Cargando...

Economía y Empresas > DEUDA SOBERANA

Uruguay aprovechó la ventana para emitir deuda en dólares a bajo costo

Gobierno colocó bono por US$ 1.750 millones a 2055 con tasa de 5% anual

Tiempo de lectura: -'

13 de abril de 2018 a las 05:00

Uruguay volvió a recibir un fuerte espaldarazo de los inversores internacionales que mostraron una fuerte avidez para financiar al gobierno, una constante que se ha repetido en los últimos años tanto en moneda extranjera como en pesos, pese al contexto de volatilidad e incertidumbre que aún reina en los mercados.

Luego de casi dos años, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) volvió a emitir deuda en moneda extranjera este jueves para hacer frente a sus necesidades de caja para financiar el rojo de las cuentas públicas. El Estado uruguayo captó US$ 1.750 millones con un bono a 2055 -ahora el de mayor durabilidad- por los cuales recibió una demanda que casi cuadriplicó ese monto: US$ 6.700 millones. La tasa de interés quedó en 5% anual, levemente por debajo del rendimiento que se ofreció cuando salió la emisión en la bolsa de Nueva York.

El diálogo con El Observador el director de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF, Herman Kamil, declaró luego de cerrada la emisión que las autoridades quedaron "muy satisfechas" con la salida al mercado global. "Confirma nuevamente la confianza de los inversores locales como internacionales", resaltó.

El funcionario valoró la robustez de la demanda, así como la "variedad y calidad" de las cuentas que ingresaron al libro de transacciones que rondó los 300 inversores de varios países. "Eso nos permitió luego reducir en forma importante la tasa", añadió el jerarca. Por otro lado, Kamil indicó que la operación a 37 años sirvió además para "seguir extendiendo la madurez del porfilio de deuda" soberana, ya que la última referencia era actualmente hasta el 2050.

Nicolás Coccino de WealthMan Corredor de Bolsa comentó que el regreso a los mercados internacionales en moneda extranjera era algo "bastante esperado" tras los anuncios que las propias autoridades del MEF habían realizado en los últimos meses.

En enero Kamil había declarado a El Observador que el 2018 podía pautar un retorno en moneda extranjera con un plazo mayor a 10 años. "Continuamos viendo apetito, pero naturalmente va depender de las condiciones de acceso, entre ellas, la tasa de interés que quieran los inversores al plazo que emitamos y que haya volumen de demanda ahí. Es para nosotros el mercado más profundo, más líquido y más estable. Es importante tener a los inversores en esos activos en una relación activa con Uruguay", explicó en ese entonces.


Coccino consideró que el gobierno uruguayo "aprovechó la ventana" de oportunidad que tenía para financiarse a "tasas bajas a largo plazo" que se reflejó con una "muy buena demanda". Agregó que con dos subas de tasas aún por delante por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed) era el momento "más adecuado".

En una línea similar, el director de Vixion Consultores, Aldo Lema, rescató el proceso "exitoso" que viene ratificando el manejo de la deuda externa uruguaya. Dijo que la tasa que terminó pagando la emisión del bono "estuvo ligeramente" por debajo de su expectativa previa que arrojaba un retorno de 5,10% a 5,15% anual, ya que estuvo "más cerca" de los otros bonos de referencia en dólares a plazos inferiores. Por ejemplo, el bono global a 2045 estaba pagando este jueves un retorno de 4,55% anual y el del 2050 de 4,88%. "Fue una colocación que podemos catalogar de exitosa porque fue bastante menor a la oferta inicial", reconoció.

El experto indicó que este resultado demuestra que pese a las turbulencias globales, el acceso al financiamiento para los países emergentes y América Latina se mantienen relativamente benévolo. "Se aprovechó una ventana de oportunidad de costo de financiamiento relativamente atractiva respecto a la expectativa que había a fines del año pasado y principios de 2018", comentó .

Lema añadió que un efecto marginal de esa buena emisión del gobierno puede llevar a una mayor demanda por otro papeles en pesos nominales y unidades indexadas que el gobierno tiene en circulación. "Los inversores extranjeros suelen dedicarle más tiempo al análisis a los papeles uruguayos", explicó.

La emisión y antecedentes

El gobierno colocó en pocas horas este jueves US$ 1.750 millones en un bono con vencimiento en 2055 a cambio de dinero fresco y recompra de papeles con vencimientos previos. De esos fondos, US$ 1.500 millones son para disponibilidad inmediata para las arcas del Estado, mientras que otros US$ 250 millones corresponden a recompra por bonos con vencimientos en 2022, 2024, 2025 y 2033.

Finalmente, la tasa fue de 200 puntos básicos por encima del bono del Tesoro de Estados Unidos, algo por debajo del precio inicial propuesto (235), lo que determinó una tasa del eje de 5% anual. El retorno del bono Tesoro de EEUU a 30 años -la referencia más cercana- cerró este jueves a 3,04% anual.
BBVA, Citigroup y HSBC fueron los agentes seleccionados y encargados de estructura la emisión.
El MEF retornó al mercado internacional de deuda en dólares luego de casi dos años. En julio de 2016, había colocado US$ 1.147 millones con una demanda superior a los US$ 4.000 millones, con la reapertura de los bonos con vencimiento en 2027 y 2050.

El gobierno necesitará fondos por unos US$ 3.000 millones en 2018 para financiar el déficit y hacer frente al pago de vencimientos.Del monto total de dinero hay aproximadamente US$ 2.700 millones que se planea conseguir mediante la colocación de bonos globales y notas de tesorería. Entre US$ 2.000 millones y US$ 2.100 millones de ese fondeo provendrían de emisiones internacionales y el resto de colocaciones en el mercado local.

Uruguay registró en febrero déficit fiscal de 3,5% y el objetivo de las autoridades es reducirlo en un punto porcentual el próximo año (2,5%), cuando termina el mandato del actual gobierno. Sin embargo, la calificadora Fitch consideró en un reciente informe -donde mantuvo la nota a la deuda soberana uruguaya- como poco probable que el Ejecutivo pueda cumplir con ese objetivo en 2019. Ello se da en un contexto donde el gobierno se apresta a definir la última ley de Rendición de Cuentas que pueda incrementar el gasto en lo que resta de este período de gobierno.

Actualmente, Uruguay cuenta por primera vez con la calificación de tres agencias un escalón arriba del grado inversor. En 2017 se financió totalmente en pesos uruguayos. Ese año, los bonos globales en pesos emitidos a cinco años, por el equivalente a US$ 1.250 millones , y a 10 años, por US$ 1.100 millones, captaron en junio y septiembre la atención de inversores ávidos por papeles emergentes, con una demanda que quintuplicó la colocación del gobierno.

Bonos de EEUU cerraron al alza este jueves

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el jueves por una mejora del apetito por el riesgo y un alivio en las tensiones geopolíticas, luego que el presidente Donald Trump dijo que un posible ataque en Siria podría no ser inminente, contrariamente a lo que había dicho el miércoles. Durante las últimas sesiones, el mercado de bonos ha operado más atento a las noticias internacionales que a los datos económicos. Los inversores han mantenido los rangos de cotización ajustados, dada la incertidumbre en el mercado, a pesar de que la tendencia general para los rendimientos sigue siendo al alza.

En referencia a la amenaza de incursión en Siria en respuesta a un supuesto ataque con gas tóxico en un enclave rebelde, Trump tuiteó el jueves que "nunca dije cuándo se llevaría a cabo un ataque contra Siria. Podría ocurrir muy pronto o no tan pronto".
Su comentario impulsó los rendimientos del bono referencial de Estados Unidos a 10 años al máximo en una semana, después de una deslucida subasta el miércoles. Trump dijo más tarde que tendrá reuniones el jueves para discutir el tema de Siria y que espera tomar decisiones "relativamente pronto". "Hay menos preocupación inmediata sobre ataques militares o una acción en Siria", dijo Jim Vogel, estratega de tasas de interés en FTN Financial en Memphis, Tennessee.

Los rendimientos también fueron impulsados por datos que mostraron que los pedidos iniciales de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron en 9.000 a una cifra desestacionalizada de 233.000 en la semana terminada el 7 de abril, lo que refleja una continua mejora en el mercado laboral.
En las operaciones de la tarde, los rendimientos del bono a 10 años subieron a 2,833%, desde 2,79% a última hora del miércoles. Los rendimientos de los bonos estadounidenses a 30 años treparon a 3,04%, desde el 3,005% del miércoles.En tanto, los rendimientos de los bonos estadounidenses a 2 años subieron 2,348%, en comparación con 2,31% del miércoles. El Tesoro de Estados Unidos subastó US$ 13.000 millones en una reapertura de bonos a 30 años, con una tasa máxima de un 3,044%. El ratio de cobertura de oferta, una medición de la demanda, fue de 2,41, levemente inferior al promedio de las subastas de la misma madurez.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...