Cargando...

Estilo de vida > EN VIDEO

Sirenas, un caballo de calesita y alforjas de camello: ¿qué secretos esconde café Zinc?

Aarón Hojman es dueño de un espacio donde el diseño moderno y lo antiguo se encuentran

Tiempo de lectura: -'

14 de marzo de 2018 a las 05:00

Feliz año nuevo! ✨ Hoy estamos abiertos hasta las 18:00, nos vemos de nuevo a partir del martes!

Aarón Hojman tiene sicarios. Ellos reciben sus órdenes y ejecutan; buscan, consiguen y desarman. Ese punto del proceso, el desarme, es el que más le duele y por eso le pide a otros que lo hagan. Tal vez así pueda fingir que nunca ocurrió.

Aarón –cincuenta y tantos, pelo blanco, sonrisa pícara, fanatismo por el café– es dueño de miles de objetos antiguos y particulares. Los consigue en todas partes del mundo o de amigos que los consiguen en todas partes del mundo. Salen de rincones impensados. Donde el resto de los mortales ven basura y baratijas, él ve conceptos –arte– y revaloriza todo.

Cada vez que una fábrica, un taller o un local –que puede ser desde una zapatería hasta una biblioteca– cierra sus puertas, allí aparece Aarón con su mirada tan particular de las cosas y comienza el rastreo.
Cuando encuentra un objeto con potencial, se lo marca a sus sicarios y así se inicia el desarme. Claro que cuando llega ese momento, los ojos de Aarón ya están en otra parte. La selección suele ser amplia: desde una escoba hasta una mesa. ¿El criterio? Decadencia. Lo decadente es su verdadera debilidad.

Eso sí, no es coleccionista. No le tiene mucha simpatía a ese término.
Los objetos extraídos del olvido viajan directamente a Zinc, un local que el mismo Aarón diseñó y construyó en 2002 en La Barra de Maldonado. Desde fuera aquello parece un cementerio de chatarra en medio de restaurantes y locales de moda en uno de los puntos más sofisticados y concurridos de la costa este.

Ese caos es su primer filtro de público. "Hay que tener un poco de olfato para darse cuenta de que acá adentro puede haber algo que valga la pena", dice. Levanta una ceja y abre los ojos esbozando esa expresión traviesa tan propia de él.

Embed

Una publicación compartida de Cafe Zinc (@cafezinc_) el

La mayoría de sus clientes no son uruguayos. Muchos vienen de Brasil y de ciudades como Londres, Nueva York y Los Ángeles. Lugares en los que la decoración de interiores no necesariamente quiere decir muebles chinos prearmados de grandes almacenes cuyos catálogos se renuevan cada temporada.

Quienes eligen comprarle a Aarón rara vez seleccionan un producto solo. Suelen amueblar una habitación siguiendo un mismo criterio estético e incluso hogares enteros. Si bien es difícil imaginarse cómo algunos de esos trastos pueden encajar en orden y armonía en un mismo espacio, Aarón y su equipo lo logran con muchísimo estilo. Para demostrarlo, a pocas cuadras de la tienda, está Casa Zinc, un hotel boutique en donde cada habitación está decorada con objetos antiguos siguiendo un concepto.
Allí, la visión de Aarón se materializa en un escenario casi cinematográfico.

Para construir esos espacios Aarón sigue una única regla: no travestir los objetos. Una escultura es una escultura, no una lámpara; una revista es una revista, no un empapelado de pared; y un tocadiscos es un tocadiscos, no un reloj. "Detesto que le den a las cosas una función que no tienen", dice.

Entre mapas y viajes de fantasía

Cuando Aarón era niño, su ejercicio favorito era perderse tardes enteras entre las páginas de la revista National Geographic. Podía pasar horas mirando aquellas fotografías tomadas en lugares exóticos por –tal vez– los mejores fotógrafos del mundo. Pero el mejor momento llegaba a la mitad de la revista en donde venía enganchado un mapa plegable que Aarón extendía sobre el piso y, luego de absorberlo con mirada inquieta, pegaba en algún agujero que quedaba en la pared de su cuarto: un atlas a gran escala.

Esa era su manera de viajar y conocer el mundo.
Cuando tuvo edad suficiente comenzó a conocer el universo industrial desde adentro.

Embed

¿Por dónde comenzamos hoy? ☕

Una publicación compartida de Cafe Zinc (@cafezinc_) el

Su padre era asesor de industrias y Aarón solía acompañarlo en su recorrida por fábricas, plantas, imprentas y naves industriales. Aarón se fascinó con la estética de esos espacios –amplios, construídos con materiales fríos, en algunos casos decadentes– y hoy la reproduce en Zinc y sus distintos emprendimientos. Llegar a sus locales en La Barra es conocer sus gustos, sus obsesiones y sus pasiones.

Los objetos más particulares de Zinc

Sirenas de fibra de vidrio

sirenas café zinc

undefined

Muchos las recordarán por ser las anfitrionas del boliche Tequila en Punta del Este. Ahora, esta colección de sirenas esculpidas y pintadas en fibra de vidrio en tamaño real se encuentran en la tienda de objetos Zinc.

Si bien no están a la venta, forman parte de esa atmósfera ecléctica en el local de La Barra. El resto de las sirenas están ocultas en el bosque doméstico de Hojman.

Mesa de dibujo italiana

mesa café zinc

undefined

Para Aarón es difícil determinar cuál de todos es su objeto favorito. "Es como preguntarle a un padre que tiene muchos hijos a cuál de todos prefiere", dice. Sin embargo hay algunos a los que recuerda con especial cariño. Uno de ellos es una mesa italiana de dibujo de fines del siglo XIX. Se trata de una estructura de madera y metal que se puede regular en cualquier sentido y que él guarda con mucho cariño.

Sillón de cuero

silla café zinc

undefined

En muchos casos, Aarón elige los objetos no por lo que son sino por su historia, origen o lo que representan. Este el caso de un sillón de cuero bastante tradicional que encontró un día que lo llamaron para desarmar una vieja sastrería sobre la Avenida 18 de julio. Recuerda que vio el sillón en una sala de espera y le fascinó. Todavía lo conserva porque espera, en algún momento, montar una sastrería, aunque no vaya a abrirla al público.

Boletera del cine La Fragata

cine café zinc

undefined

Otra de las aficiones de Aarón es el cine. Dice que se crió yendo a Cinemateca y que por eso tiene un vínculo muy especial con el séptimo arte. La vez que un conocido le ofreció lo que parecía ser la boletera del cine La Fragata, no dudó en aceptarla. Aarón explica que es difícil determinar si se trató de una boletera de ese cine pero que sí recuerda haberla visto ahí en una de sus visitas. Sin embargo dice que "cuando uno recuerda miente".

Alfombras y alforjas de camellos traídas de Turquía

alfombra café zinc

undefined

En uno de sus tantos viajes, Aarón visitó Turquía. Y se enamoró de las alfombras. Entonces trajo una amplia colección de tapices y alforjas para camello, un accesorio difícil de encontrar en el mercado local. Su plan es alguna vez regresar a la zona de Capadocia y reabastecer su stock.

Figurines de los mercados de pulgas de Nueva York

figurines café zinc

undefined

Hace algunas décadas, muchas revistas y cuentos infantiles venían con una pieza clave: los figurines de moda. Aquellas siluetas femeninas y masculinas que podían ser adornadas con los vestidos y accesorios de moda en aquel momento, eran sensación. Con el tiempo los figurines dejaron de estar bajo el foco de atención y pasaron al olvido. Aarón todavía guarda algunas revistas con estas muñecas.

Un caballo de calesita

caballo café zinc

undefined

Despintado y con una expresión aterradora, Aarón conserva en la tienda Zinc un caballo de calesita de origen desconocido. La falta de precisión en los trazos del dibujo y la calidad del material con la que está hecha la escultura, le indican a Aarón que es probable que el caballo formara parte de un juego en una feria itinerante que viajaba por los pueblo en el interior del país.


Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...