Estilo de vida > Viajes

Ruanda, el país de las mil colinas

De pasado sangriento, presente prolífico y un gran futuro, Ruanda, es una tierra que tiene mucho para ofrecer y enseñar

Tiempo de lectura: -'

03 de marzo de 2018 a las 05:00

Ruanda es llamada la "Tierra de las mil colinas" gracias a su enigmático paisaje montañoso. La sinuosa belleza se completa con las costas del enorme Lago Kivu, la interminable vegetación tropical y la presencia de los animales que únicamente pudimos ver alguna vez a través de la pantalla. Uno de los motivos que hicieron famoso a este país son sus gorilas de montaña. De hecho fue aquí donde realizó gran parte de su trabajo de 22 años la científica Dian Fossey, cuya profunda investigación se convirtió en libro, y luego en la famosísima e icónica película Gorilas en la niebla, con Sigourney Weaver como protagonista.

La pequeña –pero de espíritu enorme– Ruanda se encuentra en la zona central de África, y limita con Uganda, Burundi, República Democrática del Congo y Tanzania.

Ruanda rural

El país apunta sus baterías a salir adelante pasando la página de uno de los genocidios más sangrientos de la historia mundial; Kigali, su capital es hoy una ciudad segura y bella, en la que vale la pena invertir tiempo antes (o después) de lanzarse a la aventura de los maravillosos parques nacionales en las diferentes zonas del país.

Gorilas en el parque

Gorila Ruanda

El Parque Nacional de los Volcanes es, para muchos, el motivo principal de visitar Ruanda. Se encuentra al límite de República Democrática del Congo (Parque Nacional Virunga) y de Uganda (Parque Nacional del Gorila de Mgahinga). El motivo principal de su fama se debe a que funciona como refugio del gorila de montaña. El parque alberga también cinco de los ocho volcanes de las montañas Virunga: Karisimbi, Bisoke, Muhabura, Gahinga y Sabyinyo, con un hermoso paisaje de selva y bambú. El parque se creó en 1925 para proteger a los gorilas de los cazadores furtivos. Es esta el área donde Fossey realizó su trabajo de campo con los gorilas. En 1967 se fundó el Karisoke Research Center, para estudiar esta especie en peligro de extinción. En 1985 Fossey fue asesinada, se cree que por cazadores furtivos, pero una fundación ha seguido con sus investigaciones. Hoy el Karisoke tiene sus instalaciones en la localidad de Musanza, cerca del parque; es un centro de investigación de alta calidad, con laboratorios, información sobre los gorilas y espacio de exhibición.

Quienes desean avistar gorilas lo pueden hacer contratando una travesía de trekking para recorrer la selva. Es una tarea ardua de rastreo, y se emiten pocos permisos diarios, o sea que hay que planificarlo con tiempo, y no se puede pasar más de una hora en el lugar.

Paraíso de senderistas

nyungwe forest

El Nyungwe Forest National Park es un paraíso para los senderistas. Existen 13 senderos con más de 130 kilómetros a través de la selva. Se pueden wcontratar desde tours de cuatro horas hasta planes de varios días. Este parque es tan espectacular que mucha gente decide alojarse en uno de sus lodge o resorts con unas vistas impresionantes. Esas las travesías, si bien pueden tener de mediana a alta exigencia, es la manera de descubrir la vida salvaje, la fauna, la flora y la enorme belleza de una naturaleza difícil de encontrar en otros lugares. Uno de los trekkings más requeridos es el de avistaje de chimpancés. Es una oportunidad de animarse y hacer canopy entre los árboles, una increíble posibilidad de interactuar con la naturaleza desde la altura.

"Cinco animales grandes"

El Akagera National Park, que había sido semi abandonado, fue recuperando su vigor luego de haber funcionado como campo de los refugiados del genocidio. Y a partir del 2010, año en que el gobierno comenzó a realizar acuerdos e inversiones para que volvieran los "cinco animales grandes" (el león, el leopardo, el búfalo, el elefante y el rinoceronte) el éxito estuvo asegurado. En 2015 comenzaron a llegar los leones, el mayor atractivo del parque, y la población de esta especie ha crecido de manera significativa. Pero no solo los "cinco grandes" hacen de Akagera un enorme atractivo, sino las cientos y cientos de especies de la más variada fauna que cohabitan en esta enorme área de 2500 kilómetros cuadrados. Se realizan en este parque safaris tanto diurnos como nocturnos. Son variadas las opciones de alojamiento que existen en las cercanías del parque.

El Lago Kivu

Otra de las zonas espectaculares, cambiando completamente el paisaje y el objetivo, son las playas rodeadas de exuberante vegetación a orillas del lago Kivu. Gisenyi es el lugar de veraneo en Ruanda. En un hermoso entorno es posible disfrutar de playa y sol, descanso, degustar un rico plato local y realizar diferentes actividades. Kivu Beach es el lugar donde tomar sol y darse un baño de agua dulce, o hacer un paseo en barco. En los hoteles se pueden contratar visitas a minas de coltán y wolframio.

Kigali

La capital de Ruanda es el lugar donde es palpable la pujanza del país. De gente amigable, es una ciudad limpia y segura, que muestra su historia y su presente mediante el arte, la gastronomía y su patrimonio cultural. La memoria ocupa un lugar importante en el país, mediante memoriales y museos. El Museo del Genocidio es un lugar obligatorio si se visita Kigali. Es donde entender -dentro de las limitantes que enfrenta un extranjero, aunque las explicaciones sobre esta barbarie está explicado de manera completa y sencilla- , lo que sucedió en el país a principios de los años 90. Está concebido en el concepto moderno de museísmo, en el cual el visitante se va trasladando por las diferentes áreas que, en diversos formatos sigue la línea de tiempo y el devenir de los acontecimientos. Es impactante y logra la reflexión de quien lo transite.

Kigali Ruanda

Colorido y donde mezclarse con la población local, Kimironko Market es el lugar donde comprar algunas frutas, objetos y artesanías, otro imperdible de Kigali. La ciudad es muy animada y hay variedad de lugares donde detenerse a degustar gastronomía de las diferentes zonas de África, así como platos europeos y comida china. El café es otro de los atractivos ruandeses, en cuyos coffee shops se puede apreciar el arte del barista y la molienda a la vista de los clientes, con un excelente café de especialidad. El arte está también presente en centros culturales y galerías de arte, como el Inema Art Center y la Niyo Art Gallery, lugares donde ver el trabajo de artistas locales y el patrimonio cultural ruandés. Y no hay que abandonar el país sin conocer el palacio del rey: el King's Palace Museum, en Nyanza, a 88 kilómetros de Kigali es el lugar donde residía el rey Mutara III. Este museo ofrece una visión detallada de lo que fue la monarquía ruandesa, en un impresionante lugar restaurado a la usanza del siglo XIX y realizado por completo en materiales tradicionales. En el barrio vecino de Mwima, se pueden visitar las tumbas del Rey Mutara III y su esposa la reina Rosalie Gicanda.

Milk zone

Este es un clásico que comenzó como una necesidad y hoy está de moda entre los jóvenes: reunirse en establecimientos comerciales que solo ofrecen leche. Hay miles de milk zone, la mayoría de ellos en Kigali, donde se vende leche que proviene de la Ruanda rural. Para los ruandeses -y ahora también para los turistas- el ritual de tomar leche ya no tiene que ver solo con alimentarse o quitarse la sed; es más bien una actividad para socializar, como si se tratara de un tradicional bar de copas.

Comentarios