Estilo de vida > Tan Verde

Sustituciones que te salvan: ¿cuándo vas a probar una receta nueva?

Un listado de estrategias para no complicarte en la cocina y aprovechar lo que tenés en casa

Tiempo de lectura: -'

21 de marzo de 2019 a las 05:00

Por Lic. en nutrición Maren Torheim*.

¿Cuándo vas a probar una receta nueva, qué te resulta más difícil?

Tal vez es una forma de preparación diferente, tal vez hay muchos ingredientes y ya te da pereza, o tal vez parece realmente simple y rápida pero hay un ingrediente por ahí que te complica la vida.

Me pasa.

Amo probar nuevas recetas y experimentar, pero lo admito – para el día a día descarto las recetas con demasiados ingredientes, especialmente si no los tengo en la cocina. ¿Sos como yo?

La variedad es clave para una alimentación saludable y que ayuda al detox pero, ojo, variar no quiere decir hacer pura receta complicada de 40 ingredientes. De hecho, variar puede ser lograr pequeños cambios en tus recetas de toda la vida o animarte a sustituir ese ingrediente “raro”.

Si te vivís trancando porque siempre hay un ingrediente raro, acordate de esto:

Lo realmente importante a sustituir es tu actitud. Chau miedo y bienvenida aventura.

De ahora en más no te estreses cuando veas un ingrediente nuevo en la lista de recetas. Si te animás a probarlo y lo encontrás cerca, buenísimo, genial, medalla y beso. Pero si realmente no te podés hacer de él o no te animás a probar la maca por ahora, hacé una sutitución y no te “des palo” por ello.

Está comprobado que quienes se tienen paciencia en la etapa de cambio ven mejores resultados (y más duraderos) que quienes son demasiado estrictos consigo mismo y se critican fuertemente. Nope, no sirve que seas un sargento contigo misma. Obvio, no se trata de dejarte pasar todo, pero sí de hablarte a ti misma como le hablarías a tu amiga. Vas a estar dándote el espacio mental para encontrar soluciones (y disfrutar el proceso!).

Y ahora sí, van cuatro tips prácticos sobre sustituciones para que te saquen de apuros y del estancamiento de comer siempre lo mismo.

Cuatro sustituciones clave en un detox

 

1. ¿Qué hago si el Jugo Verde tiene Kale y no encuentro?

Kale

Si no tenés kale sustituilo por otra hoja verde, si es oscura mucho mejor. La espinaca es la alternativa clásica, pero en pos de variar tené presente también la acelga, hojas de brócoli, de coliflor, de remolacha, y también la mizuna, el bok choy, un toque de rúcula o lo que tengas a mano. #vospodes

2. La receta de Smoothie dice Maca pero realmente no me gusta, ¿qué hago?

Smoothie

Con los sabores nuevos somos muy fans de alentarte a probarlos varias veces y en diferentes combinaciones antes de tacharlos del todo de tu lista de “aprobados”. Tu paladar necesita tiempo para reacostumbrarse. Pero si realmente no es lo tuyo o no encontrás maca, podés sustituirla por otros superalimentos en polvo o dejarla afuera.

Cuál superalimento será el elegido va a depender de cada receta, pero en los smoothies tienden a quedar bien la lúcuma, el acaí, la spirulina (ojo es más fuerte), el polen. Hacé el cambio por otro superalimento para asegurarte ese plus de nutrientes o si ya sabés que es superpoderoso aún sin ese plus de maca, dejala afuera y listo.

Hablamos de sustituir la maca a modo de ejemplo, pero nos referimos a todos los superalimentos en polvo que podés encontrar en una receta de smoothies. En general no son la base del smoothie sino el elemento extra que los lleva a otro nivel, pero en primera instancia pueden funcionar bárbaro sin él.

3. ¿Y si no tengo la fruta del jugo verde o del chía pudding?

Pudding de Chía

Sustituíla por tu fruta favorita de estación, si es orgánica mejor. Sí, la textura y aporte de cada fruta varía pero es fundamental que no te tranques por no encontrar peras lindas. Elegir tu fruta favorita tiende a ser la mejor estrategia para que te enamores de recetas nuevas – jugo verde incluido. ;)

Jugo verde


 

4. Quiero probar el desayuno de palta y huevo pero la palta está carísima, ¿qué puedo hacer?

Tostada con palta y huevo

Amamos el desayuno de tostadas con palta y huevo a la plancha (receta aquí) pero sabemos que a veces la palta aparece a precio de oro en el super…

Estrategia #1: llamá a tu amiga o tu vecina que tiene ese árbol hermoso de paltas y preguntale cuándo da frutos, así estás primera en lista para comprarle algunas (o hacerle un cambiazo por alguna cosa rica que hagas en tu cocina).

Estrategia #2: Sustituí la palta por verdes frescos como rúcula, mizuna o espinaca + dale un toque de aceite de oliva extra virgen. No va a tener la misma consistencia pero vas a tener tu aporte de clorofila y el mix queda espectacular.

* Maren Torheim es autora del libro “Como comer sano para adelgazar” y trabaja desde hace más de 30 años en policlínica y piso en uno de los sanatorios más importantes del país. Se formó en Uruguay y también en el extranjero, profundizando en la dieta cetogénica para el control de epilepsia.

Siempre ha priorizado el trabajo en equipo, trabajando desde hace más de dos décadas en un equipo interdisciplinario con un cardiólogo y psicólogas para el cambio de hábitos, y con neurólogos y neuropediatras en la dieta cetogénica.

Más recientemente Maren se dedica a un emprendimiento familiar de alimentación detox y saludable, ofreciendo cursos online con coaching nutricional en TanVerde.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...