Mundo > Elecciones

"El país de Trump": un pueblo de Alabama que espera darle 90% de sus votos

En Winston, en el corazón del llamado "Cinturón de la Biblia", ruegan a Dios para que el presidente obtenga el 3 de noviembre un resultado aún mejor que en 2016

Tiempo de lectura: -'

20 de octubre de 2020 a las 05:01

Una solemne plegaria resuena en la sala de un tribunal del condado de Winston, donde Donald Trump ganó con un rotundo 90% de los votos en 2016.

Los republicanos de ese bastión conservador situado en el norte del estado de Alabama ruegan a Dios para que el presidente obtenga el 3 de noviembre un resultado aún mejor que en 2016

Terminada la oración, se giran hacia la bandera nacional que pende a la entrada de la sala y al unísono recitan con una mano en el corazón y a toda voz el juramento de lealtad (Pledge of Allegiance) a la enseña estadounidense.

Esta es la última de las reuniones del Partido Republicano local antes de las elecciones e incluye el canto a capella de "God bless USA" (Dios bendiga a Estados Unidos); un himno que se ha convertido en una marca de los actos de Trump.

"Estamos viendo que la confianza en Trump en nuestra área es mayor que hace cuatro años", dijo el abogado y empresario Greg Farris, vicepresidente del partido en Winston.

Ese condado, como lo atestiguan los carteles de propaganda que bordean sus boscosas carreteras, es definitivamente el "País de Trump".

Sus residentes están orgullosos de que su distrito fuera en el que Trump obtuvo un mejor porcentaje de voto en las elecciones que lo llevaron a la Casa Blanca.

"Tiene valores cristianos", afirma Sandra Wright, secretaria del partido en el condado. "Ten calma y vota a Trump", dice su camiseta roja.  

Cinturón de la Biblia 

Winston está en el corazón del llamado "Cinturón de la Biblia", una región estadounidense conocida por sus conservadores valores cristianos.

En la zona, las laderas de las montañas Apalaches están salpicadas de capiteles blancos de pequeñas iglesias, muchas de ellas evangélicas.

Las banderas de la Confederación flamean en algunos jardines y los monumentos rinden tributo a los soldados caídos en la Guerra Civil (1861-1865), desatada por la determinación del sur de mantener la esclavitud en Estados Unidos.

La población es mayoritariamente blanca y la gente dice premiar el trabajo, la religión y la familia.

Trump tiene tan asegurada la victoria en este condado que a sus residentes republicanos les cuesta creer que las encuestas nacionales lo muestren tan atrás del demócrata Joe Biden.

Competencia amistosa 

Winston está en una competencia amistosa con condados cercanos como Cullman y sus 8.400 habitantes, donde Trump ganó con 88% en 2016.

"88% es mucho. Es difícil superarlo, pero realmente pienso que es posible", dijo Steve Cummings, presidente del Partido Republicano de Cullman.

"Simplemente nos gustan sus habilidades de liderazgo", dijo. "Eso es lo que nos atrae", añade.

"Nos gusta la gente que habla llanamente, que dice lo que piensa", afirma.

Cummings tuvo la idea de poner carteles en español ("El Presidente Trump") para atraer a los hispanos, muchos de los cuales trabajan en plantas avícolas de la zona, y de esa forma lograr que su condado le gane a Winston.

'El mejor presidente' 

La popularidad de Trump se advierte en la feria de Cullman.

Tiendas que venden gorras de Trump, banderas y camisetas con leyendas provocadoras, resaltan entre juegos mecánicos, puestos de hot dogs, de maíz y cacahuetes hervidos.

Muchos visitantes calzan botas de vaquero y pocos tienen su mascarilla para evitar la propagación del coronavirus.

Acompañado de su esposa Deanna y cuatro de sus seis hijos, Tommy Wisener dice que el apoyo a Trump en el condado superrará el 88% de 2016.

"Esta es un área sólidamente republicana. Y Trump es el mejor presidente de la historia", dijo Wisener; un cuarentón que trabaja en la industria del automóvil.

"Es un hombre de pueblo. Todo lo que prometió en la campaña de 2016, lo hizo al asumir. Logró esas cosas y muchas más", añadió.

Katie Harrison, quien llegó desde su trabajo y aún viste su uniforme de enfermera, hace fila para comprar comida tras fotografiarse con sus pulgares en alto junto a sus dos hijos ante un Trump de cartón.

"Está haciendo lo que cree mejor para el país y no para sí mismo", dijo.

"Conozco gente en Cullman que apoya a Biden y está bien. No me hago problema por eso. De eso se trata Estados Unidos", afirma, "Esa es una las mejores cosas de vivir en Cullman: no juzgamos a la gente", dice.

No obstante es difícil encontrar simpatizantes de Biden. Dos horas antes del cierre de la feria, los puestos del Partido Demócrata ya están desiertos.

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...