Nacional > Conflicto rural

¿Cómo se gestó el grupo que dio origen a la movilización del agro?

Hace dos años 47 productores de Paysandú y Río Negro se organizaron para analizar un planteo del Ministerio de Ganadería; ese grupo fue el impulsor de las protestas

Tiempo de lectura: -'

23 de enero de 2018 a las 05:00

Hace dos años, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) pretendía que los productores utilizaran una antena de georeferenciación en las distintas máquinas, declarar los productos que se utilizaban y cuándo. La idea era tener un control ambiental sobre la utilización de determinados productos. En ese entonces, 47 productores de Paysandú y Río Negro decidieron juntarse y analizar esa propuesta que finalmente no se concretó. "Si bien la idea estaba bien, lo que no entendíamos era por qué teníamos que pagar la señal anual y la colocación de la antena, además de que era un proceso totalmente engorroso porque el MGAP nos tenía que habilitar los productos desde una plataforma", recordó Federico Holzmann, uno de los productores. Ese grupo se reunió un par de veces por temas puntuales pero nunca tuvo una actividad formal.

El seis de diciembre, Holzmann volvía a su casa en la camioneta luego de trabajar la mañana en el campo cuando escuchó en la radio que el gobierno había decidido postergar para 2018 la reunión con las gremiales del sector rural. La noticia despertó su "rechazo" y decidió tomar cartas en el asunto. "Cómo podía ser que este gobierno no recibiera al sector de mayor relevancia", recordó en conversación con El Observador.

Cuando llegó a su casa llamó a Carlos Moreno, presidente de la Asociación Rural Exposición Feria de Paysandú, y le preguntó si se podía reunir esa misma noche. Moreno accedió, contactó a un delegado de la Sociedad Rural de Río Negro y esa noche se juntaron con Holzmann y otros dos productores. "Querían saber si eran ellos que estaban pensando que estaba tan mal la cosa o era más real de lo que pensaban", dijo Moreno a El Observador.


El presidente de la Sociedad Rural informó las gestiones que se habían realizado hasta entonces y la poca respuesta que habían obtenido. La reunión pasó, se vinieron las fiestas y el cambio de año. El cinco de enero Holzmann volvió a tomar el teléfono y le preguntó a Moreno si había novedades respecto a la reunión de las gremiales con el presidente Vázquez. La respuesta fue la misma: por ahora nada.

Entonces, Holzmann entendió que si a las instituciones las ignoraban lo mejor era organizarse desde abajo hacia arriba y volvió a contactar a aquellos 47 productores que alguna vez se habían reunido. Esos primeros días de enero comenzaron a tener encuentros con distintas organizaciones. Primero fue el centro comercial de Paysandú, luego el de Young y más adelante organizaciones del sector lechero. Las situaciones siempre eran similares: los altos costos complicaban al sector y el gobierno no daba respuestas. Los productores entendieron que lo mejor era realizar una reunión abierta para analizar la situación y volvieron a contactar a Moreno.

Entre el viernes cinco y el sábado seis armaron una convocatoria y la difundieron por las redes. El lunes 8 de mañana se dieron cuenta que la movida sería grande y creyeron que los sobrepasaba, entonces decidieron contactar a Marcelo Nogué, un ingeniero agrónomo de Paysandú que tenía intervenciones en la televisión local, para que atendiera a la prensa. El lunes 8 de noche eran más de 500 productores, de 19 localidades diferentes, que plantearon sus reclamos . El resto es historia conocida. Un audio de whatsapp de la ministra de Turismo, Liliam Kechichián, que advertía a otros jerarcas de la cartera de la situación y de posibles medidas drásticas, cerca de 20 grupos de whatsapp con productores de todo el país, reuniones, movilizaciones, planteos inverosímiles, medidas inaplicables y una convocatoria: el 23 de enero en Durazno.


"Nosotros teníamos pensado hacer la reunión el 30 de enero pero tuvimos que adelantarla para el 23 porque vimos que la situación no daba para más", agregó Holzmann.

Las redes sociales que tanto ayudaron a los productores para difundir las convocatorias y sus planteos, también les complicaron un poco la jugada. Holzmann contó a El Observador que durante dos días estuvo llamando a aquellas personas que pedían aplicar medidas radicales. "Teníamos gente en todo los grupos que identificaba a estas personas y me pasaba el número. Los llamaba y les explicaba cuáles eran los motivos por los que nos estábamos movilizando", contó.

Previo al encuentro de este martes, en el que se esperan cerca de 20.000 personas, delegados de los productores de todo el país se reunieron para comenzar a delinear al borrador de la proclama que se leerá en la convocatoria y del documento que se le entregará al presidente Vázquez con los reclamos. Los productores están preparados para recibir 80.000 personas y esperan que el gobierno los escuche. El grupo de productores que se juntó para analizar un planteo del gobierno ahora tiene la pelota y quiere que Vázquez escuche sus planteos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...