Nacional > Conflicto

Una relación complicada: Vázquez y su vínculo con las gremiales rurales

El vínculo entre el gobierno y el sector rural pasa por uno de sus peores momentos

Tiempo de lectura: -'

09 de enero de 2018 a las 18:44

Al principio fue todo color de rosa. Dos meses después de asumir su segundo mandato, el presidente, Tabaré Vázquez, junto con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, se reunió con la cúpula de la Asociación Rural y unos días después, el presidente estuvo presente en el Congreso de la Federación Rural. Parecía el inicio de un acercamiento sin precedentes entre la izquierda y el sector agropecuario. Sin embargo, con el paso del tiempo, algunas adversidades y la falta de respuesta para los reclamos, esa relación se fue distanciando y hoy centenares de productores rurales independientes amenazan con movilizarse y cortar rutas. Las gremiales rurales apoyan los reclamos aunque han tomado distancias de la decisión de cortar rutas.

Cuando asumió su cargo en marzo de 2010, Aguerre apostó a la institucionalidad, uno de los cinco ejes estratégicos de su gestión. Al día siguiente de asumir convocó a las primeras gremiales agropecuarias a su despacho y ha sido tradicional hacerlo en cada comienzo de estos casi ocho años al frente del MGAP.

Sin embargo, en la Expo Prado 2016, con muchos rubros del sector agropecuario en problemas por caída de precios y adversidades climáticas, Aguerre debió escuchar fuertes críticas a la gestión del gobierno de Tabaré Vázquez en el palco de la Rural del Prado durante el discurso del entonces presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly. A partir de ese momento la relación con las principales gremiales ruralistas comenzó a deteriorarse.

Las críticas por la falta de competitividad por distintos motivos, como el atraso cambiario, el precio de las tarifas públicas, en especial combustibles y energía, y el gasto público comenzaron a acentuarse desde las gremiales, sin obtener respuestas satisfactorias desde las esferas del gobierno.

Los planteos de las gremiales del campo comenzaron a desbordar el ámbito del MGAP y el ministro Aguerre, que ya expresó su deseo de dejar el cargo, pareció soltarles la mano. No sorprendió entonces que sus apariciones públicas fueran esporádicas en la segunda mitad de 2017, y solo relacionadas con asuntos relativos a acciones propias del MGAP e incluso su ausencia en la Expo Prado.

De esa manera, las principales gremiales ruralistas, en especial la ARU, la Federación Rural y Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), así como también las del sector lechero aún en crisis, fueron golpeando las puertas de otros ministerios, como Economía, Trabajo e Industria. En esa ronda de diálogo encontraron otros interlocutores para los mismos temas, algunas promesas y pocas concreciones: alivio al pago de raciones y rebaja de tarifas de electricidad según el tamaño productivo para los tamberos, aumento del gasoil por debajo del incremento de las naftas para todos.

Este proceso que se arrastra al menos desde hace un año y medio, y contrasta con los buenos números de la economía uruguaya en la última década y algo más, deja cara a cara sobre el escenario al presidente Vázquez y a los productores.

El dato de que el gobierno había postergado la reunión solicitada en diciembre por los ruralistas y la había fijado para febrero, fue la gota que derramó el vaso para el sector. Y motivó una dura respuesta del presidente Vázquez, quien aseguró que todavía no hay una fecha fijada para el encuentro y que "las noticias que circulan en los medios de comunicación respecto de una reunión fijada entre el presidente y las gremiales rurales para el 23 de febrero (...) es falsa".

"Como es habitual, el presidente fija los días 15 de cada mes las audiencias que mantendrá el mes siguiente y así también lo hará en esta oportunidad. En caso de cancelarse alguna audiencia de las ya fijadas para el mes de enero, cabe la posibilidad que se adelante alguna de las solicitadas para el mes de febrero", dice una carta publicada en la web de Presidencia este lunes.

Al mismo tiempo productores de Paysandú y Río Negro decidieron "hacer algo" para hacerse sentir. Este lunes en Paysandú se reunieron cerca de 600 personas y aunque no definieron medidas plantearon medidas radicales como el corte de rutas. Los productores se volverán a reunir el próximo 23 de enero y hasta ese entonces no fijarán medidas.

Falta de peso

Si bien la Federación Rural (FR) y la Asociación Rural (ARU) apoyan este movimiento, defienden la institucionalidad y representación de los organismos.

Los presidentes de la FR y la ARU, Jorge Riani y Pablo Zerbino, apuntaron este martes contra el ministro de Ganadería y lo acusaron de estar ausente ante las problemáticas que plantean. "Es un momento crucial para que salga a defender al agro. Creo que tendría que tener una preponderancia mayor en el tema. No sé cual es su estrategia", dijo Riani a radio Carve.

En el mismo sentido apuntó Zerbino: "Esta no presencia del ministro se da por el hecho de que no está en condiciones de dar soluciones. No pasan por él las soluciones".

Ambos coincidieron que "históricamente" los ministros de Ganadería no han tenido "el peso político que el sector necesita" y, según dijo Zerbino, no son tenidos en cuenta en los temas de macroeconomía.

"Aguerre también es productor y sabe transmitir claramente los problemas que estamos sufriendo", dijo. Para Riani el gobierno apunta a que el campo esté manejado por empresas multinacionales. "El ministro de ganadería en el Uruguay no tiene el peso político que nosotros necesitamos. Ni siquiera lo tuvo Mujica (ministro entre 2005 y 2008)", explicó Riani.

Los hitos de un vínculo desgastado

Mayo 2015

La relación entre el gobierno y las gremiales rurales no pudo comenzar mejor. Apenas dos meses despúes de haber asumido, Vázquez recibió a los directivos de la ARU y días después participó del Congreso de la Federación Rural.

Setiembre 2015

Ese inició que parecía prometedor duró poco. Vázquez decidió eliminar la exoneración de 18% que existía en el Impuesto de la Contribución Inmobiliaria Rural (ICIR). Las gremiales criticaron con dureza al gobierno.

Enero 2016

Hace poco menos de un año otro grupo de productores autoconvocados salió a las rutas a mostrar su disconformidad con el gobierno. El 19 de enero y el 24 de febrero productores de todo el país cortaron rutas en 19 puntos distintos. Fue una convocatoria espontánea que se realizó a través de redes sociales pero que tuvo el respaldo de las gremiales.

Octubre 2016

Una misión encabezada por Vázquez viajó a China para profundizar las relaciones comerciales. Las gremiales rurales fueron invitadas pero luego se les dijo que había sido un error y mostraron su molestia. En mayo de 2017 Vázquez viajó a Egipto y el sector rural fue invitado.

Marzo 2017

Previniendo nuevos cortes como los de 2016 Presidencia emitió un decreto que permite a la Policía a intervenir en cortes de ruta sin una orden judicial. La medida generó el rechazo de las gremiales rurales, trabajadores y empresarios en general.

Diciembre 2017

Vázquez decidió postergar para 2018 la reunión solicitada por las gremiales rurales que pretendían plantearle varios temas, entre ellos su discrepancia con la suba de tarifas que empezaba a regir el 1° de enero. Esto generó que productores se autoconvocaran.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...