Cargando...

Nacional > LUCES LARGAS

Tania Yanes: “Estamos innovando en la forma de organizar la gestión de políticas públicas”

La coordinadora del gabinete productivo de la Intendencia de Canelones dijo que Yamandú Orsi les pide dar prioridad a los tiempos y la “escucha compleja” en la gestión

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2022 a las 08:00

¿Es posible innovar en la gestión pública? Tania Yanes está convencida de que sí. Y para eso trabaja en un espacio que tiene mucho de innovación: el gabinete productivo de la Intendencia de Canelones.

Además de la acción que desarrolla en ese departamento, entiende que algunas prácticas que se llevan adelante como “los procesos de escucha” pueden ser replicados en otras áreas del Estado y en otros departamentos del país.

Desde su rol de coordinación de este gabinete quiere darles contenido real a conceptos como incubadoras de emprendimientos y aceleradoras de proyectos, y define la eficacia del trabajo en “espacios tractores”, que ayudan a pensar más allá de los intereses a veces contrapuestos, o los sesgos ideológicos detrás de algunos discursos.

Está convencida de que hay que apostar a la vibrante inquietud de jóvenes que están dispuestos a cuestionar los discursos habituales, pero también a aprender de las experiencias locales y del exterior.

Yanes sentencia que un enorme desafío del futuro es el autoempleo, y en función de esto que parece inevitable, considera que es vital ampliar los espacios de diálogo.

Cita el ejemplo los procesos de interacción de los sectores económicos en los que, por ejemplo, es posible unir en procesos de diálogo a los productores de alimentos con gastrónomos, intermediarios e influencers de la gastronomía.

Esta dinámica de trabajo se aplica a otras áreas y el objetivo es “identificar problemas comunes, para que luego la intendencia adopte políticas lo más abarcativas posible de los distintos intereses”.

Con unos 520 mil habitantes de acuerdo al último censo, Canelones es el segundo departamento más poblado —por detrás de Montevideo— y con 114,68 hab/ km², por lo que es el segundo más densamente poblado, por detrás de Montevideo. Esto representa 15,8% de la población del país, así como un porcentaje mayor de población asentada en el medio rural. También lo caracteriza tener una población joven, con relación al resto de Uruguay, porque el país “presenta un proceso de envejecimiento más avanzado que el de este departamento”. Yanes valora que Canelones esté “100% municipalizado, con 30 municipios que lo integran”, por lo que la política pública y la modernización de la gestión debe ser un objetivo superior.

¿Cómo se entiende hoy el rol que desempeña este gabinete?

El trabajo que hago como coordinadora de gabinetes parte de un rol que no estaba previsto. Si bien desde hace muchísimos años en la administración de (Marcos) Carámbula se hablaba de los vértices por temática, con la idea de que se armara una sincronía de políticas, una transversalidad de políticas, hoy tienen una razón de ser muy específica de acuerdo con cada área que convoca. Detallemos más este aspecto. Las intendencias tienen las direcciones generales y demás direcciones como parte de su estructura, pero lo que promueve el intendente (Yamandú) Orsi es la articulación de cuatro coordinadores temáticos, y esto es innovador en la forma de organizar la gestión y el andamiaje de políticas públicas. La estructura cuenta, obviamente, con el intendente, el secretario general, la prosecretaria de la intendencia, y luego estamos los cuatro coordinadores articulando las direcciones tradicionales de la intendencia.

¿De ahí lo innovador?

Claro, en estos cuatro gabinetes está el territorial, que se ocupa de la parte de obras, control ambiental, infraestructura, trámites, procesos, planificación territorial, descentralización , el “poner la casa en orden”, como digo. Luego tenemos el gabinete sociocultural, donde se encara la cultura, pero también el desarrollo humano, que es muy importante: infancia, adolescencia, salud; con otro sistema de políticas y de abordajes territoriales coordinados en ese gabinete. Está el gabinete institucional, y llegamos también al que coordino yo, que es el productivo. Y ahí,

¿Cuáles son las áreas, además de las que parecen obvias, como la propia matriz productiva del departamento?

En la coordinación con los directores generales que atiende el gabinete productivo, tenemos por un lado la Agencia de Promoción a la Inversión, creada en 2015, que tiene una mirada en la captación de inversiones, y también la internacionalización de algunos productos y servicios. Está ubicada estratégicamente en nuestro corredor de la innovación, en la ruta 101 cerca del aeropuerto, con esa potencialidad añadida de la cercanía de los parques de la zona. Acá se realiza un conjunto de tareas muy importantes, como el proceso de acompañamiento de la inversión.

O sea que se encargan de atraer, pero luego de acompañar. ¿En qué planos?

En todos los procesos de trámites, y hay un punto clave ahí. El intendente siempre nos plantea que los tiempos tienen que ser una prioridad en la gestión. O sea, cumplir con todo lo que hay que cumplir, pero entendiendo que el tiempo es un capital no solo desde el punto de vista económico, sino en la dimensión humana.

También está la Dirección General de Desarrollo Económico, ¿cuál es la diferencia allí?

Encontramos un montón de áreas que tienen que ver con el agregado de valor a bienes y servicios de nuestro departamento. Ahí se da el trabajo mano a mano con la gente que lo lleva adelante. Ese abanico incluye áreas que van desde el desarrollo turístico hasta las pymes, que cuentan allí con una unidad especial. También está el cooperativismo, a través de una unidad específica con la que cuenta Canelones, así como un área de economía circular y de comercio. Ahí tenemos esa dirección general cuyo trabajo se nota cuando, por ejemplo, se visita alguna feria de emprendedores en Canelones. Se percibe que hubo mucho trabajo de política pública ahí, así como en el programa de cocinas comunitarias y obviamente el tema del turismo. Es una dirección grande y con un equipo muy fuerte. Luego está la Agencia de Desarrollo Rural, que la dejé para el final pero que es el inicio de los procesos, porque estamos hablando de la tierra.

En esa definición de la tierra como base imagino la complejidad de aspectos claves: la heterogeneidad de la producción y el necesario cuidado del recurso.

Allí funciona un equipo multidisciplinario y es importante mencionarlo. Confluye el trabajo de sociólogos e ingenieros agrónomos, porque a la ruralidad se llega hablando de familias. Y, en el caso de los productores de Canelones, hay aspectos singulares, por lo cual el abordaje debe ser multidisciplinario.

Según los datos públicos, son unos 500 emprendimientos en el sector rural canario.

Sí, a mí no me gusta hablar mucho de cifras, pero hablando de densidad de personas por superficie, claramente la mayor población rural en el país está asentada en Canelones. Pr eso se dice que somos la granja o la chacra de Uruguay, porque somos preponderantes en la producción de alimentos, aunque a veces la percepción del resto del país sobre Canelones es otra. ¿De dónde viene la mayor cantidad de alimentos en Uruguay? En esa respuesta y en el protagonismo de Canelones tenemos que trabajar mucho. Más allá del vino, que es de los productos más conocidos, hay que decir que, excepto arroz y azúcar, tenemos de todo. Y trabajamos esa diversificación productiva.

La Fiesta de la Chacra es la principal referencia a eso.

La Fiesta de la Chacra lo muestra con claridad, la identidad de nuestro departamento en gran parte está allí, con esa gente que trabaja la tierra y que nos muestra que la tradición del departamento está fuertemente arraigada a esta actividad.

¿Y cómo se trabaja la heterogeneidad, sobre todo tomando en cuenta que a veces pueden existir tensiones entre rubros, como en el necesario cuidado de la tierra, en la sustentabilidad del principal recurso?

Ahí me gustaría rescatar el dato que manejabas en la introducción sobre la preponderancia de los jóvenes en la demografía del departamento, porque apuntamos mucho a ellos en esta sensibilización. También asumiendo que hay movimientos demográficos dispares, porque una cosa es Ciudad de la Costa, el Santoral es otra, el eje de la ruta 5 es otra. Las dinámicas del movimiento de personas en el departamento tienen variaciones enormes. A esto se suma esa heterogeneidad de la que hablábamos y que se hace notar todo el tiempo. Es una realidad compleja a la hora de ser abordada, pero también muestra una oportunidad muy interesante para hacer experiencias que luego puedan ser replicables, y en eso trabajamos mucho con organizaciones internacionales que nos buscan como referencia para trabajar.

Pero vayamos a eso de la persona como centro: ¿cómo se lleva eso, que parece ser lógico, a la acción del día a día y que no quede como un eslogan?

Ahí también se toma en cuenta la movilidad interna de personas en el propio departamento que, como decíamos, es difícil de predecir. Hay espacios donde se localizan desarrollos de mucho impacto, con muchas presiones sobre ellos. Ahí es clave reivindicar algo en lo que se trabaja hace muchísimos años y es el Plan Estratégico Canario (PEC), y con una planificación territorial muy importante que se nutre, precisamente, del diálogo con la gente. Nuestro departamento está planificado. Está planificado en zonas de desarrollo, aunque tengamos que revisarlo periódicamente, mejorarlo y demás. También debemos considerar que hay fenómenos que se han dado en tiempos distintos a los previstos, como el desarrollo del eje de la ruta 5, que pensábamos que iba a darse antes, pero en contrapartida está el despegue de la 101. Lo que hay que decir es en que había planes para los dos ejes.

Ese PEC había definido en su momento las visiones 2030, 2040, tomando como referencia esos ejes y algunas nuevas centralidades. ¿Se modificó o actualizó ese conjunto de documentos?

El PEC definió las “vocaciones” de Canelones, que también van cambiando. En este período, e incluso en el diseño del presupuesto, que obliga a revisar un montón de cosas , apreciamos que las vocaciones también se modifican. Por ejemplo, la vocación logística que se fue generando y que se derrama en el departamento. Pero sin perder de vista la vocación del cuidado de la tierra y el trabajo en la tierra. En Ciudad de la Costa, donde vivo hace 36 años, había quintas, y ya no hay más quintas en Ciudad de la Costa. ¿Eso qué supone? Que hay cambios que también empiezan a ser parte de la nueva vocación de la zona, pero es importante identificar esos cambios a tiempo e ir trabajándolos.

Ahí también se integra el concepto del desarrollo humano, que es otro eje que menciona con frecuencia.

El desarrollo humano en el espacio que habitamos. Porque también ocurre que mucha gente elige vivir en Canelones, y nosotros trabajamos para que elija vivir, trabajar y disfrutar de Canelones. Pero hay otra gente que “no tiene otra”, y otros están buscando soluciones que no encuentran en otros espacios. Eso también hace a la dinámica de cómo la política pública llega a proponer el desarrollo de una ciudad, un pueblo, un municipio. Nos encontramos con realidades muy diferentes que hay que abordar, porque no todos llegan con las mismas características ni las mismas necesidades.

¿Cuán sostenible puede ser un conjunto tan diverso de desarrollos y de realidades humanas, muchas veces con intereses contrapuestos o fronteras muy delgadas entre lo que se quiere hacer sin que impacte o perjudique lo que quiere hacer el otro?

El departamento tiene hace muchos años una política de cuidado del suelo, que es parte de la normativa en el Plan de Ordenamiento. Y es así que tenemos espacios que necesitan transformarse. Al margen de lo que podamos opinar sobre la transformación de los modelos productivos, tema en el que viene trabajando mucha gente hace mucho tiempo, hay una normativa vigente que debe respetarse, se decidió que así fuera. Entonces, los equilibrios tienen que acompañar los procesos de cambio productivo, no solo por lo que dice la normativa sino por lo que está detrás de ella: el cuidado del suelo, el cuidado de las aguas, que luego se traslada a los alimentos que consumimos. Entonces, en ese cuidado de equilibrios, el equipo propone todo el tiempo, a instancias del intendente Orsi, escucharnos. Es clave escucharnos.

Innovar la gestión parece ser un lindo concepto, pero luego hay que apreciar los cambios para que no sea un concepto despojado de contenido.

De hecho, en esta administración, lo que nos pide Yamandú (Orsi) es que pensemos en invertir tiempo para abordar las situaciones complejas con mecanismos de la “escucha compleja”, y todo el equipo está comprometido y trabajando con esto. Creo que es una característica de Canelones que podría aplicarse a la política pública en general. Esos mecanismos de escucha son insumos fundamentales para tomar decisiones y ver cómo se puede ayudar, porque es mi responsabilidad acompañar para que alcancen los objetivos.

Eso que menciona sobre “gente que se junta a pensar” debería estar libre de ataduras ideológicas o de prejuicios para que funcione. El intendente dice que hay que ser disruptivos, y un ejemplo de eso parece ser esta actividad en el marco del Día de la Alimentación (16 de octubre), que reunió al expresidente José Mujica, al científico uruguayo Germán Spangenberg, que ahora vuelve a nuestro país luego de una destacada carrera en el exterior, al empresario agrícola Gustavo Grobocopatel y al propio Orsi. ¿Qué lecciones deja este tipo de encuentros tan singulares?

En este caso impactan los nombres de los participantes de esta charla puntual, pero a quienes estamos desarrollando diálogos no nos impacta el hecho de escuchar interlocutores de pensamientos diversos. Por supuesto que tanto Grobocopatel como Spangenberg y Mujica son personas muy reconocidas en el exterior, que provocan un montón de ideas y cuestionamientos, ideas y reflexiones, y crean la necesidad de salir corriendo a buscar más información para ver si lo que se dice es tan así y demás. Pero hay planteos éticos que también debemos hacernos sobre lo que se dijo en la conferencia. Esa es la búsqueda, la de generar espacios de conversación sobre la innovación para abordar situaciones complejas, y no estoy hablando solo de la innovación tecnológica ni solo de esos interlocutores.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...