Experiencias Member > GANADORES

Talleres online sobre Disciplina Positiva

Federica Cash y Carolina Anastasiadis de Mamás Reales darán 2 talleres online sobre la Disciplina positiva. 

Mamás Reales

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2021 a las 11:12

Los miércoles 14 y 21 de abril a las 19hs. Mamás Reales brindará dos talleres de Disciplina Positiva junto a El Observador. 

Federica Cash y Carolina Anastasiadis, ambas certificadas como educadoras de padres en Disciplina Positiva por la Positive Discipline Association (PDA) estarán a cargo de los talleres. 

Serán dos talleres consecutivos (encadenados en temática) vía zoom, de hora y media de duración cada uno. El objetivo de los mismos es que los padres y madres que participen se lleven información y además herramientas muy concretas para aplicar en casa para resolver conflictos cotidianos (peleas entre hermanos, berrinches, caprichos, dificultad de espera, etc.).

 

¿Qué es la Disciplina Positiva?

Es un “nuevo” paradigma de crianza, cuyos orígenes se remontan a los años 20 (siglo XX), a las ideas del psiquiatra austríaco Alfred Adler y de su colaborador, el psiquiatra Rudolf Dreikurs. Aunque fue a finales del siglo XX que la norteamericana Jane Nelsen sistematizó estos conocimientos, basándose en pruebas empíricas realizadas sobre esta nueva forma de crianza. Ella probó los beneficios de criar y educar en plena conexión con los chicos y desarrolló la base teórica de este nuevo paradigma educativo.

La Disciplina Positiva parte de la base que nuestros hijos o alumnos pueden cooperar y respetar los límites que hacen a una sana convivencia, únicamente si se sienten conectados emocionalmente a los adultos significativos de su vida.

Esta forma de vincularnos (en estrecha conexión), promovida por la Disciplina Positiva, puede lograrse a partir de herramientas concretas probadas empíricamente por quienes sistematizaron esta disciplina. Además, nos permite disfrutar más de la materpaternidad y nos acerca de verdad al mundo interno de nuestros hijos.

Este modelo educativo busca, a partir del entendimiento profundo del comportamiento humano (basado en la comprensión del desarrollo y funcionamiento cerebral), brindar herramientas concretas para guiar a los niños en su camino, siempre de forma positiva, afectiva, amable, pero firme a la vez. Amabilidad y firmeza son dos premisas fundamentales de la Disciplina Positiva, junto con el respeto mutuo.

El conocimiento que brinda la Disciplina Positiva puede ser utilizado por  padres, maestros, parejas, y a nivel empresarial porque se funda en la manera en que funcionan las relaciones.

La premisa de este modelo es ayudar a las personas a encontrar un sentido de pertenencia y significación (de autovalía) siguiendo CINCO CRITERIOS:  

Ayuda a los niños a tener una sensación de conexión.  En principio consigo mismos, para luego tenerla con los demás. Dreikurs fue quien dijo “que un niño que se porta mal es un niño desalentado”. Para él y según lo probado por este tipo de crianza, cuando el niño se siente importante y que pertenece, tiende a hacer el bien. Las personas “funcionan” así. Esta disciplina enseña a los padres a comprender las distintas formas de lo que hoy entendemos por “portarse mal” para reconducir la conducta del niño en busca de su propio bienestar. Los niños se portan mal en busca de atención, valor y sentido de pertenencia, y eso se manifiesta de distintas maneras que están bien sistematizadas en esta disciplina. Conocer ese “Código” de comportamiento es parte clave de la Disciplina Positiva.


Es mutuamente respetuoso y alentador.   Amable y firme al mismo tiempo. Es una disciplina que no busca ni solo el ser amable ni solo el ser firme, sino que está en el justo medio. Promueve la asertividad de los padres y brinda claridad para leer en un sentido más profundo esas situaciones que en general molestan o duelen y que llamamos “mala conducta”.


Es eficaz a largo plazo. Los castigos solucionan los asuntos hoy pero no enseñan nada a largo plazo. En general cuando uno castiga, el problema queda resuelto pero vuelve a aparecer. Por eso esta disciplina busca enseñar habilidades sobre los “errores” que se ven como oportunidades para aprender. Implica un camino más largo y lento que el castigo, pero funciona para la vida.

Enseña importantes habilidades sociales y para la vida.   Respeto, preocupación por los demás, resolución de problemas, comunicación y cooperación, así como las habilidades para contribuir al hogar, la escuela o la comunidad en general. A partir de esta disciplina se motiva a los padres a buscar soluciones en colaboración con los niños. Un niño que incide en buscar soluciones y acuerdos, está más predispuesto a seguir esos lineamientos.


Invita a los niños a descubrir cuán capaces son.  Fomenta el uso constructivo del poder personal y la autonomía.

Por más información sobre Mamás Reales 

 

Los talleres tienen un costo total de $600 (participación en ambos).

 

¡FELICITACIONES A LOS GANADORES DE LOS CUPOS SIN COSTO!
Leticia Sammarco, Rafael Cernicchiaro, Claudia Estefan, Lorena Miguez, Alice Bonet, Graciela Mintz, Sylvana Serrano, Verónica Bajuk, José Lombardo y Matías Ferrari.
Nos contactaremos con ustedes por privado.

 


 

Todavía no te suscribiste y querés participar de actividades como estas hacelo acá.

Si sos suscriptor del plan Member Básico, hacé tu upgrade aquí y participá de estas propuestas.

Conocé otras experiencias Member acá.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...