Economía y Empresas > Verano 2021

Supercepo argentino se suma a la pandemia y eleva incertidumbre para temporada

El refuerzo de las restricciones cambiarias en la vecina orilla es una complicación extra para el turismo uruguayo, que es uno de los sectores más golpeados por el covid-19

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2020 a las 05:02

Si la próxima temporada de verano tiene un signo de interrogación grande dada la incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia en los países vecinos y la apertura de fronteras, las últimas noticias económicas provenientes desde Argentina son una complicación extra.

Aunque se mantiene el cupo de compra de US$ 200 mensuales por persona, las autoridades argentinas endurecieron el cepo cambiario buscando desalentar la demanda de moneda extranjera y aliviar la presión sobre las reservas.

Ahora los pagos en dólares que se realicen por compras en el exterior con tarjeta de crédito o débito se computarán dentro del límite del cupo mensual. Y si bien no se fija un tope al consumo con plástico, si los gastos mensuales superan esa cuota absorben la de los meses subsiguientes. Así, si alguien viaja al exterior y gasta US$ 1.000, durante cinco meses no podrá acceder a la compra de los US$ 200 mensuales.

Además, con el nuevo esquema, el dólar ahorro y los gastos en divisa con tarjeta en el exterior pagarán un adicional de 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias o de Bienes Personales. Eso se suma al 30% del llamado impuesto PAIS, con lo que el precio para comprar dólares en el mercado oficial se va a unos 130 pesos argentinos.

Las restricciones suponen un incentivo para el turismo interno y al mismo tiempo un encarecimiento para los argentinos que quieran viajar al exterior cuando la situación sanitaria lo permita. ¿Cómo puede pegar en la zafra estival de Uruguay que tiene como principal cliente al público argentino?

Más allá del  público de alto poder adquisitivo que siempre suele llegar en verano, esta nueva regla de juego es un elemento de mucho peso para el público de clase media que en aun en circunstancias de crisis pueda considerar mínimamente hacer un esfuerzo para vacacionar en Uruguay.

El socio de la consultora Cibils Soto, Marcos Soto, explicó a El Observador que con la foto de hoy hay dos variables que tienen un panorama “bastante negativo” hacia Uruguay. Por un lado está la evolución de la situación sanitaria que no muestra señales auspiciosas al otro lado del charco. A eso se suma la situación económica cada día más complicada y un paquete de restricciones cambiarias ahora reforzadas.

“En el pasado probamos que Uruguay tenía un piso de personas que venían, sea porque tenían su propiedad o porque veraneaban con otros fondos que ya tenía en el exterior. Perdemos mucho del argentino de clase media que ahorra durante el año para irse de vacaciones. Ese está en riesgo. Es el que da masividad y no tanto calidad de gasto”, apuntó.

Para el experto, los argentinos “están completamente desestimulados. “Cualquier argentino tiene todos los desincentivos para veranear.  Si están pensando en viajar es para irse definitivamente del país, no para veranear. Eso marca a las claras cómo está el estado de ánimo del consumidor y del mercado en general. Las restricciones a los dólares son un desestímulo más. (…) En Argentina no se sabe todavía cuál es el fondo. No hay nada que sugiera que la situación va a mejorar”, afirmó Soto.

Todo argentino sabe que, por más que haya zonas de Uruguay en que se acepte el peso argentino, siempre le convendrá venir con dólares en la mano. Eso implica dos vías: si lo compra en el mercado oficial, ahora le saldrá un 27% más caro –por efecto del nuevo recargo–, o más todavía si debe comprarlos en el mercado informal.

Por su parte, el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez Escrich, dijo a El Observador que el tema se sigue con tranquilidad y expectativa. "Estas situaciones cambian día a día. Seguimos con incertidumbre sobre apertura de fronteras y evolución del Covid. Argentina hará lo imposible para evitar salidas, pero este no es el camino y ya tuvimos experiencias no tan lejanas donde estas trabas no fueron impedimento y hoy menos aún", afirmó el empresario.

Ayer miércoles en Argentina también había incertidumbre sobre qué pasará con las agencias que cobran los paquetes en pesos, pero que tienen que comprar dólares para pagar a los proveedores que tienen en el exterior.

En ese sentido, la gerente general para Argentina y Uruguay de la agencia Despegar, Paula Cristi, expresó a Clarín que se está analizando el detalle de la norma para adecuar la operativa. De todas maneras adelantó que se puede prever “que tendrá un impacto fuerte en el turismo, que ya venía siendo afectado negativamente en los últimos años y que la pandemia profundizó”.

 “Pensar en acompasar el tipo de cambio argentino es imposible”

Consultado sobre la evolución del tipo de cambio y su incidencia en la competitividad del país, el presidente Luis Lacalle Pou dijo el miércoles que se debe diferenciar el atraso cambiario con los vecinos del resto de los países con los cuales se comercia.

“Pensar en acompasar el tipo de cambio argentino es imposible porque es mucho más lo que perdés que lo que ganás. Lo mismo con Brasil. No nos podemos meter en esa montaña rusa, entre otra cosas porque en la foto grande eso afecta la credibilidad, la certidumbre y es un golpe al corazón de la confianza”, afirmó Lacalle Pou en entrevista con el programa Valor Agregado de radio Carve.

El escenario planteado por las autoridades en el proyecto de ley de Presupuesto establece que el tipo de cambio nominal mantenga una evolución similar a la inflación en el escenario de proyección.

Para 2020, se proyecta un dólar a $ 43,7 en promedio. En 2021 treparía a $ 46,9 (+7,3%) y en 2022 llegaría a $ 49,2 (+4,9%). Para los últimos dos años de gobierno, se estima que el tipo de cambio mantenga la racha alcista con una cotización de $ 51,8 para 2023 (+5,3%) y de $ 53,4 para 2024 (+3%). Esto no constituye una meta de política, sino un supuesto de trabajo sobre el cual se elaboró la estrategia presupuestal. Este miércoles el dólar operó estable en el mercado local con mínimo descenso de 0,02% y el promedio interbancario se ubicó en $ 42,434.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...