Cargando...
Cartelería en contra del referéndum

Opinión > TRIBUNA / Nicasio del Castillo

Votante del Frente a favor del No

Buena parte del electorado tendrá nociones vagas de los 135 artículos que deberá votar el próximo 27 de marzo

Tiempo de lectura: -'

28 de febrero de 2022 a las 05:04

Con el tiempo libre que me permite mi condición de jubilado, hice un esfuerzo bastante serio para interiorizarme sobre las disposiciones de la Ley de Urgente Consideración (LUC) que se intentan derogar a través del referéndum. Ese análisis no me fue suficiente para llegar a conclusiones firmes sobre los posibles impactos, positivos o negativos, de todas esas disposiciones. Lo que sí me quedó claro es que no justifican el llamado a la ciudadanía para que las derogue a través de un referéndum.

En una democracia, los ciudadanos eligen a los gobernantes, incluyendo a los miembros del Poder Legislativo, quienes, a través del proceso legislativo normal, estudian y discuten proyectos de ley. Este proceso les permite, al menos a los que cumplen su función en forma responsable, votar sobre esos proyectos con conocimiento de causa. El sistema no contempla que la ciudadanía lleve a cabo un análisis similar. De ahí que las leyes las aprueban los legisladores y no los ciudadanos. La lógica de esta obviedad queda manifiesta en el caso una ley tan compleja como la LUC. Una buena parte del electorado tendrá solamente nociones vagas de los 135 artículos sobre los que deberá votar el próximo 27 de marzo.

Después de quince años de Frente Amplio, la ciudadanía votó por un cambio. Es totalmente razonable que el nuevo gobierno intente sacar adelante su programa de cambio. La LUC es un componente importante de ese programa. Cuando en las próximas elecciones se evalúe la gestión de este gobierno, el electorado determinará si deberá o no continuar. En el ínterin, el derecho —en realidad la obligación— del FA como partido opositor es señalar las leyes con las que discrepa y articular las razones de esas discrepancias. Sin embargo, la forma de hacerlo no es, excepto en situaciones excepcionales, recurriendo a la ciudadanía para intentar derogarlas a través de referéndums.

Durante sus gobiernos, el FA emitió muchas leyes sobre temas importantes: el Plan de Emergencia del 2005, la reforma de la salud, la legalización del aborto, el impuesto a las rentas de las personas físicas, solo para nombrar algunas de las más significativas. El gobierno de Lacalle Pou podría, en caso de discrepar con ellas, enmendarlas o incluso derogarlas, a través de nuevas leyes. En la alternancia que se da en nuestro país, este procedimiento es mucho más efectivo que la vía del referéndum.

Resultaría muy difícil gobernar en un sistema donde leyes, ya sea por su importancia o porque resultaran ofensivas a la oposición, debieran frecuentemente ser refrendadas o derogadas a través de referéndums. Sin duda el Artículo 79 de la Constitución contempla esta posibilidad pero no hace fácil su implementación. El requisito de reunir el apoyo del 25 por ciento de los ciudadanos habilitados para votar sugiere que es un paso que debe limitarse a situaciones extremas. Los temas cubiertos por los 135 artículos en cuestión no caen dentro de esa categoría.

En 1992, durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle, padre del actual presidente, el FA apoyó el referéndum que derogó la ley de privatización de empresas públicas. Este es un buen ejemplo del tipo de ley que amerita una consulta al electorado dada la importancia histórica de estas empresas para nuestra sociedad.

Por el contrario, los artículos de la LUC que se refieren a la posibilidad de hacer pagos de hasta 100.000 dólares en efectivo no se acercan ni remotamente a ese nivel de importancia. La norma es criticable ya que beneficia principalmente a individuos que ingresan al país fondos negros. No constituye para nada un incentivo para atraer inversión de empresas multinacionales para las que esta cantidad es totalmente inmaterial. También afecta en forma negativa la imagen internacional del país ya que va en contra de las tendencias de los países de primer mundo, en particular los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Sin embargo, nada de esto justifica la inclusión de esos artículos en el referéndum.

Como consecuencia, resulta difícil justificar los recursos, tanto financieros como de tiempo, que está y seguirá consumiendo el referéndum. Hubiera sin duda sido más productivo para el FA utilizar esos recursos para explicar a la ciudadanía las potenciales fallas de la LUC y para desarrollar y promover iniciativas que pudieran superarlas.

Es válido preguntarse cuál será el nivel de entusiasmo con el que referentes del FA participarán en la campaña del referéndum. Recientemente en una entrevista en VTV Noticias, el ex presidente José Mujica expresamente se negó a utilizarla para hablar sobre la LUC. Lo más que logró sacarle el entrevistador fue que votará por el SI y que, a su entender, tanto el gobierno como el FA le estaban dando al asunto una importancia desmedida. Un respaldo bastante tibio.

Para cuando lleguen las elecciones del 2024 la mayoría habremos olvidado los temas que se tratan de derogar en este referéndum. Independientemente de su resultado, si se siguen cometiendo gaffes como la de las mochilas y camisetas regaladas por la Intendencia de Montevideo y, como el intento de usar la imagen de la Pantera Rosa en la campaña del SI, ese olvido será un regalo del cielo para el FA.

Nicasio del Castillo es Contador uruguayo que completó el International Tax Program en la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard y ejerció su profesión desde Nueva York.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...