23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
12 de noviembre 2021 - 5:00hs

No sé en sus casas, pero yo crecí sin computadora en mi etapa escolar y con una tele blanco y negro que, además, tenía contenidos infantiles luego de las 5 de la tarde y durante poco rato. Con los años llegó la primera PC de uso familiar, luego internet (casi a pedal) y la tv cable que nos hizo estar más tiempo frente a la pantalla porque siempre había algo bueno para ver.

Lo cierto es que, más allá de resistencias, el mundo de hoy impone más tiempo de vida frente a las pantallas; sea por trabajo, estudio o entretenimiento, estamos mucho más expuestos. Y la vista sufre.

Se calcula que en promedio pasamos unas cuatro horas diarias frente a una computadora y otras tres horas frente a celulares y tablets. No es malo en sí mismo, pero esta exposición para la cual los ojos naturalmente no vienen preparados, pueden traer algunos temitas oculares como ojo seco, fatiga, dolor de cabeza o aumentar la prevalencia de miopía.

Ir contra las pantallas sería una tontería cuando en realidad, en gran parte, nos solucionan o facilitan la vida. Por eso, consultamos a Lenso para saber cómo cuidar los ojos en tiempos de tanta exposición a las mismas.

Ojo con tus ojos:

–        Regular la luz del celular o pantalla. Eso amortigua el impacto, pero también es importante que siempre haya alguna luz prendida en el entorno donde está la pantalla encendida. Además, esa luz conviene que sea más baja que la del dispositivo.

–       Parpadear con frecuencia. Eso libera a los ojos de los efectos nocivos de la radiación electrónica. También sacar los ojos de la pantalla cada media hora y mirar al infinito unos segundos, sirve a modo de descanso y prepara a la vista para seguir.

–       Ojo con el aire. El aire acondicionado y la calefacción producen sequedad a los ojos. Parpadear favorece el mecanismo natural de hidratación ocular. A veces usar gotitas ayuda.

–       Distancia adecuada cara-pantalla. Esto significa, intentar que entre los ojos y la pantalla haya una distancia de por lo menos 50-60 centímetros.

–       En algunos casos de mucha exposición a la pantalla por trabajo, los lentes “de descanso” son muy recomendados. Lo ideal es que consultes a tu oftalmólogo, en especial si sientes cansancio ocular o dolores de cabeza frecuentes.

Cuando no se puede ir en contra de la corriente, lo mejor es abrazarla. Las pantallas llegaron para quedarse y, queramos o no, cada vez tenemos más en casa y en los entornos laborales y hasta sociales. Así que, aprovechemos lo mejor de ellas sin olvidar que podemos cuidarnos … ¡y que a veces con pestañar alcanza! 

Contacto:

Instagram y Twitter: @mamasrealesblog

Temas:

Estilo de vida tendencias Cuidar la visión Bienestar

Te Puede Interesar