Mundo > elecciones

¿Corrupción, voto castigo o anti PT?: las explicaciones del triunfo de Bolsonaro

El candidato ultraderechista tiene el camino allanado para vencer en la segunda vuelta

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2018 a las 05:00

Una de las primeras reacciones surgidas ante la victoria por un margen bastante mayor al esperado del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil, fue la de considerar que fue en respuesta a los casos de corrupción ocurridos durante los gobiernos del PT. Sin embargo, si bien es parte importante de la explicación de porqué millones de brasileños llegaron a las urnas a votar a un candidato que no ha dudado en defender las dictaduras militares, en humillar a negros, homosexuales y mujeres solo por el hecho de serlo, en promover el porte de armas y en reivindicar la tortura, parece algo simplista.

Y si bien a pocas horas de la elección es pronto para llegar a una conclusión, existen otras lecturas que intentan llegar a una explicación de este fenómeno.

"La explicación que responsabiliza a los casos de corrupción y al PT es floja. No se condice con lo que sucedió en las elecciones, donde el PT (con el sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva, Fernando Haddad) obtuvo casi el 30% de los votos. Y si a eso se le suman los votos de Ciro Gómes, con un 12%, la izquierda y la centro izquierda está cerca del 40%. No es por ahí la explicación", consideró en diálogo con El Observador el politólogo Mauro Casa.

En cambio, advirtió que uno de los hechos notorios de este momento en Brasil es "el desplome" de la derecha y centro derecha. "Los responsables son los el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que casi desaparecieron. Ahí está la explicación de dónde salieron los votos a Bolsonaro", indicó, ya que si bien la corrupción es el contexto del momento en el que sucede la elección y de un sistema político cuestionado, "hay que poner el ojo de lo que paso del lado de la derecha".

Opciones limitadas

¿Pero por qué esos votantes de centro o derecha se lanzarían a votar a un candidato ultraderechista? Según Casa, que además considera que "falta estudiar mucho" lo que está sucediendo en Brasil, hay una multiplicidad de factores. "La oferta de la centro derecha era muy mala, Aécio Neves (PSDB) está acusado de corrupción, el gobierno de Michel Temer sostenido por los partidos tradicionales de derecha es terriblemente impopular y hace que ese votante no encontrara opciones allí". El politólogo también consideró que el hecho de que millones de votantes eligieran volcarse a Bolsonaro dice que "el eje de la discusión fue el 'petismo' versus el 'antipetismo'". "Uno dudaría de que para tantas personas sea una opción válida el racismo, la homofobia, entre otras cosas. Lo que se puede decir es que para muchos de ellos, no para todos, el tema principal fue impedir que vuelva el PT al gobierno, a cualquier costo, más que evaluar las medidas o actitudes de Bolsonaro. En aras de impedir hicieron un voto estratégico, un voto útil. Y ahí está el problema de la oferta".

No solo el PT

El politólogo Antonio Cardarello consideró que hay "descontento" con el sistema político y con el gobierno del PT por las denuncias de corrupción, pero no le otorga la exclusiva responsabilidad. "Se le adjudican al PT todas las denuncias, como el generador de la corrupción, cuando en realidad hay más de 270 legisladores investigados por corrupción. Es un fenómeno que escapa al PT y que tiene origen en el diseño institucional que promueve una excesiva fragmentación de la estructura", dijo a El Observador. Además, agregó que "se cargaron las tintas" contra el PT también "por su discurso de ser embanderado de una nueva moral contra la corrupción del sistema".

Cardarello agrega a la situación la crisis económica que comenzó al final del primer período de gobierno de Dilma Rousseff y se agudizó en el segundo.

Mano dura

La polémica figura de Bolsonaro, a pesar de sus millones de detractores, logra llegar a quienes buscan otra postura de un gobernante. "Frente a la corrupción y la inseguridad tiene un discurso muy simple y muy directo de cuáles son las causas y se presenta como partidario de la mano dura – algo que mucha gente quería escuchar", indicó Caldarello, y agregó que si bien el candidato no es un outsider, ya que lleva años en la política, "se presenta como alguien que no estaría contaminado por el sistema". Además, cuenta con el apoyo de los grupos evangélicos que atraviesa a los partidos, lo que lo hace ver como un candidato independiente.

El polítólogo consideró que en este caso se da un fenómeno parecido al de Donald Trump en Estados Unidos. "Que la intelectualidad brasileña y el mundo artístico se haya puesto en su contra le jugó a favor porque aparece como la víctima. Tanta crítica le generó simpatías y le jugó a favor. Lo mismo pasa con la puñalada. La victimización siempre es algo favorable para un candidato", indicó.

Pero además, advirtió que este tipo de candidatos con un discurso por fuera del sistema que tienden a capitalizar el descontento de la población y el descreimiento de la gente del sistema político tradicional, no es un fenómeno solo brasileño.

Estrategia

Además de la representación del anti PT que lleva implícita la figura de Bolsonaro, y con lo que logró convocar gran parte de sus votos, hay otra lectura que explica parte de sus adhesiones. En primer lugar, que parte de su discurso representa ciertos valores del brasileño conservador y que con él logra apoyos de ese sector, indicó el politólogo Camilo López. Y el candidato tuvo otra estrategia que, al parecer, le dio resultado.

"Bolsonaro centra la campaña en su postura sobre la democracia, la corrupción, la diversidad sexual y los derechos. Es una discusión en el plano de la política, la ética y la moral, y logra dejar por fuera temas super relevantes como lo que tiene que ver con la política económica y lo distributivo. Hay gente que no tiene claro qué es lo que Bolsonaro quiere hacer con la economía de Brasil y políticas clave como el sistema de pensiones, la seguridad social, las leyes vinculadas al trabajo. Logró pasar la campaña sin tocar esos temas", concluyó. Y fue otro punto a su favor.

 

 

¿Puede perder Bolsonaro en la segunda vuelta?
Con los números actuales, parece imposible que el candidato de la ultraderecha no gane en segunda vuelta. Debería darse una multiplicidad de factores para que no llegara a los 5 puntos que le faltan. Sin embargo, algunas cosas pueden pasar.
Alianza electoral
No hay que dar por sentado que todos quienes lo votaron en primera vuelta lo harán en la segunda. "De lo que tenemos certeza es de que el electorado no tiene preferencias fijas. Haddad alcanzó 30% y con los votos de Gómes llegaría a los 42 aproximadamente, en el caso de que fueran todos a él. Si logran un acuerdo electoral estarían lejos pero no tanto", dijo Casa.
Cambio de actitud
Una de las cosas que Haddad debería hacer si quiere intentar dar vuelta la tendencia, es dejar de presentarse como el candidato de Lula o el candidato del PT, y presentarse como un candidato de coalición para convocar a votantes no petistas.
El rol de los que no votaron
Con una cifra cercana al 20% de abstenciones, esa parte del electorado jugará un rol importante. Sin embargo, para que se inclinara la balanza el aumento en la participación debería ir entero a Haddad, lo cual es poco probable.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...