Nacional > SEGURIDAD

"Bonomi, ¿tu hijo sí, el pueblo no?": los reclamos de vecinos en defensa de agresores de delincuente

Unas 200 personas cortaron Camino del Andaluz, frente al comercio asaltado por un rapiñero que fue golpeado por quienes lo atraparon

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 05:00

"Esto si no lo arregla el pueblo, no lo arregla nadie", sentenciaba la voz masculina que mediante un audio enviado a través de Whatsapp invitaba a marchar este martes a las 18:30 en apoyo a los vecinos de Casarino que el pasado domingo capturaron y golpearon a un delincuente que había robado una pollería ubicada en el kilómetro 3 de Camino del Andaluz, al punto de causarle fractura de cráneo y la pérdida de un ojo.

A la hora acordada, y frente al comercio asaltado, más de 200 vecinos cortaron la ruta. "Alguien tiene que hacer Justicia ¿Jueces no pueden? Dejen al pueblo", decía una de las pancartas que llevaba una mujer ubicada al frente de la multitud. "¿Bonomi, tu hijo sí, el pueblo no?" era otra de las consignas, en referencia al episodio que tuvo como protagonista al hijo del ministro del Interior, el cual llevó adelante un arresto ciudadano contra un hombre que se metió en el fondo de su casa del barrio Malvin.

Entre la multitud algunos vecinos comentaban sus experiencias como víctimas de los delincuentes, hablaban de la falta de policías y de cómo el asalto a una pollería del barrio hizo estallar la ira de quienes optaron por hacer justicia por mano propia.

El episodio ocurrió este domingo, cuando un hombre y una mujer ingresaron al comercio armados de dos pistolas. Tras amenazar al dueño del comercio y a su hija pequeña, ambos huyeron en moto, pero fueron perseguidos por vecinos del lugar quienes nunca llegaron a perderlos de vista.

Al llegar a una cañada, ambos caen de la moto. La mujer intentó huir pero fue detenida y trasladada por la policía. El hombre corrió con menos suerte, y cuando fue capturado recibió una golpiza por parte de varios vecinos. Recibió varios golpes en la cabeza, lo que le causó fractura de cráneo, y lo sumergieron en la cañada en reiteradas oportunidades, al punto que le entró agua a los pulmones.

Todo quedó grabado por un celular, y las imágenes rápidamente se viralizaron. La fiscal decidió investigar la agresión, y el director Nacional de Policía, Mario Layera, ordenó una investigación contra el policía que aparece en la filmación entregando al delincuente ya esposado a la turba.

"El video movió todo", reconoció Luis, un vecino de unos 60 años que decidió participar del corte de ruta a pesar del frío. Aunque reconoció que "se les fue la mano", matizó: "yo no sé si en el momento en el que me tocan un hijo o un nieto cómo reaccionaría". Paola, una mujer que estaba a su lado agregó: "en ese momento de rabia no razonás".

Diego del Valle, el referente de la Coordinadora Nacional de Vecinos en Alerta, quien fue uno de los organizadores de la marcha, dijo a El Observador que "es una profunda injusticia que se judicialice a los vecinos y los policías que participaron del arresto ciudadano" porque aunque "no se puede justificar", se debe tener en cuenta el "contexto", opinó.

Manifestación en toledo por delincuente
Según contó Del Valle, ya habían solicitado la presencia de más policía, así como la puesta en funcionamiento de una garita ubicada justo frente al comercio robado que actualmente no se encuentra operativa, pero nada de eso prosperó. "Producto de la falta de presencia del Estado pasan estas cosas y nos indigna que los vecinos tengan que pagar esto", apuntó el hombre que llevaba en sus espaldas una bandera de Artigas.

Si bien ambos delincuentes fueron condenados, la mujer por un delito de rapiña agravada en grado de tentativa, a tres años de prisión, y el hombre a seis, por el mismo delito, además de por portar arma de fuego y por disparar contra vecinos mientras huía, la fiscal del caso Sylvia Lovesio todavía no resolvió el caso. Quedan por aclarar las circunstancias en las que el hombre fue detenido y para ello este jueves citará a declarar a las personas que aparecen en el video, entre los que se encuentran al menos un policía.

Hasta este martes el hombre agredido no había sido visto por el forense, el cual dará un informe clave para definir el tipo de delitos por el cual podrían ser imputados sus agresores.

Manifestación en toledo por delincuente
Según dijo la pareja del delincuente a Telemundo, el hombre perdió un ojo y sufrió fractura de un hueso de la cara, y tenía agua en los pulmones. Si el forense verifica esta situación, sus agresores podrían ser imputados por un delito de lesiones graves, que se castiga con entre veinte meses y seis años de prisión, o lesiones gravísimas, lo que elevaría la pena máxima a ocho años de cárcel.

Se considera lesiones graves cuando a raíz de un golpe se ocasiona una herida que pone en peligro la vida de la persona ofendida, o que causa una incapacidad para atender las sus tareas cotidianas por un plazo de veinte días; cuando se debilita permanentemente un sentido o un órgano, o, en caso de que sea una mujer embarazada, se anticipe el parto.

Asimismo, son gravísimas cuando se pierde un sentido o un miembro, se torna inservible o se pierde un órgano, se causa una incapacidad o dificultad grave y permanente del habla, o la muerte del bebe si se trata de una mujer embarazada.

"El barrio no quiere que tenga problemas el policía, y los vecinos, la gente no está con el delincuente, los delincuentes no van a ganar el partido, va a llegar el momento en que la gente se va a armar contra los delincuentes. Lo mejor sería que la policía lo haga, pero la gente no aguanta más", opinó Juan, otro vecino que participó de la marcha.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...