Cargando...

Espectáculos y Cultura > ANIVERSARIO

Yoko Ono, la artista, líder y pionera cumple 87 años

Es una pionera del arte conceptual, una líder pacifista y feminista y ha sido una influencia para buena parte de la música pop de los 80, pero casi todos la conocemos por ser la polémica pareja de un beatle 

Tiempo de lectura: -'

23 de febrero de 2020 a las 05:00

El 18 de febrero Yoko Ono cumplió 87 años. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, y Ono parece ser el ejemplo máximo de eso. Nació en una familia rica y noble, pero vivió en la miseria durante la guerra. Sufrió un confinamiento atroz por una enfermedad mental mal tratada y diagnosticada. Lideró movimientos artísticos revolucionarios y estuvo en el centro del torbellino de la cultura contestataria de los años sesenta. Perdió contacto por décadas con su hija secuestrada por una expareja. Padeció desde su niñez las diferencias culturales entre oriente y occidente, pero a la vez se enriqueció de ellas. Fue una precursora del feminismo y una activa pacifista pero fue odiada y vilipendiada por una gran parte de la población occidental.   

Yoko es una celebridad extraña. Podría pensarse que es todo un logro para una artista que, pese a tener una obra impresionante a sus espaldas y a seguir activa hoy en día, se dedicó siempre a disciplinas muy alejadas de lo que consideramos masivo. Pero aunque no haya nadie que no conozca su nombre, su figura quedó asociada para siempre a la de John Lennon, y esa asociación ha distado bastante de ser positiva.

Los años han mitigado la enorme carga negativa que pesaba sobre ella, pero aún hoy se sigue hablando de su culpa en la separación de los Beatles y de su mala influencia sobre Lennon. Más allá de que su personalidad pueda tener claroscuros (sin duda no más que la de Lennon), el nivel de acoso que tuvo que soportar por décadas por haberse cruzado en su vida con el ex beatle no tiene parangón. Y aun hoy su carrera artística –ya muy desarrollada cuando conoció a su pareja- aparece solo como una anécdota al pie.   

Fue el propio John Lennon que con su gran sentido del humor la definió como “la más famosa de las artistas desconocidas”. “Todo el mundo conoce su nombre pero nadie sabe qué es lo que hace”.

Vanguardia

Ono inició su carrera artística a fines de la década de 1950. Su primera exposición individual fue en Nueva York en 1961. Integró el grupo Fluxus, un colectivo de arte conceptual con influencias del dadaísmo, por el que pasó gente como John Cage, Joseph Beuys, Nam June Paik, La Monte Young o Al Hansen (abuelo de Beck), entre otros. 

Fue una pionera de las instalaciones artísticas y las performances. Una de sus obras más reconocidas es Cut Piece, representada por primera vez en 1964 en Tokio. En la performance la artista aparecía sentada sola e inmóvil en un escenario con un vestido de gala y unas tijeras. La audiencia podía subir al escenario a cortar un trozo de su vestido y guardárselo. La obra (pueden verse representaciones en YouTube) es considerada uno de los puntos de partida del arte performático de los años 60.

Otro mojón en su carrera es el libro Grapefruit (Pomelo), una especie de manual de instrucciones artístico, o “partitura performática”, con grandes dosis de poesía y surrealismo. El libro editado en 1964, es un trabajo pionero del arte conceptual, ya que la “obra” no es un objeto sino las instrucciones para realizarla. Es mucho más importante el concepto que el resultado.

Las piezas del libro van desde instrucciones simples como “deje un cuadro terminado en el piso o en la calle”, a textos llenos de absurdo y poesía como “imagine mil soles en el cielo al mismo tiempo/ déjelos brillar por una hora/ luego déjelos derretirse gradualmente en el cielo/ hágase un sándwich de atún y cómalo.” 

Yoko también incursionó en el cine experimental en los 60 y 70 y durante esa década y los 80 siguió vinculada a la vanguardia neoyorquina, trabajando con Andy Warhol y Keith Harring entre otros. El gran público reconoció más su obra artística a partir de las retrospectivas que comenzaron a hacerse de su obra en diferentes museos a partir de fines de los 80. La primera fue Yoko Ono: Objects, Films en el Whitney Museum en 1989.

En 2001 la muestra retrospectiva Yes Yoko Ono, recibió el premio de la asociación Internacional de Críticos de Arte.

Música

Ono no era ajena al mundo de la música antes de su relación con Lennon.

Pianista con formación académica e intérprete de instrumentos japoneses, había participado en varias performances con John Cage y La Monte Young además de trabajar con John Cale, luego fundador de Velvet Underground junto a Lou Reed.

Su entrada al mundo del rock y el pop al lado de Lennon fue bastante polémica. 

Su obra más experimental no es fácil de escuchar. No es mucha la gente que ponga los discos Two Virgins (1968) o Life With The Lions (1969) de Yoko y John por placer, e incluso su primer disco solista, Plastic Ono Band (1970), si bien puede verse como un pionero del noise rock, es complicado de escuchar en su totalidad.

Pero en el disco Fly de 1971,  comienza a combinar rock y pop con su bagaje vanguardista, prefigurando a la Yoko que luego sería nombrada como una precursora de la new wave. Es interesante que los cuelgues repetitivos y los sonidos maquinales de su música están relacionados con lo que hacía la influyente banda alemana Can en la misma época, que tenía a Damo Suzuki, -un cantante japonés- entre sus integrantes.

Más conocido es el último disco que hizo junto a Lennon, Double Fantasy, en 1980. Las canciones minimalistas de Ono, con excelentes arreglos de guitarra eléctrica y un sonido modernísimo para la época en que fueron grabados estaban en sintonía con la música que comenzaba a escucharse en ese tiempo. Ya antes de ese álbum varios integrantes de la new wave estadounidense como B-52’s y Talking Heads citaban a Yoko como influencia. Es difícil decir si ella fue una adelantada a la new wave o si estuvo tan atenta como sus colegas más jóvenes, a los sonidos del momento. Lo cierto es que esas canciones siguen sonando muy modernas hoy, lo mismo que su único hit, la excelente Walking on Thin Ice (1981), que abriría otra puerta en su carrera artística.

El concepto del remix -hacer una obra nueva a partir de otra ya existente- casaba perfectamente con los postulados del movimiento Fluxus y su concepto de reciclaje artístico. Walking On Thin Ice fue el primer experimento de Ono con los remixes, dando ese tema para que gente como Pet Shop Boys, Felix da Housecat’s y Danny Tenaglia entre otros hicieran nuevas versiones. El experimento fue un éxito en todo sentido y el comienzo de una nueva faceta de Yoko, que trabajó con dj’s y productores en varios álbumes; ampliando el concepto en el disco Yes I’m a Witch  (2007), donde además de remixes, trabajó con músicos como Cat Power, Le Tigre, Peaches o The Flaming Lips, para reinventar muchas de sus canciones. Músicos todos que también la nombraban como influencia.

Su ascendencia en el terreno musical no se dio solo en la new wave y en art pop de inicios del siglo XXI. La escena más “ruidista” el rock alternativo de los ‘90, con Sonic Youth a la cabeza, también ha nombrado sus álbumes de los primeros ‘70 como inspiración. En 2013, a sus ochenta años, Ono editó un disco con Kim Gordon y Thurston Moore de Sonic Youth. Ese mismo año resucitó el concepto de la Plastic Ono Band con su hijo Sean, editando hasta ahora dos álbumes. En 2016 volvió a hacer un disco de remixes y versiones, Yes, I‘m a Witch Too, ( jugando otra vez con el termino “bruja”, que tantas veces le endilgaron) junto a artistas como Moby, Death Cab For Cutie, Peter Bjorn and John o Tune-Yards. En 2018 editó su hasta ahora último álbum solista titulado Warzone. 

Como artista visual ha seguido también muy activa. En 2016 realizó su primera instalación permanente en Estados Unidos, la escultura Skylanding. El año pasado realizó en Nueva York la instalación Refugee Boat (bote de refugiados). Y las muestras retrospectivas de su obra  siguen montándose en varias partes del mundo.

Tal vez a los 87 Yoko Ono se haya ganado el derecho a ser considerada algo más que la malvada bruja que supuestamente separó a Los Beatles. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...