Cargando...

Opinión > TRIBUNA

Sobre transformación y educación híbrida

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2022 a las 05:03

La transformación de la educación y de los sistemas educativos adquiere progresivamente la impronta de un movimiento universal en ciernes (UNESCO, 2022), de ribetes regionales, nacionales y locales, en favor de revisar en profundidad el cuadro de propósitos, contenidos, estrategias, intervenciones y recursos que orientan la formación de las nuevas generaciones. Ciertamente el desafío de asegurar la continuidad de los aprendizajes durante la pandemia nos permitió constatar la crudeza y dureza de la intersección entre múltiples vulnerabilidades generadas desde dentro y fuera de los sistemas educativos que excluyen a diversidad de alumnos de oportunidades de aprendizajes relevantes y sostenibles en el tiempo. En tal sentido, y como uno de los numerosos datos que evidencian situaciones penosas e inaceptables, la UNESCO estima que, con excepción de Europa y América del Norte, solamente 18 jóvenes de los sectores más pobres completan la educación secundaria por cada 100 que lo hacen de los sectores más ricos (Naciones Unidas, Cumbre sobre la Transformación de la Educación 2022).

Una de las puntas posibles de encarar la transformación radica en progresar desde un paradigma asentado en la formación presencial como hegemónica a otro en que las formaciones in situ y en línea se complementan potenciándose mutuamente en los enfoques, estrategias, contenidos y tiempos de instrucción. La revisión de los modos educativos puede constituir una formidable oportunidad para encontrarle renovado sentido y proyección a los roles y a las responsabilidades de educadores y alumnos, así como al currículum, a la pedagogía y al centro educativo, y crucialmente, a los procesos de enseñanza, aprendizaje y evaluación.

En particular, el programa HELA (Educación, Aprendizaje y Evaluación Híbrida por su sigla en inglés) que lidera la Oficina Internacional de Educación (UNESCO-OIE) a escala global, plantea precisamente una revisión profunda de la educación a partir de transversalizar integralmente los modos híbridos en los sistemas educativos. La iniciativa HELA persigue el objetivo de apoyar a los países en identificar, desarrollar, experimentar, evaluar, evidenciar y escalar los modos más efectivos basados en evidencia de integrar las formaciones presenciales y en línea con el objetivo que todos los alumnos estén preparados para encarar desafíos de vida y oportunidades como personas, ciudadanos, trabajadores, emprendedores y miembros de la comunidad. 

HELA se articula en torno a ocho dimensiones que se entienden como complementarias y mutuamente vinculantes a la luz de promover enfoques intersectoriales e interinstitucionales que reposicionen a la educación como política pública cultural, social, económica, ciudadana y comunitaria. Veamos cada una de las ocho dimensiones y dónde residiría el potencial transformador de los modos educativos híbridos.

En primer lugar, la veta transformacional híbrida yace en posicionar al alumno como persona entendido y apreciado en sus circunstancias, contextos, capacidades y preferencias que coadyuve a lograr una atención mas personalizada ajustadas a sus expectativas y necesidades. El reconocimiento y el apuntalamiento del potencial de aprendizaje de cada alumno es la base de una genuina inclusión educativa. Asimismo, la personalización de la educación requiere como contraparte de la priorización del alumno o la alumna como persona, el poder efectivamente combinar y no solo adosar, contenidos y materiales educativos presenciales y en línea que tengan sentido y utilidad para su bienestar y desarrollo integral.  

En segundo lugar, la impronta transformacional del enfoque híbrido radica en que la selección, priorización y progresión de competencias y conocimientos en espacios concatenados de formaciones presenciales y en línea, lleva a escrudiñar y a revisar las propuestas educativas en un doble sentido. Por un lado, permite poner mejor el foco en lo que se entiende como esencial en la formación desde el nivel inicial en adelante, y lograr progresivamente la siempre trabajosa articulación entre conceptos claves y contenidos esenciales que revistan sentido para alumnos y educadores. Por otro lado, la mirada puesta en cómo fluyen los aprendizajes, coloca la “incómoda” pregunta sobre la relevancia y la funcionalidad de mantener una educación fragmentada por ciclos y niveles educativos a la luz de priorizar la progresión fluida de los aprendizajes de cada alumno. 

En tercer lugar, el carácter transformacional híbrido esta dada por la posibilidad de repensar la identificación, organización y jerarquización de los saberes en el currículum, así como los contenidos y los tiempos de instrucción grupales y personalizados en función de las necesidades específicas de cada alumno. Esto implica que puedan existir infinidad de formas de combinar formaciones presenciales y virtuales para el logro de objetivos de aprendizaje que son iguales para todos los alumnos, y en tal sentido, fortalecer el desarrollo de diversidad de estrategias pedagógicas que busquen igualar en los resultados de aprendizajes (principio de equidad).

En cuarto lugar, el potencial transformador de los modos híbridos yace en que cada centro educativo asuma el desafío de desarrollar su traje o vestido a medida híbrido secuenciando e integrando espacios de formación a efectos de formar en los núcleos de competencias y conocimientos que son comunes y vinculantes para todos los centros. No existe un modelo único de referencia. Cada uno de los centros arma su propio combo de flexibilidad institucional, curricular, pedagógica y docente a efectos de explorar, experimentar, evidenciar y evaluar, las maneras más efectivas de potenciar el desarrollo de diversos tipos de competencias y conocimientos en modos combinados presencial y en línea.

En quinto lugar, la impronta transformacional híbrida supone renovadas formas de acercamiento, entendimiento, diálogo y colaboración entre educadores y alumnos. Por un lado, al ampliarse los espacios de interacción, así como los formatos y medios de comunicación, se pueden conocer mas en sus identidades físicas y virtuales, en grupos e individualmente, en tiempos sincrónicos y asincrónicos. Esto podría tener efectos potencialmente positivos en reducir las brechas y los desencuentros intergeneracionales. Por otro lado, al diversificarse los espacios de formación, se disponen de mayores oportunidades y recursos para que los educadores ideen e incorporen a los alumnos, en definir y abordar situaciones de aprendizaje que impliquen responder competentemente frente a desafíos. 

En sexto lugar, la veta transformacional híbrida se explicita en nuevos marcos de diálogo y de construcción colectiva entre la educación y el conjunto de las políticas sociales. Los modos híbridos llevan a un repienso del sentido y la dirección de las políticas sociales enfocadas en la educación. Por un lado, el estado fortalecido en su rol de garante de oportunidades universales asegura que familias y hogares tengan acceso en términos de infraestructura física y equipamiento, conectividad, plataformas y dispositivos, para que los modos híbridos sean efectivamente una palanca de equidad social y educativa. Por otro lado, el estado también debe garantizar redes de protección social, incluyendo entre otros componentes fundamentales, servicios de alimentación, de salud y de atención psicoemocional del alumno, en el marco de una intensa promoción de estilos de vida saludables, sostenibles y solidarios, así como calibrar y evidenciar sus impactos en el bienestar integral de la alumna o del alumno. 

En séptimo lugar, el carácter transformacional de los modos híbridos supone enfoques educativos plurales de apropiación de las tecnologías para expandir y democratizar los espacios de producción, circulación y diseminación de conocimientos entre educadores y alumnos. Por un lado, las tecnologías habilitan espacios para que familias, educadores y alumnos se comunique más fluidamente y a tiempo real encarando diversidad de situaciones vinculadas a los procesos de enseñanza, aprendizaje y evaluación. Por otro lado, las tecnologías pueden ser un fuerte aliciente para apuntalar el desarrollo de las competencias vinculadas a pensamiento autónomo, creatividad, empatía y trabajo en equipo bajo diversidad de ambientes de aprendizaje.  Asimismo, el uso de la inteligencia artificial en el marco de una visión con soporte ético y humanístico, puede ser un motor fundamental para ayudar a docentes y alumnos a encontrar respuestas personalizadas a sus necesidades.  

En octavo lugar, el potencial transformador de los modos híbridos se refleja en centros educativos que asumen la condición de comunidades de formación a lo largo y ancho de toda la vida. Alternativamente a visiones y prácticas intramuros, los centros educativos son el punto insoslayable y central de referencia para efectivizar un renovado contrato social en torno a la educación que involucra instituciones y actores políticos, sociales y educativos. La base de todo de este proceso de puertas abiertas es la confianza de ida y vuelta entre la diversidad de actores involucrados. 

En resumidas cuentas, la veta transformacional de los modos híbridos se exterioriza en una serie de aspectos que, visualizados conjuntamente y de manera sistémica, configuran ventanas de oportunidades para repensar la educación y los sistemas educativos. Los mismos refieren a la consideración del alumno o la alumna como persona, la progresión fluida de competencias y conocimientos, la revisión del status de los saberes en el currículum, los trajes o vestidos a medida curriculares de cada centro educativo, el apuntalamiento de culturas colaborativas entre educadores y alumnos, el fortalecimiento de las políticas públicas sociales, la apropiación de las tecnologías para democratizar el conocimiento, y la expansión de las oportunidades de formación sin restricciones. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...