Economía y Empresas > Próximo período

Empresarios argentinos auguran escenario de tensión social con gobierno de Fernández

Plantearon la incógnita sobre quién estará al frente de la administración: si el presidente o la vicepresidenta 

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2019 a las 05:01

Empresarios argentinos enumeraron varios de los problemas económicos y sociales que deberá enfrentar el gobierno que asume en su país el 10 de diciembre. Auguran que será difícil aplicar las medidas necesarias para reactivar el país sin generar tensión social. Además, plantaron la interrogante sobre quién realmente estará al frente de la administración.

Juan Vaquer, presidente de la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresas (ACDE) y expresidente de Dupont Latinoamérica y Luis Bamuele, coordinador de la Mesa de Carnes de Argentina y exvicepresidente de Marfrig, participaron del evento El impacto del nuevo gobierno en Argentina: la mirada empresarial.

Bamuele expuso que la gran incógnita a partir del 10 de diciembre es cuál será el rol de la vicepresidenta Cristina Fernández. “La señora tiene prioridades muy grandes. La primera es la salud de su hija que es la única de la familia que no tiene fueros. Por tanto, si llega a Argentina tiene que ir a declarar enseguida”, dijo.

“La segunda es la impunidad, la cantidad de causas por las que ella todavía tiene que seguir yendo a declarar. Hay algunas cosas que son muy extremas”, continuó.

“La tercera cosa es que muchos ven a (Alberto) Fernández como un fusible. En la medida que quiera levantar su nivel, que implicaría hacer cosas que están contra la línea kirchnerista, salta por el aire”, sostuvo. Entonces, según su visión, sería relegado del cargo y asumiría la presidencia Cristina Fernández. “Por tanto, las incógnitas son grandes”, alertó. 

A su turno, Vaquer enumeró varios de los desequilibrios que tiene Argentina. “Un nivel de actividad económica bajísimo con dos años de decrecimiento. Caída de inversión, de consumo. Una devaluación de más de 50% en el último año”, indicó.

Añadió que la estimación es que la pobreza termine el año en casi 40% y con un alto registro de indigencia. “Fernández se va a tener que hacer cargo de un país que tiene más indigentes que los habitantes que tiene Uruguay: más de 3 millones”, señaló.

“Esta es la situación que va a tener que manejar el próximo gobierno, muy compleja”, sostuvo el empresario. Expresó que desde la teoría económica es claro cuáles deberían ser los pasos a seguir: reducir el Estado y el gasto público. Pero eso traería consecuencias negativas.

“Con la situación social que vive Argentina y con las tensiones que se viven en el continente, es muy complejo hacer eso sin generar caos social y otro tipo de problemas”, expuso. “Eso es lo que va a enfrentar el gobierno que asume el 10 de diciembre. Yo hasta ahora dije el gobierno y dije Fernández y no cuál de los Fernández”, ironizó Vaquer.

Por otro lado, Bameule explicó que a esto se suma la alta carga tributaria que impide que las empresas puedan invertir y que, por otro lado, genera una alta incidencia en el mercado informal. “Argentina tiene 160 impuestos vigentes. Esto provocó un mercado marginal del 40%, porque para muchos es imposible sostener esa estructura de costos”, indicó.

Oportunidades

Bamuele mencionó algunas ventajas que el nuevo escenario podría traerle a Uruguay. Relató que si bien el sector turístico local se verá resentido ya que los argentinos no accederán a dólares baratos e irse de vacaciones, la incertidumbre económica en su país podría traer inversiones al mercado uruguayo.

La otra favorecería al sector exportador.“Si efectivamente se van a poner detracciones más fuertes a todos los derivados del agro, la industria uruguaya va a ganar competitividad. Va a tener un competidor que le va a molestar menos”, manifestó.

En ese sentido, mencionó al sector cárnico, ya que  de registrarse una mayor incidencia de las exportaciones en el precio de carne para consumo interno, Argentina seguramente tranque la exportación de estos productos. “Argentina exporta el 26% de su producción de carne, pero esto pude bajar si provoca un alza en los precios para el consumo interno”, explicó Bameule. Ello supondrá una oportunidad para Uruguay, que hoy se encuentra con un fuerte volumen de carne bovina argentina compitiendo en mercados claves como China o la Unión Europea. 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...