Cargando...
Rodrigo de Paul en el partido ante Arabia Saudita en el Mundial 2022

Estilo de vida > TINI, TINI, TINI

Tini Stoessel, Rodrigo De Paul y quién tiene la culpa de la derrota de la selección argentina

Después de la derrota de la selección albiceleste en su debut mundialista las críticas llegaron hasta la cantante y pareja del centrocampista

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2022 a las 05:03

Todo pasó en 104 minutos. Argentina debutó en el Mundial y perdió una racha invicta. Arabia Saudita rompió todos los esquemas, le ganó por dos goles a uno al combinado albiceleste y arruinó pencas en todo el mundo. Lionel Messi rompió un récord con un gol a los 10 minutos del comienzo. Y Tini Stoessel se convirtió en una de las personas más mencionadas en relación al partido sin siquiera pisar el césped del estadio Lusail de Doha.

La cantante argentina confirmó este año que está en pareja con el centrocampista de la selección argentina y Atlético de Madrid, Rodrigo De Paul. La dupla automáticamente se metió entre las más codiciadas de la prensa rosa y los detalles de su relación –así como los entretelones del final de sus vínculos anteriores con el cantante Sebastián Yatra y la modelo Camila Homs respectivamente– acumularon visitas y comentarios en todos los portales.

La foto del futbolista con la inscripción triple "T” en la cara interna de los botines, como un guiño hacia el apodo de su novia, fue una de las imágenes más compartidas en la antesala del campeonato del mundo.

La inesperada derrota explotó sobre la cantante. “Tini destruyó a De Paul, la Scaloneta, y la ilusión de toda Argentina”. “Qué carajo le hiciste a De Paul, Tini; hay que hacerte un juicio por traición a la patria”. “La Triple T son los tres tiros que le van a meter a de Paul por culpa de Tini”. "Cami Homs tírale un '¿qué onda desaparecido?' a De Paul. La Argentina entera lo pide". "De Paul jugó el peor partido en la historia de un jugador en la copa del mundo. Gracias Tini". Los mensajes, los insultos y las acusaciones se empezaron a repetir en las redes sociales mientras el futbolista estaba en la cancha.

Los nombres de las parejas de los jugadores de fútbol suelen estar en cuestionamiento. Tini Stoessel se convirtió en el talón de Aquiles de la selección de Scaloni para los que la miraban desde el sillón de su casa. ¿Por qué no? La culpa siempre puede ser de ellas.

Especialmente cuando se trata de mujeres exitosas y reconocidas por sus propias carreras profesionales. En los años 90 fue Victoria Beckham cuando empezó su relación con el inglés David Beckham mientras formaba parte de las Spice Girls, una de las bandas pop más famosas de la historia británica. Más adelante fue la periodista Sara Carbonero cuando empezó a salir con el arquero de la selección española Iker Casillas y un beso en cámara fue de los eventos más comentados tras conseguir la Copa del Mundo en 2010, después de ser acusada de "desestabilizadora". Ese mismo año el nombre que resonó fue el de la colombiana Shakira, cuando conoció a Gerard Piqué meses antes del Mundial de Sudáfrica en el que estuvo a cargo del show de la apertura. Después inventaron que había "demasiado Waka Waka" en su relación como para que el futbolista rinda deportivamente.

“Parece que el poder y el prestigio socioeconómico de una mujer aumentan su capacidad para ser vista como una 'desestabilizadora peligrosa'”, sostiene la socióloga y antropóloga Mariann Vaczi en un estudio publicado en la International Review for the Sociology of Sport, en el que analiza, por ejemplo, cómo las relaciones de los deportistas revelan –y al mismo tiempo construyen–  “conceptualizaciones sociales de género y sexualidad”.

La investigadora indica que la representación de las parejas de los jugadores son construidas como "peligrosas desestabilizadoras" que amenazan el rendimiento de los atletas y señala su "omnipresente visibilidad en los medios y su poder para absorber, reflejar y reproducir las nociones sociales sobre el poder, la ideología y la sexualidad femenina según el género".

La representación social de estas personas, según Vaczi, surge como una amenaza para el deporte masculino: "Es una 'peligrosa desestabilizadora', una mujer cuya sensualidad puede amenazar el orden masculino del desempeño deportivo. El complejo deportivo de élite ve a estas 'mujeres peligrosas' como un campo de deseo autónomo que amenaza un sello distintivo de la masculinidad contemporánea: la producción de puntos, goles y victorias”.

Rodrigo De Paul y Tini Stoessel

Además, observa que estas representaciones sociales “reafirman la 'matriz heterosexual' y la 'heterosexualidad obligatoria' del deporte masculino”.

El Mundial reúne 32 selecciones que compiten en 64 partidos para levantar la copa del mundo. Es una oportunidad de ver cómo se concentran lo mejor y lo cuestionable de la construcción social de uno de los deportes más convocantes del mundo. Pero la violencia simbólica hacia las mujeres y las disidencias no se limita una vez cada cuatro años.

El medio británico Daily Star publicó en 2021 que un equipo de la primera división inglesa hizo una “lista de mujeres prohibidas”, con las que sus jugadores no podrían interactuar para no “distraerse” de su tarea deportiva: modelos, influencers, personajes de la farándula. Porque parece que el problema siempre son las mujeres. Y las mujeres, además, en su más básica –y única, a los ojos de ciertos sectores– función erótica y sexual. En este sentido la socióloga sostuvo que las fantasías sobre la sexualidad de las parejas de los futbolistas –entendidos como héroes– es parte de la fantasía que se construye a su alrededor, por lo que independientemente de lo que digan o hagan es posible que sean privadas de "controlar su propia imagen y su impacto en la sociedad”.

El año pasado, antes del partido por las Eliminatorias que enfrentó a Venezuela ante Argentina, el periodista Fernando Petrocelli comentó una publicación en Twitter siguiendo una propuesta para “lanzarle cantos picantes” a Lionel Messi. Sugirió entonces que la hinchada cantara “Messi, Messi, Messi, está bien, eres un crack, pero con Antonela [Roccuzzo] todos vamos a gozar”. Porque siempre el insulto más demodé en una hinchada involucra a la madre, la hermana o la pareja de un hombre que juega al fútbol. Ni hablar de la violencia explícita de la sugerencia.

"Mucha gente juzga el trabajo de mi pareja y luego me juzgan a mí del rendimiento que pueda tener Isco. Es como si yo hago una secuencia horrible y van a decirle que es culpa suya", denunciaba la actriz Sara Sálamo cuando también fue la válvula de escape de la hinchada del Sevilla.

La cantante española Edurne García Almagro también se refirió a esta situación al ser esposa del arquero David de Gea: "El fútbol todavía tiene mucho que hacer con las mujeres, no solo con deportistas, sino con las que somos tratadas de 'mujeres de' cuando tenemos vida propia y nuestra profesión. Me parece una falta de respeto hacia todas las mujeres".

¿Y en qué lugar queda relegada la capacidad del futbolista? El talento, el entrenamiento, la táctica, el control y la disciplina. La figura del atleta, sobre todo cuando pierde, parece que se desdibuja y hay que salir a buscar otros culpables. Como si no fueran capaces de hacerse cargo de sus victorias y también de sus derrotas.

Este martes parece que la culpa de todos los males de la selección argentina es una mujer. Una mujer que también vende todas las localidades de un estadio de fútbol, mientras tiene más de 14 millones de oyentes mensuales en Spotify. Pero resulta que, además, está en pareja con un futbolista.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...