Nacional > DENUNCIAN CONTAMINACIÓN

Un proyecto que pone los pelos de punta a vecinos de Ciudad de la Costa

Este jueves participarán en una asamblea junto con el director de Planificación, Sergio Ashfield

Tiempo de lectura: -'

28 de febrero de 2019 a las 14:11

Un grupo de 70 vecinos de la Ciudad de la Costa denunciaron que la Intendencia de Canelones está contaminando el agua del lago Pesquero, próximo a Shangrilá, al verter material de relleno que permite ganar terreno para construir un complejo de viviendas con varias torres. De este modo, aseguran, la comuna está afectando la calidad de vida de las familias que residen en las cerca de 100 casas que hay en la zona, e incumpliendo con el artículo 47 de la Constitución, varias leyes, decretos de la Dinama y la ordenanza departamental que regula los permisos de construcción. 

La empresa constructora del proyecto Interlagos no tiene suficientes terrenos para hacer los edificios que pretende, por lo que está rellenando el lago para ganar terreno y poder apoyar el edificio, afirmó a El Observador Freddy Gallo, uno de los denunciantes. El proyecto Interlagos —ubicado en la calle presidente Kennedy, entre el lago Pesquero y el lago Calcagno— prevé la instalación de cinco torres de unos diez pisos de altura que tendrán apartamentos de uno, dos y tres dormitorios. 

Los vecinos denuncian que el agua del lago Pesquero está "contaminada", "turbia" y "mugrienta", ya que los camiones vierten relleno que tiene "mucha tierra". 

"No estamos reclamando por un paisaje lindo, es una denuncia ambiental", manifestó Gallo. Según relató a El Observador, el 5 de febrero presentó la denuncia a la Dinama y las autoridades le dijeron que derivarían el reclamo a la división de Gestión Ambiental de la intendencia, pero nunca recibió una llamada. Asimismo, contactó al alcalde de Ciudad de la Costa, pero su respuesta no fue satisfactoria, dijo, ya que el plan de construcción continuó. 

El director de Planificación de la Intendencia de Canelones, Sergio Ashfield, explicó a El Observador que la comuna tomó "los recaudos necesarios" y cuenta con parámetros que permiten determinar que el lago "va a tener un comportamiento similar al que tenía".

"La intendencia tiene varios puntos de acopio de material, excedentes de excavaciones de diversas obras que se hacen en toda la ciudad y es parte de los materiales que luego se licitan, no solo para los lagos, sino para otros puntos y emprendimientos que tengan algún tipo de necesidad", afirmó Ashfield. Aclaró, además, que esto no quiere decir que se trate de "materiales contaminantes", ya que "el material que no es apto para ningún tipo de relleno no se utiliza", según precisó. 

Los vecinos se apoyan en el artículo 47 de la Constitución, que establece que "la protección del medio ambiente es de interés general", que "el agua es un recurso natural esencial" y un "derecho humano fundamental". Con la aprobación del proyecto de Interlagos, aseguró Gallo, la comuna está violando cuatro leyes: la de Evaluación del Impacto Ambiental, la de Protección del Medio Ambiente, la de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible, y la de Política Nacional de Aguas. 

Por otra parte, sostienen los vecinos, la intendencia no está cumpliendo con el Plan de Ordenamiento Territorial para la Microrregión de la Costa. Esta ordenanza establece de manera explícita que "no se permitirá el relleno de los bordes de los lagos areneros ni modificaciones de los espejos de agua, salvo en aquellos casos en que se demuestre previamente, a través del estudio y permisos correspondientes; que dicha actividad no afecta el sistema de drenaje pluvial ni el medio ambiente". 

Además de las cuestiones ambientales, los vecinos de la zona en la que se construirá el proyecto Interlagos consideran que cambiará la morfología del lugar. En esa zona, según relataron, la altura máxima de los edificios es de unos tres pisos, pero las torres de viviendas tendrán diez. "Es una locura, no hay una adaptación al entorno", afirmó uno de los vecinos que dialogó con El Observador.  

Ashfield, en tanto, manifestó que entiende la preocupación de los vecinos pero recordó que la actividad humana, en cualquier ámbito, tiene efectos sobre el entorno. "Ahora, el tema es cómo mitigamos el impacto y cómo después actuamos sobre ello", agregó. 

Si bien la agrupación de vecinos se formó a partir de la construcción de este edificio, quienes la integran aseguran que este no es un caso aislado. "Hay una especie de voracidad por el valor paisajístico de Shangrilá" que lleva a que la intendencia otorgue permisos de construcción sin las consideraciones ambientales que debería tener en cuenta, dijo Gallo. A modo de ejemplo mencionó el caso de uno de los lagos areneros ubicados en la avenida Giannattasio, que, según dijo, "quedó con olor a podrido" luego de que se vertieran los desechos de la construcción del estacionamiento del Costa Urbana Shopping, inaugurado en 2012. 

La Intendencia de Canelones citó a los vecinos a una reunión este jueves, para explicarles cómo ha sido el proceso de desarrollo en Ciudad de la Costa y, especialmente, respecto al proyecto Interlagos. Allí la intendencia dará a conocer todas las medidas que tiene previstas para el lugar, afirmó Ashfield a El Observador. No obstante, Gallo dijo que la convocatoria no fue comunicada de manera directa a la agrupación. 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...