Carta Lectores > OPINIÓN

¡Carabina a la espalda y sable en mano!

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2020 a las 16:18

Hace 195 años, el General Juan Antonio Lavalleja dio la orden, y los patriotas avanzaron para enfrentar al enemigo que desde casi diez años atrás ocupaban el territorio oriental.

Los brasileños estaban mejor armados y en mayor número, mientras que el ejército oriental estaba escaso de armamento y municiones, aunque esa carencia se complementaba con coraje. El 19 de abril habían desembarcado los 33, a los que se sumaron miles. Se puso sitio a Montevideo y Colonia, a la vez que varios pueblos y ciudades fueron liberadas del invasor. El 25 de agosto se declaró la Independencia. A fin de setiembre Fructuoso Rivera triunfó en Rincón de las Gallinas, capturando armas y municiones, muy necesarias. Ahora se avecinaba otra batalla. El 10 y 11 de octubre se practicó ejercicio de sable (y no ejercicio de tiro, pues no sobraban balas, a las que había que cuidar como oro), y un oficial repartió dos tiros por cada hombre, a la vez que les advertía: “no hay que andar tirando tiros, sino que es la espada la que debemos manejar este día”.

En la mañana del 12 de octubre comenzó la batalla en las costas del Arroyo Sarandí. Los brasileños estaban formados en tres columnas al mando de Bento Gonzalves, Joaquín de Alencastre y Bento Manuel Ribeiro, su jefe de mayor rango. Los orientales, organizados en tres formaciones principales comandadas por Fructuoso Rivera, Manuel Oribe y Pablo Zufriategui, avanzaron a la voz de mando del General Juan Antonio Lavalleja, “a sable en mano y carabina en la espalda” (así lo expresa el parte de Lavalleja del día siguiente).

Hubo un momento crítico en que la batalla se inclinó a favor de los brasileños, y fue entonces que Lavalleja ordenó el ataque de las fuerzas de reserva: las milicias de San José y Maldonado al mando del coronel Leonardo Olivera, valiente maestro en el uso del sable. La carga patriota fue tan impetuosa y eficaz, alentados por la célebre y heroica voz de mando, que permitió recomponer las fuerzas y contraatacar con tanta contundencia para así doblegar al enemigo y provocar su dispersión y derrota. Con ese resultado de victoria de los orientales, el emperador de Brasil se quedó sin regalo, pues ese mismo día era su cumpleaños.

Este 12 de octubre, recordamos el triunfo de estos Patriotas en la Batalla de Sarandí, donde una vez más, Heroicos, supieron cumplir.

En este año 2020 el Mundo ha sido atacado por un enemigo de tamaño físico minúsculo, insignificante, pero terriblemente agresivo y mortal. En Uruguay se le ha presentado combate, y gracias al acatamiento de las medidas recomendadas, se lo tiene bajo control, siendo un ejemplo para el mundo.

Con las enormes diferencias del caso, se trata también de una guerra. La consigna es cumplir con las indicaciones con responsabilidad, y las batallas que se nos presentan cada día se seguirán ganando. La premisa es: “Mantener distancia, higiene y tapabocas en posición!”. Sabremos cumplir.  

 

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...