19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
27 de enero 2023 - 18:33hs

La sociedad francesa “sigue siendo muy sexista en todas sus esferas”, dijo en su informe anual el organismo de control por la igualdad sexual creado por el gobierno e hizo sonar la alarma sobre las tasas de dos dígitos de violencia sexual informados por mujeres.

El Consejo Superior para la Igualdad entre Mujeres y Hombres pidió un “plan de emergencia” nacional para combatir lo que describió como “las consecuencias masivas, violentas y en ocasiones letales” del sexismo contra las mujeres.

En una encuesta encargada por el Consejo, un tercio de las mujeres informaron haber sido acosadas por sus parejas en actos sexuales que no querían mantener. Alrededor de una de cada siete de las mujeres que respondieron a la encuesta dijeron que los hombres las habían forzado a tener relaciones sexuales, y un número similar informó haber sido golpeada y empujada por sus parejas.

Más noticias

La presidenta del organismo, Sylvie Pierre-Brossolette, expresó especial preocupación por el sexismo entre los hombres más jóvenes “inmersos en las redes sociales, la tecnología digital y la pornografía”. Afirmó que el sexismo debe ser “combatido desde la más joven de las edades”. El Consejo presentará sus hallazgos al presidente francés, Emmanuel Macron, esta semana.

En declaraciones a la radio France Inter Pierre-Brossolette afirmó que “los jóvenes, en particular, se educan digitalmente en estas escenas de violencia mundana, de relaciones entre hombres y mujeres que son completamente de dominación y que impregnaron a la sociedad”.

El informe del Consejo se produce a casi seis años del inicio del movimiento “MeToo”, cuando la actriz estadounidense Alyssa Milano denunció que el productor de Hollywood Harvey Weinstein había abusado sexualmente de ella.

A partir de su denuncia, se descubrió que los abusos de Weinstein contra mujeres sumaban centenares durante dos décadas y, desde entonces, las mujeres comenzaron a compartir sus experiencias de violencia sexual en las redes sociales bajo la etiqueta en inglés #MeToo.

El primer día, esa etiqueta se utilizó 200.000 veces en Twitter y, al día siguiente, más de medio millón de veces. #MeToo fue tendencia en más de 85 países y tuvo ramificaciones en muchos otros idiomas.

El plan de acción de 10 puntos propuesto por el Consejo incluye el llamado a una regulación más estricta del contenido en línea de las publicaciones. Otras sugerencias consisten en hacer que la capacitación contra el sexismo sea obligatoria en los lugares de trabajo y prohibir los anuncios que sugieran que algunos juguetes infantiles son para niños y otros para niñas.

Francia hizo progresos significativos en algunas áreas. La primera ministra Elisabeth Borne es la segunda mujer en ocupar el cargo y la cámara baja del parlamento tiene a su primera mujer presidenta, Yaël Braun-Pivet, desde junio.

El gobierno de Macron aumentó los recursos policiales contra la violencia doméstica y ofreció anticonceptivos gratuitos a todas las mujeres hasta los 25 años.

Los legisladores también están trabajando para garantizar constitucionalmente el derecho al aborto en Francia, con un proyecto de ley destinado a evitar cualquiera de los retrocesos en los derechos reproductivos que se vieron en otros lugares, incluso en los Estados Unidos.

Aun así, el Consejo de igualdad describió la situación general de las mujeres en Francia como “alarmante” y afirma que el sexismo no retrocede en Francia, por el contrario, algunas de sus manifestaciones más violentas se agudizan y las generaciones jóvenes son las más afectadas.

“Desarraigar el sexismo es muy difícil”, aseguró Pierre-Brossolette.

Temas:

Francia

Seguí leyendo

Te Puede Interesar