Nacional > Tres iniciativas polémicas

Túnica verde, elección de abanderados y lenguaje inclusivo: ¿qué dicen las autoridades educativas?

Gobernantes y jerarcas de Primaria difieren en sus opiniones y manejan distintos criterios

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2018 a las 10:09

Las autoridades de la educación están divididas en la valoración de algunas propuestas de cambio que apuntan a transformar tres formalidades del sistema, que se dieron a conocer en los últimos días. El consenso general es sobre la convicción de que los puntos a discutir son "accesorios", a pesar de que han generado polémica y debate en la opinión pública.

Las tres iniciativas, sobre las que no hay acuerdo salvo en un caso, son: introducir un nuevo mecanismo para la elección de los abanderados en la escuela pública, la libre introducción del lenguaje inclusivo en la comunicación institucional de los centros educativos y el proyecto de un grupo de padres de Florida de cambiar la tradicional túnica blanca con moña por un uniforme de color verde.

Sostener la bandera

Según publicó El País, la Inspección Técnica de Primaria planea cambiar la normativa que actualmente rige la elección de los niños que deben sostener en los actos patrios los tres pabellones nacionales –la bandera nacional, la del prócer Artigas y la de los Treinta y Tres Orientales–, y que define que serán aquellos que tengan mejores calificaciones, sujetos luego a la votación de sus compañeros.

La alternativa que ahora está en discusión propone que no haya un filtro académico y que todos los alumnos sean candidatos, en una votación que se realice en marzo con todos los escolares que empiezan sexto.

Cuando fue consultado por El Observador, el consejero de Primaria Héctor Florit opinó que no comparte la propuesta, ya que entiende que el criterio de las calificaciones es suficiente como criterio de elección, porque es más amplio que una mera nota: "La calificación es una síntesis que reconoce esfuerzo, aprendizaje, actitudes en relación con los compañeros, asiduidad y dedicación, y no meramente una nota que vincula determinado nivel de aprendizaje", dijo.

La también: Para el presidente Vázquez la túnica y la moña son tan importantes como el pabellón patrio

En ese sentido, cree que la normativa actual, de 1990, "pondera adecuadamente el reconocimiento y la trayectoria de los escolares, con la posibilidad de que la clase elija a quienes finalmente sean los portadores de las banderas".

El consejero Pablo Caggiani no está de acuerdo con su par. Declaró a El Observador que "a priori" no le parece mal. Dijo que algunas diferencias en el rendimiento de los alumnos "no son fruto de su voluntad sino de condiciones familiares o de hogares", y que la propuesta a estudio "habilita opciones en las que nadie sea más que nadie en la escuela y en un espacio de representación donde además sería rotativo". Esto último fue en alusión al nuevo sistema de elección previsto, que permitiría la rotación de los estudiantes escogidos.

Al respecto ya se pronunció este domingo la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz. En declaraciones a Montevideo Portal, expresó que "no estaría bien" porque "deben considerarse las dos situaciones, que sea buen estudiante y que tenga buen relacionamiento social". Además dijo que entiende necesario "premiar la capacidad, la entrega y la dedicación hacia el estudio y el trabajo".

Por su parte, la directora de Primaria, Irupé Buzzetti, dijo que no tiene una postura definida sobre el tema. "Es una posición de la inspección técnica que me parece de recibo", dijo al programa Así nos va de radio Carve. "Capaz que no vale premiar siempre al mismo, capaz que vale premiar también otras inquietudes", agregó.

Inclusivo

La presencia del lenguaje inclusivo en varios ámbitos educativos, como las aulas, los gremios de profesores y estudiantes, y las pruebas escritas, es un fenómeno cada vez más extendido, según dio cuenta un informe publicado por El País este sábado.

Muñoz opinó que considera "bueno utilizar un lenguaje que incluya", y llamó a reconocer que "que hay una exclusión muy importante" en muchas sociedades del mundo. De esta forma, la secretaria de Estado avaló que en los centros educativos los alumnos puedan escribir "todes" para incluir artificialmente a ambos géneros, o que se recurra a grafemas como "c", "@" o "x" para eliminar los morfemas de género masculino.

Florit, en cambio, dijo que se opone a que las autoridades permitan la imposición de estas nuevas formas y aseguró que no le "consta" que en Primaria los docentes habiliten o promuevan esas expresiones.

Considera que, por un lado, la inclusión de neologismos "no corresponde", ya que obstruye "la adquisición de la lengua" en el niño. "Me parece que a nivel de los niños, lo primero es adquirir competencias lingüísticas", ponderó. Por el otro, afirmó que, según su criterio "el lenguaje tiene otros cometidos", además de la alusión y construcción de hechos, y cuyo valor fundamental "es la comunicación". Por tanto, dijo que "hablar duplicando los sustantivos, decir alumnos y alumnas permanentemente, sobrecarga el lenguaje y hace más árida la comunicación".

Lea también: Polémica propuesta de Primaria para que abanderados dejen de ser elegidos por sus notas

Caggiani no comparte la apreciación de Florit, y se alinea con lo expresado por la ministra. "A mí a veces me cuesta entender cuánto asustan algunos temas, sobre todo cuando, en este caso, en todas las universidades se plantea el lenguaje inclusivo. Es medio raro que el lenguaje académico lo haya adoptado, y en la educación no se pueda", aseguró. Además, Caggiani recordó que "las lenguas están vivas, van modificándose", y puso de ejemplo la diferencia del castellano contemporáneo al de 200 años atrás. "Hay un montón de cuestiones que han cambiado por el uso", dijo.

De todos modos, el director de Planificación Educativa de la Administración Nacional de Educación pública, Antonio Romano, dijo a El País que este asunto está librado a la libertad de cátedra de cada docente. "No hay prescripción ni prohibición. No hay ningún problema con el lenguaje inclusivo, y esto tiene que ver un poco con el concepto de laicidad, de respeto a la opinión de los estudiantes", declaró.

Túnicas verdes

La idea de un grupo de padres del departamento de Florida de cambiar las túnicas de los niños no tendrá mayores efectos que su discusión mediática, dijeron los consejeros de Primaria a El Observador.

Tampoco fue bien recibida por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, quien el 19 de julio definió a la túnica blanca y de moña azul como "casi un símbolo tan importante como la bandera uruguaya y el escudo" nacional.

"Simbolizan cómo se ha conformado la República a través de la escuela pública", sostuvo el mandatario, chocando directamente con lo expresado por los padres al fundamentar su propuesta en la necesidad de brindar "una túnica que no discrimine, el mismo modelo para ambos sexos, de color verde, que refleje la posibilidad de vida en el planeta".

Caggiani afirmó que aunque no hubo un pronunciamiento formal del Consejo de Educación Inicial y Primaria "ningún consejero lo ve viable", y Florit explicó algunas razones.

Cree que la túnica blanca, al margen de las consideraciones simbólicas mentadas por Vázquez, "tiene cuestiones prácticas, como la mayor homogeneidad en el color, los pocos matices, la posibilidad de realizar un lavado con hipoclorito que es bastante más simple y no deja lamparones".

Por eso, concluyó que "no hay elementos que justifiquen ese cambio".

Comentarios