Nacional > VENEZUELA

Uruguay y México resucitan Mecanismo de Montevideo con cumbre en noviembre

Los cancilleres Rodolfo Nin Novoa y Marcelo Ebrard reflotaron el instrumento que busca generar las condiciones de diálogo en Venezuela

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2019 a las 05:04

Pasaron casi ocho meses para que resucitara el Mecanismo de Montevideo, una iniciativa liderada por los gobiernos de Uruguay y México que aboga por el diálogo en Venezuela. Los ejercicios de reanimación los culminaron los cancilleres de ambos países en una reunión bilateral este jueves en Nueva York, que recibió a la diplomacia mundial para una nueva sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Rodolfo Nin Novoa y Marcelo Ebrard acordaron que el mecanismo se reestrenará en una cumbre en la primera semana de noviembre que tendrá lugar en México, según supo El Observador. Invitarán a estados de la Comunidad del Caribe (Caricom) y procurarán que haya representantes del régimen de Nicolás Maduro y de la oposición.

Uruguay y México están en inmejorable posición para lograr que, al menos, el gobierno de Maduro se siente en la mesa de negociación por ser los únicos de la región –con la excepción de los aliados– que han evitado la mano dura con Caracas. En efecto, Nin Novoa recibió en Nueva York el agradecimiento de su par venezolano Jorge Arreaza, quien volvió a ponderar el espíritu del Mecanismo de Montevideo.

Anticipando este desenlace, las cancillerías de Uruguay y México divulgaron hace diez días un comunicado conjunto en el que volvieron a poner el acento en la necesidad de diálogo como la única vía posible para solucionar de manera pacífica el conflicto venezolano.

“Nuestros gobiernos hacen votos para que los esfuerzos de diálogo en curso se den en un marco inclusivo de civilidad y paz, a fin de lograr soluciones reales y democráticas que fomenten la confianza entre las partes”, señaló el documento.

El Mecanismo de Montevideo salió a la luz el 6 de febrero, cuando el canciller mexicano visitó la capital uruguaya. La llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder había sido una refrescante brisa veraniega para el gobierno de Tabaré Vázquez que veía como la temperatura subía en la región luego que Juan Guaidó comenzara a reclamar las llaves de Miraflores. Por esas horas la diplomacia uruguaya trabajaba para coordinar las reuniones de dos grupos de trabajo por Venezuela: el mecanismo y el Grupo de Contacto Internacional (GCI).

Febrero trajo en dos días a decenas de representantes diplomáticos extranjeros que llegaron a Montevideo convocados por la urgencia de la crisis venezolana. El factor común entre los dos grupos era Uruguay y lo que sucedió el miércoles 6 y el jueves 7 –más allá del desorden que quedó manifiesto en esta nota del semanario Búsqueda- dejó al gobierno exhibiendo una posición un tanto confusa para unos y otros.

Mientras que el énfasis del Mecanismo de Montevideo estaba en el diálogo “sin condiciones”, el GCI planteaba que la “salida pacífica” se producirá a través de la realización de elecciones “creíbles”, entre otras condiciones. Es decir, en un estrado Uruguay defendió no hacer ningún tipo de imposiciones en Venezuela y en otro las hizo cediendo ante la presión europea.

El GCI siguió trabajando con una agenda muy activa, con encuentros en las dos orillas del Atlántico, mientras que el Mecanismo de Montevideo nunca despegó. La situación provocó la molestia de México que, de acuerdo a lo que informó El Observador en su momento, entendía que Uruguay no había hecho los esfuerzos suficientes y que no había un trabajo conjunto. Desde la cancillería mexicana veían que el gobierno de Vázquez no tenía un rumbo claro en este tema. De hecho, el propio Maduro volvió a pedir que se reactivara la iniciativa dos meses después de la reunión en Montevideo.

El GCI, por su parte, siguió estrechando lazos con otros actores y agrupaciones, entre ellos el Grupo de Lima. La última reunión se celebró este miércoles también en Nueva York. Allí estuvieron la alta representante de la Unión Europea, los ministros de Relaciones Exteriores de España y Portugal, el asesor especial de la UE para Venezuela y un representante de Alemania, (miembros del Grupo Internacional de Contacto) y los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Chile, Colombia y Perú, y el vice canciller de Honduras, (miembros del Grupo de Lima), junto con los ministros de Relaciones Exteriores de Costa Rica y de Panamá, que integran las dos agrupaciones.  

Uruguay no participó del encuentro que culminó con una declaración se seis puntos en la que se reitera el apoyo a la Asamblea Nacional y que volvió a hablar de una “transición pacífica” por medio de la vía electoral.

Sin embargo, las partes en pugna siguen kilométricos en Caracas. Este contexto sumado al fracaso del diálogo liderado por el gobierno de Noruega, la percepción de que la región camina hacia la legitimación de la opción armada en Venezuela –lo cual motivó el retiro de Uruguay del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)– y la aparición de nuevos socios que abogan por el diálogo, como  Panamá, facilitó la posibilidad de desempolvar el texto del mecanismo, que se resume en la herramienta diplomática más importante de todos los tiempos: el diálogo. Aunque, en este caso, el mecanismo se parezca más a una expresión de deseo con tono utópico, a juzgar por los antecedentes que muestran múltiples intentos de los propios venezolanos por hacer fracasar las negociaciones.

Aún así la evidencia está del lado de México y Uruguay. Hay verdaderos “conflictos intratables” –este aún no lo es, aunque presenta algunas características que auguran un futuro similar–que han encontrado la paz mediante la vía del diálogo (y con la respectiva presión internacional o de actores particulares según un sistema de premios y castigos; véase el caso de Sudáfrica o las negociaciones entre Israel y Egipto).

La pregunta es cuánta tragedia se deberá acumular para que ese diálogo sea posible. Por lo pronto, en noviembre habrá un nuevo intento de cambiar la historia.     

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...