9 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 38,70 Venta 41,10
26 de mayo 2023 - 5:04hs

Un estudiante de la Facultad de Economía de la Udelar esperaba en la puerta de una empresa uruguaya para iniciar su primer día de trabajo. Su día había empezado temprano porque debía estar allí a las 8 de la mañana y el sitio quedaba alejado del centro de la ciudad. En rigor, el estudiante de 20 años no iba a trabajar para esa compañía, pero sí formaría parte de un grupo que contribuiría en su auditoría.

Desde ese momento ya pasaron prácticamente 39 años. Este próximo 31 de mayo de 2023 se cierra un ciclo en la carrera de ese joven que terminó, no solo liderando la filial en Uruguay de la firma para la que empezaba a trabajar en 1984, sino que en la actualidad es el Presidente del Consejo de Administración de Deloitte Spanish Latin America e integrante del Board de Deloitte Global.

El inicio de la carrera de José Luis Rey fue en Tea Consultores y Auditores, que representaba a la red de servicios profesionales de origen inglés Touche Ross, que luego se transformaría en Tea Deloitte & Touche. “Formar parte de ese grupo humano fue un factor fundamental en el desarrollo de lo que vino después”, narró Rey en diálogo con El Observador. “Esa firma nos formó como profesionales, como personas y como ciudadanos, complementando y reforzando los valores que traíamos de la familia”, añadió. El profesional recordó, además, que esta firma fue pionera en desarrollar acciones para implementar la inclusión social, en estimular la creatividad, en emprender y en “fomentar la disrupción” en el rubro, a la par de alcanzar la máxima calidad técnica y el desarrollo académico.

Más noticias

Comenzó como auditor externo y, si bien trabajó para empresas de múltiples industrias, se concentró en el sector financiero. A su vez, emprendió otros caminos, como el asesoramiento financiero y el desarrollo de actividades estratégicas en el relacionamiento de Deloitte con los clientes, así como también en el crecimiento de la firma.

Rey valoró la carrera que la firma le permitió hacer a lo largo de casi cuatro décadas y reconoció que este camino está siendo transitado hoy por diferentes profesionales, que comenzaron su carrera allí. “Pertenezco a una organización que es el primer trabajo para la mayoría de sus integrantes, quienes poseen diferentes orígenes sociales, historias y formas de pensar; esto tiene un valor enorme en la construcción de la carrera profesional”, reflexionó.

“En estos últimos años, y hasta este 31 de mayo próximo, mi responsabilidad estuvo en presidir el Consejo de Administración que representa a todos los socios de Spanish Latin America y trabajar en alinear objetivos de mediano y largo plazo junto con el Comité Directivo, que tiene la responsabilidad de la gestión y ejecución. Asimismo, representé a Spanish Latin America en el Board Global de Deloitte, órgano de la gobernanza de la red mundial”, manifestó Rey.

A partir del 1º de junio, será la socia uruguaya Mariella de Aurrecoechea quien suceda a Rey como Presidente del Consejo de Deloitte Spanish Latin America.

Un mundo caótico que necesita más y mejores soluciones

“Nuestra firma se encuentra posicionada hoy como la más grande del mundo en la industria de servicios profesionales”, indicó Rey. Y continuó: “Esto representa un gran desafío para el que estamos preparados, a través de nuestro enfoque multidisciplinario, que nos permite tener especialistas en cada uno de los temas que nuestros clientes requieren”.

Para Rey, el mundo de los negocios enfrenta en la actualidad “cambios en distintos frentes”, que van desde la evolución vertiginosa de la tecnología hasta la amenaza de nuevas pandemias, guerras y sus consecuencias políticas. “Esto nos lleva a tener planificaciones más agudas y considerar más escenarios de mayor diseño profesional a los que estábamos acostumbrados”, con el objetivo de “ahondar y buscar soluciones diferentes a las que el mundo de los negocios anteriormente requería”.

Deloitte “no solo está enfocada en el desarrollo de nuestros profesionales y clientes, sino también en el de nuestras comunidades”, enfatizó Rey. En este sentido, la firma desarrolló la iniciativa World Class Impact, cuya finalidad es influir y cambiar positivamente la vida de 50 millones de personas en el mundo entre 2020 y 2030. Este plan busca incidir en la vida de habitantes urbanos y rurales, y atacar las inequidades de género, mejorar el acceso a la enseñanza y a las oportunidades de trabajo. Asimismo, World Class Impact también concentra esfuerzos en el combate del cambio climático y promueve la sostenibilidad en sus diferentes dimensiones.

El valor de Uruguay y el potencial en su “matriz energética humana”

Consultado por la realidad uruguaya y el potencial del país, Rey expresó que Uruguay “debe aprovechar el desarrollo de talento y las ventajas competitivas que tenemos como país en la región”.

En este sentido, se explayó: “No tenemos recursos naturales que cambien nuestra economía, no hay yacimientos ni de litio ni de petróleo —por lo menos, de lo que conocemos hasta ahora—. Entonces, de la misma manera en la que evolucionamos en nuestra matriz energética (y en la que estamos todos de acuerdo), tenemos que focalizarnos y desarrollar una ‘matriz energética humana’”.

¿Cómo se logra este diferencial? Según Rey, la clave es fomentar y desarrollar la educación en las áreas que tendrán mayor demanda en el futuro.

Este es un tema “en el que todos tenemos que tomar conciencia como sociedad y en donde cada uno en su puesto de responsabilidad debe hacer su aporte”, añadió.

“El talento uruguayo es reconocido regional y mundialmente y eso abre posibilidades de inversión extranjera y de exportación de servicios, pero para ello tenemos que profundizar en la generación de esos conocimientos y en poder dar respuesta a la demanda”, aseveró.

Luego de casi 39 años de recorrido, Rey insiste con la prédica de que “el buen talante y la empatía no son menos importantes que la inteligencia” a la hora de desempeñarse en el mercado y “de relacionarse con nuestra gente y nuestros clientes”.

“¿Qué sigue ahora después de este largo trayecto profesional?”, le preguntó El Observador para culminar la entrevista. A lo que Rey, después de meditar la respuesta, expresó: “En el corto plazo, tomar un respiro, poder darle algo más de tiempo a mi familia, si me lo permiten, y, luego de lograr cierto equilibrio, calibrar y reformular hacia adelante actividades que me hagan amanecer con las mismas ganas y energía que hasta ahora”.

Temas:

Deloitte Uruguay

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos