Economía y Empresas > Leyes laborales

¿Cuánto cuesta instalar una sala de lactancia con todos los requisitos del nuevo decreto?

Empresas públicas y privadas están obligadas a contar con estos espacios en sus instalaciones

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2018 a las 05:00

El Poder Ejecutivo reglamentó a fines de julio la ley que obliga a las empresas públicas y privadas -en las que trabajen o estudien al menos 20 mujeres o cuenten con 50 o más empleados- a disponer de una sala de lactancia en sus instalaciones. El objetivo es que las mujeres amamanten a sus bebés en horario laboral o puedan extraerse la leche en un ambiente tranquilo.

Estas salas deben cumplir con una serie de requisitos, como por ejemplo situarse en un área física absolutamente independiente e identificada, separada de los baños y de aquellos lugares en donde se manejen sustancias tóxicas o residuos.

Las puertas y ventanas tienen que cerrar correctamente y tienen que tener elementos que eviten la visibilidad hacia adentro de la sala, de manera que se garantice la privacidad de la mujer. También debe contar con iluminación y ventilación propia, natural o artificial.

Además, deben contar con un mobiliario mínimo que exige la ley para brindar comodidad a las madres. ¿Cuánto cuesta instalar una sala de lactancia con todos los requisitos del nuevo decreto?

Todo depende de las instalaciones con las que cuente la empresa. En algún caso puede acondicionarse un espacio ya existente haciendo ajustes mínimos. En este ejemplo se toma a una empresa que ya cuenta con un área de 2,5 metros por 2 metros.

La sala debe tener un sillón o silla con respaldo. En el mercado una butaca de fácil lavado se consigue por unos $ 7.000. También debe contar con heladera. Una pequeña vale unos $ 7.600 en cualquier casa de electrodomésticos.

Otro requisito (aunque no obligatorio) es que tenga lavatorio con agua corriente. En este caso un mueble mesada completo tiene un precio de unos $ 4.000. A ese se le suma un dispensador de jabón por $ 400, una papelera con tapa y pedal que cuesta alrededor de $ 700 y un par de toma corrientes que son otros $ 600 aproximadamente. Uno es para conectar la heladera y el otro para la conexión de un sistema eléctrico de extracción de leche.

En el presupuesto se incluyen dos jornales de un medio oficial albañil que son otros $ 2.952. También se le agregan $ 3.000 para la compra de pintura y otros insumos que pueden necesitarse.

Al pasar raya la cuenta da que se necesitan $ 26.252. Cada empresa podrá complementar los espacios maternales con lo que considere oportuno.

Claro está que los costos pueden ser mayores en caso de tener que armar el espacio desde cero , por ejemplo levantando paredes y colocando pisos y aberturas, por ejemplo.

A priori, uno de las cosas que más trabajo podría presentar es la obra sanitaria si no se tienen cañerías cercas del lugar seleccionado. No obstante, la reglamentación contempla que el lavatorio puede estar fuera de la sala, siempre que se encuentre a una distancia menor a 10 metros.

Módulos prefabricados

Otra alternativa que hoy ofrece el mercado como solución para empresas, instituciones y centros educativos son los módulos prefabricados hechos en Uruguay. Cada modulo viene equipado con freezer para el almacenamiento de la leche extraída durante el día, mesada, pileta, asiento, toma corriente y productos de higiene para un mes de uso.

En diálogo con El Observador, Patricia Román de la firma uruguaya Tatami explicó que los módulos están diseñados en formato de caracol y son fáciles de armar y desarmar. Además, se adaptan a cualquier espacio y se evita tener que hacer obras edilicias que requieren tiempo y dinero.

"Los instalamos en unas dos horas. (...) Si es viable se acerca el agua con un caño y se conecta. Nos enfrentamos a muchas empresas que no tenían agua cerca. Entonces empezamos a generar un sistema de bidón como el de baños químicos que cumple la función", afirmó Román. La dimensión de estos módulos es de 2,60 metros de base, 1,97 metros de altura y 1,76 de profundidad.

Las salas tienen dos modalidades de comercialización, que son la venta o el arrendamiento por día, mes o el tiempo que el cliente lo necesite.

La posibilidad de alquilar la sala en los períodos donde la empresa cuente con mujeres que se incorporan luego de su licencia maternal es una solución que facilita aun más el tema logístico y de espacio. La empresa prefirió no manejar públicamente el precio de comercialización del producto.

También se ofrece en conjunto con el Instituto Uruguayo de Lactancia Maternal un taller dirigido a madres, futuras madres y empleados de las empresas sobre los beneficios de la lactancia materna y la importancia de la extracción de leche durante el horario laboral.


Lea también: Diez beneficios de la lactancia materna para la madre

Normativa

La nueva reglamentación se aplica a las mujeres que tienen entre 15 y 49 años, considerando su edad fértil, según la Organización Mundial de la Salud.

Las compañías que cuenten con un número de personas inferior al indicado por ley, deberán contar con "espacios de lactancia", es decir áreas que cuentan con las mismas obligaciones que las salas, pero tienen mayor flexibilidad en cuanto al tamaño del lugar.

Durante una jornada laboral de ocho horas, la mujer tiene derecho a realizar dos pausas de 30 minutos para dedicarlas a la lactancia "con independencia del descanso intermedio", según la reglamentación promulgada el 30 de julio de 2018.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...