The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Tierra de nadie

En la serie documental Clandestino David Beriain consigue retratar con rigurosa fidelidad de la droga en Culiacán

Tiempo de lectura: -'

05 de julio de 2017 a las 04:55

En la serie documental Clandestino, emitida por Discovery Chanel, David Beriain consigue retratar con rigurosa fidelidad a los hechos vistos desde dentro, el violento y surrealista mundo de la droga en Culiacán, estado de Sinaloa, al norte de la capital mexicana.

Sorprende antes que nada que el periodista español (finalista del Bayeux de Normandía, el premio de mayor prestigio mundial para corresponsales de guerra) haya podido tener acceso a ese blindado submundo, al cual recorre con la presencia de sicarios y oscuros protagonistas como lazarillos del viaje, con cámaras y micrófonos encendidos, llegando al infierno de la fabricación y posterior venta de drogas de variada gama a Estados Unidos.

En ese estado, como es de conocimiento, nació Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, ahora preso en cárcel de alta seguridad en territorio estadounidense, donde está incomunicado, esto es, sin poder mantener el control de la operación de su imperio criminal.

Vive aislado en su celda, sin acceso a celulares, y con visitas mínimas por parte de familiares, pues está a la espera del juicio por los cargos de los que se le acusan. Si las autoridades mexicanas y estadounidenses pensaban que con la captura de Guzmán se habían librado de un problema, ahora deben tener claro de que se equivocaron.

Diversas partes de México, donde el cartel de Sinaloa, tenía presencia autoritaria, se han convertido en semanas recientes en campos de guerra entre grupos armados pertenecientes a diferentes cárteles que buscan tomar el control territorial y logístico del que no hasta hace mucho fue el imperio en solitario de El Chapo.

Entre el viernes y sábado pasado, cerca de 50 personas, policías y civiles, murieron como consecuencia de feroces balaceras, habiéndose registrado la mayoría en áreas diversas del montañoso territorio de Sinaloa. La lucha por el poder hegemónico y el control territorial entre cárteles es simultánea con la que llevan a cabo las fuerzas policiales y militares por imponer una paz definitiva, la que a esta altura es un objetivo imposible, utópico a más no poder.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...