Economía y Empresas > EN DIEZ AÑOS

Uruguay construye viviendas con calidad, tiempos de obra y costos atrasados en tiempos de manejar la casa a través del celular

La tecnología impactará en la producción, comercialización y en la forma en que se habita

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2018 a las 05:00

Está en el sofá de su casa, agarra su celular y apaga las luces que dejó prendidas en el dormitorio; cuando oscurece, puede bajar las cortinas de su casa también desde su dispositivo móvil. O inclusive, está trabajando y recibe una notificación en el celular, que le permitirá saber qué debe comprar para reponer su heladera.

Estos son solo algunos de los usos de internet de las cosas en los hogares. No hay que pensar en un futuro demasiado lejano: según los desarrolladores inmobiliarios, en menos de diez años será cada vez más común que las viviendas uruguayas cuenten con algunos de estos dispositivos conectados. 

Pero al pensar en la vivienda del futuro, no solo hay que limitarse a este uso de la tecnología. Según el presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos de Argentina, Damián Tabakman, los cambios se van a percibir en la forma de producir y de comercializar las viviendas. 

Sobre la forma de producir, Tabakman, que participará del seminario Encuentra PropTech que organiza InfoCasas, explicó que en toda la cadena de valor de creación de una casa, están apareciendo elementos fuertemente disruptivos. Sin embargo, entiende que en América Latina todavía se construye con modalidades "de 100 siglos atrás, en donde la tecnología se ha incorporado de forma muy puntual". "La construcción sigue siendo muy artesanal.  Cuando en el resto del mundo se construyen edificios, los obreros parecen ser médicos cirujanos recorriendo las obras y haciendo montajes acelerados, eficientes de los edificios", indicó. El proceso de construcción moderno se concentra en las plantas industriales y en la obra se realiza el montaje, lo que agiliza la construcción. 

"En términos de calidad, de tiempos de obra y costos, en Latinoamérica estamos atrasados por cuestiones culturales, muchas veces nosotros mismos exigimos la construcción tradicional y nos oponemos a construcciones más modernas, por cuestiones políticas o sindicales", comentó Tabakman.

Por otra parte, la comercialización se verá afectada con la incorporación de tecnologías como la realidad aumentada, que permite visualizar un entorno físico con un agregado digital, a través de un dispositivo. "La modalidad de las inmobiliarias que ahora atienden el teléfono en oficinas, que publicitan en diarios o en internet y que muestran la vivienda en la mano del interesado, es un sistema que corresponde a la etapa pre tecnología. Con esta tecnología, la preselección se puede hacer desde la computadora o el teléfono celular y visitar la casa de manera realista a través de la tecnología", explicó el empresario. 

Los cambios se van a percibir en la forma de producir y comercializar las viviendas, además de la forma en que se habita.

Además, la incorporación de la inteligencia artificial se puede implementar en el proceso de búsqueda. "Los que están interesados en vender viviendas pueden saber bien quién está necesitando una, y por ejemplo, se enteran que la persona está por casarse y le empiezan a ofrecer lo que está en la zona que busca, a un precio adecuado para sus perspectivas", indicó.

Manejado desde el teléfono

Los electrodomésticos y otros accesorios en un hogar están empezando conectarse a internet. Eso implica que muchos de ellos se pueden controlar desde cualquier lugar, no necesariamente desde la misma casa. Para el CEO y presidente de Vitrium Capital, Federico Gagliardo, ya hay algunos proyectos que están comenzando a pensarse de esta manera. "En los proyectos de Vivienda Promovida, -antiguamente Vivienda de Interés Social- por un tema de relación de costos, a veces es difícil incorporarla. Sin embargo, en otros proyectos hoy ya se incorpora muchísima tecnología de este tipo, incluso cámaras remotas que podes tener en tu casa para la vigilancia", explicó.

Sobre el costo de este tipo de tecnologías de automatización, Gagliardo entiende que a medida que la tecnología avance y aumente su volumen, los precios van a ir bajando. "Antes, tener un control remoto que manejara varios dispositivos era carísimo, ahora eso se puede hacer con una aplicación en el celular. A medida que la tecnología va evolucionando, se hace más accesible", indicó. Por ejemplo, tener varias cámaras con conexión a internet en un hogar ronda los US$ 400, dijo Gagliardo. 

Gagliardo vaticina que dentro de cinco a diez años, muchas de estas tecnologías van a ser corrientes en los hogares. "Hoy quizás una casa que tiene ventanas, luces y calefacción automatizada, es una casa que no baja de los US$ 250 mil o US$ 300 mil, pero muy probablemente dentro de diez años, un departamento de US$ 70 mil u US$ 80 mil va a poder incorporar la mayoría de estas cosas, porque el costo va a ser inmaterial respecto del valor del apartamento", aseveró.

¿Es un tema de edad?

Para Tabakman, en cinco años cambiará el perfil de compradores de vivienda. "La gente que hoy es adolescente, quizás en cinco o seis años va a buscar su primer hogar, cuando crezcan ya están familiarizados con una manera de ver el mundo distinta la que tenemos los más grandes", aseguró. En este sentido, la tecnología será un requerimiento necesario en las nuevas generaciones que buscan comprar una vivienda.

Por su parte, Gagliardo entiende que la demanda de tecnología en los hogares es cada vez más demandada por personas de edades diferentes, aunque coincide en que a menor edad, mayor nivel de adopción. Sin embargo, apuntar a los futuros compradores de viviendas no es la solución. "Los jóvenes cada vez tienen menos apetito por comprar su casa. Están más dispuestos a moverse, a viajar, a cambiar de trabajo, vivir experiencias nuevas y cambiar de país. Por eso hay que pensar también en los actuales usuarios de viviendas", instó.

Este jueves 27 y viernes 28 de setiembre se realizará el evento Encuentra PropTech en Kibon Avanza. Desarrolladores, inversores, profesionales y expertos en Real Estate podrán conocer las tendencias actuales y futuras del sector. Por más información, visitar la web del evento.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.