Nacional > educación y pandemia

UTEC advierte indicios de rezago en estudiantes que ingresaron este año

La mitad de los nuevos estudiantes del ITR Suroeste no superó la prueba de cálculo y en Ingeniería en Energías Renovables hubo gran disparidad en dominio de matemáticas; la Universidad activó apoyo virtual específico y proyecta trabajar con liceos

Las pruebas que se le hacen a los estudiantes que ingresan mostraron rezago

Tiempo de lectura: -'

17 de mayo de 2021 a las 05:00

El 2021 registró una cifra récord de ingresos a la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC), con 916 inscriptos y más de 4.000 alumnos estudiando 19 carreras en nueve departamentos. La no presencialidad obligó a la dirección de Educación y los equipos docentes de los Institutos Tecnológicos Regionales de UTEC a pensar en una propuesta diferente para dar las clases en el formato de la virtualidad, pero también permitió que se anotara más gente que otros años.

Sin embargo, el nuevo escenario también trajo problemas. El impacto negativo de la pandemia en los niveles de aprendizaje de los nuevos alumnos en un año de muchas interrupciones en educación media llevó a que la UTEC decidiera hacer más énfasis en las evaluaciones de inicio de año, para detectar posibles carencias y sobre todo planificar alternativas, con cursos adicionales de nivelación en varias asignaturas. 

Para ello los equipos docentes ajustaron el diseño de las evaluaciones, que ya se venían haciendo, para conocer aún más a los estudiantes, dijo a El Observador Juan Pablo Móttola, responsable del área de Investigación y Evaluación Educativa de UTEC.

Las pruebas se realizaron en dos áreas claves en las carreras de UTEC, con fuerte impronta tecnológica: Cálculo, que se imparte en el Instituto Tecnológico Regional Suroeste (con sede principal en Fray Bentos) e Ingeniería de Energías Renovables, que se ofrece en el ITR Centro Sur, de Durazno.

En el caso de Cálculo, la mitad de los nuevos estudiantes no superó la prueba, que tuvo 38 preguntas de múltiple opción en las que existía una opción correcta y cuatro distractores. “Pusimos mucho esfuerzo en la elección de los distractores basándonos en los errores más frecuentes que presentan los estudiantes al ingresar”, explicó Móttola.

"Cuando uno mira los resultados de la evaluación, es muy importante ver cómo se distribuyen las respuestas en función de los distractores (las opciones incorrectas). Eso te da pistas de en qué tenés que trabajar más. No es solo qué acertó. Lo importante es ir más allá. Los que no lo reconocieron bien: ¿qué marcaron? Porque en base a eso es que los docentes pueden sacar conclusiones y ver qué tienen que trabajar más. Por eso es que las respuestas no correctas también son significativas", agregó el docente. 

Fue por eso, explicó, que pusieron una segunda pregunta sobre qué tan seguro está el estudiante de la respuesta. "Encontrábamos situaciones donde capaz el 70% de las opciones eran suficientes o correctas. Pero cuando mirabas qué tan seguros estaban, te encontrabas con que capaz de ese porcentaje un 50% no estaba seguro. Eso indica es que ese tema hay que trabajarlo un poco más".

Nueva sede de la UTEC

En tanto, las pruebas de Ingeniería en Energías Renovables (IER) confirmaron que los estudiantes que ingresan a la carrera presentan una “gran disparidad de dominio y manejo de contenidos y competencias matemáticas”. Según explicaron los docentes encargados de Matemáticas, Alejandro Duarte y Matías Salomone, estos resultados son similares a los obtenidos en años anteriores, pero al mejorar el instrumento de evaluación se adquirió más y mejor información para pensar la estrategia de enseñanza e incidir positivamente en los aprendizajes de los estudiantes.

Duarte y Salomone diseñaron la evaluación diagnóstica de Matemática para esta carrera junto a Móttola y con la participación del coordinador educativo del ITR Suroeste, Santiago Martínez. Incluyeron actividades de diferentes niveles de dificultad que permitieron identificar qué pueden hacer los estudiantes con menor nivel de desempeño y qué pueden hacer aquellos con mayores posibilidades. Todos coincidieron en que la experiencia de trabajo colaborativo de este año permitió mejorar el instrumento de evaluación en varios aspectos, desde su implementación, la reducción del tiempo para disponer de los resultados, el análisis de los resultados  y el mayor alcance de estudiantes

Para qué conocer los niveles de aprendizaje

Cuando un estudiante se matricula en UTEC, al inicio del año académico, realiza varias evaluaciones diagnósticas en diferentes asignaturas que le permiten a los docentes conocer el punto de arranque para abordar el Plan de Estudios de cada carrera.

Martínez explicó que estas herramientas didácticas responden a la pregunta “¿Dónde estamos parados?”. “Son como una foto de los niveles de aprendizaje de los estudiantes, previo al comienzo de los cursos”, agregó el coordinador educativo.

De todos modos la finalidad de las pruebas no es únicamente medir cuánto saben los estudiantes, sino activar apoyos a partir de los resultados que se obtienen. “En UTEC entendemos que aplicar evaluaciones diagnósticas solo para eso, diagnosticar, sería desaprovechar el potencial de esta herramienta”, señaló Martínez. Más allá de los resultados, lo que le interesa a los docentes es trabajar con los estudiantes que no alcanzaron el puntaje mínimo con apoyo dirigido.

En paralelo se están diseñando propuestas complementarias y de acompañamiento para los estudiantes en el área de Ciencias Básicas, indicó Martínez. Además, el ITR Suroeste proyecta trabajar durante el 2021 con los liceos y escuelas técnicas de la región con la finalidad de generar diferentes propuestas de apoyo a estudiantes de educación media superior de cara al próximo año.

Además, la UTEC proyecta para 2022 contar con más docentes formados en esta metodología y poder realizar una misma prueba diagnóstica en Lenguaje y Matemática común para todos los estudiantes que ingresan a la institución, con la idea también de compartir criterios con otras universidades, según contó Amadeo Sosa, director de Educación de la universidad.

Los docentes de IER señalaron que uno de los desafíos es “sistematizar todas las experiencias de evaluación diagnóstica a nivel de UTEC”, en todas las áreas: matemática, física, química, comprensión lectora, escritura, entre otras. Esto implica aplicar, registrar, ordenar, respaldar y comunicar los resultados obtenidos.

Martínez consideró que el equipo técnico está construyendo el "sentido pedagógico" que se le quiere otorgar a la evaluación diagnóstica de UTEC para que sea "un sello distintivo" de la institución.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...