10 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 38,70 Venta 41,10
30 de mayo 2024 - 11:13hs

El aborista experto Andres Vernengo, perteneciente a la Asociación Uruguaya de Arboricultura y La Casa del Arborista, adelantó a El Observador que en junio comenzarán con ensayos supervisados por la Intendencia de Montevideo con un nuevo tratamiento proveniente de Estados Unidos para enfrentar la plaga del picudo rojo.

De acuerdo con el especialista, desde "hace seis meses" están en conversaciones con la empresa estadounidense y ahora el producto está en camino a Uruguay para que se puedan comenzar con los ensayos pertinentes.

El trabajo se realizará con la supervisión de la Intendencia de Montevideo, mientras están a la espera la confirmación por parte de la Intendencia de Canelones para seguir con los tratamientos en ese departamento.

Más noticias

Según Vernengo el proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a quienes les pareció una "excelente idea".

Al tratarse de un producto que "no es agroquímico" no necesitan registro en el MGAP, pero igualmente se pusieron en contacto con ellos y el gobierno para notificarles que iban a desarrollar los ensayos.

De acuerdo con el experto este tratamiento permitirá tratar una palmera adulta cada dos años y, en el caso de las palmeras jóvenes, se podrían realizar tratamientos una vez por año. Mediante este método se reduciría significativamente los costos para tratar una palmera y, además, "no es toxico".

El "PLAM TREE WEEVIL KILLER" (PTWK) es un producto desarrollado mediante tecnología nanomolecular que ofrece un método potencialmente más efectivo de combate al picudo rojo y otras enfermedades de las palmeras, árboles y cultivos agrícolas, según un comunicado de la empresa ProArbol -a la que pertenece Andres Vernengo- a la que pudo acceder El Observador.

Este producto permite optimizar "la administración del tratamiento" de manera tal que los principales activos que actúan contra el picudo rojo "se encuentran encapsuladlos en nanopartículas llamadas micelas", las que tienen una alta movilidad en la savia de los arboles asegurando una distribución "uniforme y penetrante" del pesticida -no toxico- desde las raíces hasta la corona foliar.

"Esto no solo aumenta la eficacia del tratamiento, sino que también reduce la frecuencia de aplicaciones y elimina el uso de químicos tóxicos, promoviendo una solución más sostenible y efectiva para la protección de las palmeras a largo plazo", escribieron en el comunicado.

Cuando los insectos comen la fibra viva del árbol, "las partículas de jabón de tamaño nano ingresan en el sistema respiratorio de los insectos, asfixiándolos".

Según destacan desde la empresa los ingredientes del PTWK "no son tóxicos", no requieren registro agronómico y están "exentos por ejemplo de regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, resaltando su carácter inofensivo, natural y amigable con el medio ambiente".

"PTWK puede ser administrado directamente al sistema radicular de la palmera, inyectado en el estípite mediante una macro infusión o aplicado directamente a la corona foliar actuando como repelente", aclararon en el comunicado.

La aplicación de este producto cuesta, en promedio, 60 dólares (sin IVA incluido), un valor mucho menor comprado a los métodos tradicionales que cuestan 150 dólares (no incluye el IVA). Estos productos serán costeados a nivel público por cada municipio o Intendencia. En espacios privados los dueños de los lugares.

La plaga del Picudo Rojo

La plaga (Rynchophorus ferrugineus) se ha presentado en seis departamentos en todo el país: Montevideo, Canelones, Maldonado, Florida, San José y Colonia.

El insecto es una plaga que se desarrolla en el interior de la palmera, pudiendo coexistir al mismo tiempo en sus cuatro estados: huevo, larva, pupa y adulto.

Si bien su principal hospedante es Phoenix canariensis (palmera canaria), el picudo rojo atacó a otras especies, incluyendo Butia odorata (palmera butiá) y Syagrus romanzoffiana (palmera pindó), con base en información relevada por la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) este mes.

Dada la poca experiencia generada debido a su reciente introducción en 2022, la severidad del daño y el impacto que pueda llegar a tener en las especies nativas es aún incierto, se puntualizó.

Desde el MGAP se señaló que la información pública con que se cuenta sobre la biología y comportamiento del insecto a nivel nacional es muy reducida.

Los picudos adultos se han empezado a observar a inicios de primavera siendo su máxima expresión hacia finales de otoño.

Se desconoce claramente cuando inician las posturas de huevos y hasta que momento del año se continúan, proceso que en los insectos está fuertemente ligado a la temperatura.

Temas:

picudo rojo Estados Unidos Uruguay Intendencia de Montevideo

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos