Malas noticias para el campo: pronósticos proyectan lluvias escasas a corto plazo

El déficit hídrico que vive el país puede volverse crítico después del 20 de febrero, según experto

Ante la perspectiva de falta de lluvias, que se hace cada vez más notoria en las zonas agrícolas, ganaderas y lecheras del país, todo parece indicar que la situación del déficit hídrico que se está viviendo en Uruguay este verano tenderá a empeorar en los próximos diez días.

Según indicó a El Observador el asesor en Perspectivas Climáticas, Mario Bidegain, al menos en las próximas semanas no se esperan lluvias importantes en todo el país. Esto, dijo, sumado al aumento de la temperatura y la pérdida de humedad de los suelos va a agravar la situación del déficit hídrico sobre todo en las superficies relacionadas al cultivo.

"En al menos los próximos siete días –con posible excepción del departamento de Artigas-, si las lluvias ocurren van a ser muy escasas. Esto es un episodio de déficit hídrico en donde en el norte del país la situación es más complicada, pero en ese caso los suelos son más superficiales. Es una zona principalmente ganadera y no tanto agrícola. Esto no implica que no vaya a impactar sobre las pasturas y la ganadería", comentó a El Observador el especialista.

Lea también: Suben los precios por los ganados bien terminados

Sin embargo, comparado con otros episodios de sequía mucho más extensos que ha vivido el país, la situación aún no es tan grave. A pesar de esto, Bidegain señaló que el déficit hídrico va a ir empeorando con el correr de los días y que si no se registran lluvias importantes para después del 20 de febrero la situación "se puede volver crítica". Agregó que han transcurrido ya tres meses con carencia de precipitaciones; llovió un 30 % menos y hasta 60 % menos en algunas zonas en noviembre, diciembre y enero.

En este sentido, una de las preocupaciones que gana lugar entre los productores es qué pasará con los cultivos de verano que están sembrados y que están empezando a sufrir daños. Lo mismo ocurre en los campos ganaderos con pasturas diezmadas y reservas de agua cada vez más afectadas. Además, el pronóstico agrometereológico publicado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) no prevé lluvias al menos hasta el 17 de febrero, que es hasta la fecha que tiene alcance el informe.

Zonas más complicadas

Según una estimación realizada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), las zonas más complicadas en cuánto al porcentaje de agua disponible se dan en la región centro y norte del país (Ver foto número 2), con una reserva menor al 20 % de los guarismos normales, mientras que la región menos afectada está ubicada principalmente en el departamento de Maldonado. El resto del mapa del Uruguay figura como en alerta amarilla, lo que implica agua disponible entre el 20 y 40 % de su capacidad normal. El modelo usado por el INIA mide el agua disponible en la atmósfera y la transpiración de la vegetación.

Según información que pudo recabar El Observador, en el litoral las precipitaciones ocurridas la semana pasada amortiguaron la perdida de potencial de esa zona, al menos, en comparación con la coyuntura que se vive más al norte.

El asesor técnico en emprendimientos productivos Carlos Dalmás explicó que hay soja de primera que perdió potencial porque sufrió más el déficit hídrico en enero y a principios de febrero. Las sojas de primera están en etapa de formación de vaina y las de segunda están en etapa de floración. Donde no hubo lluvias hay casos con potencial de producción muy bajo o que se secaron antes de tiempo.

Lea también: La falta de lluvias afecta cultivos y ganadería en varias zonas del país

Por su parte, en Cerro Largo sobre la zonas más fronterizas con Brasil ha llovido bastante y la situación más extrema se da en el centro, aunque desde la Sociedad Agropecuaria de ese departamento se manifestó que lo que está ocurriendo no escapa a la normalidad de años anteriores en la misma época.

En tanto, el presidente de la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS), Daniel Constantin, en declaraciones a Radio Carve señaló este miércoles que "el estado del ganado todavía es aceptable, pero algunos predios sí que han empezado a tener problemas con sus aguadas".

En el mismo sentido se expresó el director del Frigorífico Modelo, Rodrigo Fernández, que señaló que como consecuencia del déficit hídrico este año habrá entre un 5% y 10 % menos de tenernos que el año pasado, que equivale a entre 200 mil y 300 mil animales menos en el negocio.

El fenómeno Niña

Las sequías en Uruguay están determinadas mayormente por el fenómeno La Niña, que consiste en un enfriamiento que se da en la zona ecuatorial tanto sobre el Océano Pacifico como en su atmósfera y que repercute en cómo se comportara el clima en la región. La Niña genera lluvias por debajo de lo normal en noviembre y diciembre principalmente. De todas formas lo que está ocurriendo en estos meses de enero y febrero es menos predecible. En tanto, las lluvias abundantes y por encima de lo normal en el país suelen ser a causa del fenómeno El Niño, que produce un calentamiento sobre el Pacifico.


Comentarios

Populares de la sección