The Sótano > The Sotano / Eduardo Espina

Un crack bajo la lluvia

Tiempo de lectura: -'

07 de mayo de 2018 a las 05:00

El Derby de Kentucky se viene corriendo el primer sábado de mayo desde hace 144 años. Se le conoce como "los dos minutos más emocionantes del deporte". Es la carrera de caballos que todos los propietarios de purasangre quieren ganar. Es también, según la larga historia de la misma da cuenta, la más difícil, no en vano, en toda su historia nunca la pudo ganar un caballo europeo a pesar de las decenas de intentos que ha habido. El sábado, en el día más lluvioso en la historia de la carrera (superó el récord de precipitaciones de 1918), fue de la partida Mendelssohn, el pingo más caro de 2016, que un mes atrás había ganado por 18 cuerpos el Derby de Dubai, cuyo premio es de US$ 2 millones. Antes de ayer salió último entre 20 caballos.

Según dijeron luego el jockey y los propietarios del animal, el mal estado de la pista y una largada fallida arruinaron las posibilidades de triunfo desde el arranque. Una excusa muchas veces oída. En una pista que algunos historiadores del turf consideraron la más barrosa de todos los tiempos, el ganador, por dos cuerpos y medio, fue Justify. Su entrenador no estaba seguro de que el caballo de 3 años se fuera a adaptar con facilidad a las condiciones de la pista, pero los hechos borraron de un plumazo todas las dudas.

Las magníficas opiniones que del animal se tenían, respecto a que puede convertirse en el mejor de la historia, quedaron confirmadas por una performance que quedará registrada en los libros por la grandeza demostrada en medio de un contexto climático inesperado y adverso. Un detalle, poético y sorprendente, confirma la magnitud de lo sucedido en el hipódromo de Louisville ante una asistencia de 157.813 espectadores; mientras que todos los restantes caballos y sus jockeys llegaron completamente embarrados, Justify cruzó la línea de llegada como si no hubiera corrido: limpio y resplandeciente. Parecía que no hubiera corrido una distancia de 2.012 metros. El pequeño caballo tiene ahora una cita con la inmortalidad en las dos próximas carreras de la triple corona, el 19 de mayo en Baltimore, y el 9 de junio en Nueva York, cuando podrá demostrar que está a la altura de Secretariat, el mejor entre los mejores.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...