Opinión > Opinión

Ricos y pobres

Reflexiones sobre la pirámide de la riqueza mundial

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2019 a las 05:02

¿La pobreza está disminuyendo en el mundo? Como suele ocurrir, la respuesta correcta depende de la definición de los términos. Si definimos como “pobre” a una persona con un ingreso mensual menor que un monto determinado, que marca la “línea de pobreza”, no cabe la menor duda de que la respuesta debe ser afirmativa. Hay muchos estudios que demuestran de un modo concluyente que la pobreza, definida según los ingresos, está disminuyendo significativamente en el mundo. Globalmente, muchos millones de personas están saliendo de la pobreza.

Sin embargo, la cuestión cambia mucho si se define la pobreza en función de la riqueza neta, en lugar de los ingresos.

El Credit Suisse Research Institute (CSRI) publicó hace poco la novena edición de su Informe sobre la Riqueza Mundial (Global Wealth Report). Este informe, publicado anualmente desde 2010 con los datos de cada año, analiza con lujo de detalles la distribución de la riqueza neta en todo el mundo. La riqueza neta se define como activos financieros más activos no financieros menos deuda. Cada uno de los informes contiene una gráfica llamada “pirámide de la riqueza mundial”, que divide a la población adulta del mundo en cuatro niveles en función de su riqueza. En 2018, en el nivel más alto de la pirámide había 42 millones de millonarios, que representaban el 0,8% de la población mundial y poseían un total de 142 billones de dólares, el 44,8% de la riqueza mundial. En cambio, en el nivel más bajo había 3.211 millones de personas con riqueza neta menor que US$ 10.000, que representaban el 63,9% de la población mundial y poseían en total 6,2 billones de dólares, el 2,0% de la riqueza mundial. Ese año, la riqueza promedio de cada uno de los cuatro niveles de la pirámide fue respectivamente de: 1) US$ 3.380.952; 2) US$ 286.009; 3) US$ 33.109; 4) US$ 1.931. 

“Las porciones de la pirámide de la riqueza de los millonarios y de la riqueza neta ultraalta (UHNW [ultra-high net worth]) han cambiado más que cualquier otro segmento en este siglo. El número de millonarios se ha triplicado, mientras que el número de individuos UHNW (con riqueza neta mayor que US$ 50 millones) se ha cuadruplicado, convirtiéndolos en el grupo de titulares de riqueza de crecimiento más rápido. Esto se debe en parte al hecho de que las fronteras de los millonarios y la UHNW son estáticas y absolutas, mientras que toda la distribución de riqueza se está desplazando a medida que el mundo se vuelve un lugar más rico, bajando progresivamente la barrera para la membrecía a lo largo del tiempo. La desigualdad ascendente también puede impulsar la velocidad a la cual se crean los nuevos millonarios.” (CSRI, Global Wealth Report 2018, p. 17; la traducción del inglés es mía).

Aunque los informes citados proveen muchísima información, hay algunos números importantes que aparentemente faltan. Tuve que calcular por mí mismo las variaciones de la riqueza promedio de cada nivel de la pirámide a lo largo del período 2010-2018. Para hacer esto correctamente se debe considerar la inflación en dólares. En mis cálculos, supuse que un dólar de 2010 equivale a 1,158 dólares de 2018. Los resultados fueron muy impactantes: en ese período, sólo el nivel más alto de la pirámide aumentó su riqueza promedio (concretamente, aumentó US$ 69.647); en cambio, la riqueza promedio disminuyó en cada uno de los otros tres niveles. El caso más dramático fue el del nivel más bajo, que en ocho años perdió el 38,2% de su riqueza promedio. Por supuesto, dado que se trata de promedios, esto no significa que todos los individuos del primer nivel (los millonarios en dólares) se enriquecieron y todos los de los niveles segundo, tercero y cuarto se empobrecieron. 

Por consiguiente, los millonarios no sólo poseen un porcentaje alto y en general creciente de la riqueza mundial, sino que como grupo se están quedando con casi todo el aumento de la riqueza. En términos de riqueza neta, en general los ricos se están volviendo cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. ¿Cómo puede ser esto verdad si a la vez es verdad lo que dije en el primer párrafo de este artículo? Hay una hipótesis simple capaz de explicar la aparente contradicción: aunque en general los pobres tienen ingresos cada vez mayores, y por ende tienden a superar la línea de pobreza, su riqueza neta disminuye porque sus gastos aumentan más que sus ingresos. 

Obviamente, algo está funcionando muy mal en la economía mundial. Cabe suponer que, pese a que no se habla mucho del asunto, de a poco la gente está cayendo en la cuenta de esta situación tan insatisfactoria. Probablemente sea la creciente conciencia de esta injusticia lo que está alimentando el actual movimiento populista en gran parte del mundo. Frente al fracaso rotundo de las ideologías predominantes (liberalismo y socialismo) en cuanto a mejorar la distribución de la riqueza, el mundo parece disponerse hoy a probar otras alternativas. Sugiero que convendría dar una oportunidad al socialcristianismo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...