Latinoamérica 21 > LATINOAMÉRICA 21

Se reduce el peso de los commodities no-renovables en los ingresos tributarios de la región

Tiempo de lectura: -'

05 de abril de 2018 a las 05:00

Históricamente América Latina ha dependido en gran medida de las materias primas, y los vaivenes de sus precios han marcado el ritmo de los ciclos económicos de la región. Sin embargo, desde el punto de vista fiscal, la dependencia de la región de los recursos naturales no-renovables, como los hidrocarburos y los minerales, ha disminuido claramente entre el año 2010 y 2016. Estas es la conclusión del informe Estadísticas Tributarias en América Latina y el Caribe 2018, elaborado por un grupo de organismos internacionales.

Entre el año 2015 y 2016, los ingresos fiscales en los países de América Latina provenientes de recursos naturales en general mantuvieron la tendencia decreciente y pasaron del 3,5% al 2,3% del PIB. El informe, publicado en conjunto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), afirma además que los ingresos a las arcas del Estado por hidrocarburos, en los diez países exportadores de petróleo, cayeron del 5,0% al 3,4% del PIB. Esta reducción se debió a la baja de los precios, y como consecuencia a una sensible reducción de la producción.En cuanto a los productos mineros, los ingresos se mantuvieron sin variables significativas alrededor del 0,4% del PIB.

En estos años sin embargo, la recaudación impositiva como proporción del PIB se redujo apenas un 0,3%. Estos datos, no solo reflejan la baja de la demanda y de los precios del petróleo durante los últimos años, si no también un cambio en la estructura impositiva donde los impuestos al consumo y a la renta tienen un peso en los ingresos a las arcas del Estado cada vez mayor.

Según el informe, se prevé que los ingresos fiscales por productos básicos volvieron a aumentar porcentualmente en 2017 debido a la subida de los precios. Sin embargo, según afirmó Ángel Melguizo, jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe de la OCDE en una entrevista al diario El País de España, los ingresos por hidrocarburos en 2017 bajaron hasta llegar al 3,3% del PIB. Por lo tanto, mientras que los ingresos tributarios totales por materias primas aumentaron, los correspondientes a los hidrocarburos disminuyeron, lo que representa, según Melguizo "la creciente desconexión de los ingresos por commodities".

Estos resultados corroboran el avance de la región con respecto a las recomendaciones de los diferentes organismos en cuanto a la profundización en la diversificación de las fuentes de ingreso.Mientras que durante el período del auge de las materias primas, impulsado sobre todo por la demanda china, los ingresos del sector representaban entre un tercio y la mitad de los recursos públicos totales, en la actualidad son apenas el 10%. Y en este marco, que se hayan mantenido los ingresos tributarios en un escenario de desaceleración económica es un buen señal, según Melguizo.

La diversificación de las fuentes de los ingresos fiscales es fundamental para la estabilidad del sistema tributario. Y en ese marco, según el informe, aún hay margen para profundizar como por ejemplo en el impuesto a la renta de las personas de mayores ingresos. De esta manera se podría alivianar la carga tributaria a las empresas y al consumo.

Jeronimo Giorgi, es un periodista uruguayo dedicado a temas internacionalesy ha colaborado con varios medios de América Latina y Europa.



REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...