareja en su intendencia.

Lea también: Adriana Peña: "Los cargos de confianza son para cubrirse la espalda"

La Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), que había publicado un comunicado en febrero exhortando a los jerarcas del Estado a "corregir de inmediato" todas aquella situaciones en que se contravenga el artículo 35 del decreto 30 del 2003 –la norma que prohíbe el acceso a oficinas públicas de familiares del jerarca dentro del segundo grado de consanguinidad–, elaboró un informe sobre la situación del hermano de Peña, que ya fue enviado a la jerarca.

En su carta de renuncia, Gerardo Peña escribió que no tenía la intención de "generar un estado de conmoción frente a la opinión del organismo". Y aseguró luego, dirigiéndose a su hermana: "La ética siempre ha regido nuestra vida al igual que la suya y que frente a este manto de dudas y debido a la exposición pública de mi persona y el dolor de toda la familia, me ha llevado a tomar tan triste decisión". En su descargo también se refirió a que él entiende que desempeñó su trabajo con "eficiencia y asiduidad (...) conocimiento, rectitud, honestidad (...) compromiso y profesionalismo".


Gerardo Peña formaba parte de la administración departamental desde hace años, según había informado la comuna en un comunicado de febrero, y ahora se encontraba en pase en comisión, ya que es funcionario de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

El exdirector de comunicaciones de la Intendencia de Lavalleja escribió como conclusión que para el informe que elaboró la Jutep para analizar esta situación envió declaraciones juradas en las que "demuestra fehacientemente" que no se enriqueció con la tarea. "Por el contrario, porque a lo largo de estos años he perdido oportunidades laborales y ascensos en mi lugar de origen laboral", dijo.

La jefa comunal también es cuestionada por tener a su actual pareja, Gastón Elola, como director de Obras de la Intendencia. La polémica por este caso se despertó con fuerza cuando Peña pretendió aumentarle su sueldo en un 107% –junto con el de otros jerarcas de la comuna–, algo que fue rechazado por la Junta Departamental, incluso por los propios beneficiados, que renunciaron al privilegio.

Comentarios