Economía y Empresas > ENTREVISTA STHÉPANE JAUMONT

"En el ferrocarril lo más complicado de manejar son los recursos humanos"

Compañía belga planteó al gobierno crear un centro de capacitación para trabajadores ferroviarios

Tiempo de lectura: -'

05 de julio de 2018 a las 05:00

Auraxis es una compañía belga dedicada a la actividad ferroviaria que brinda asistencia técnica y servicios de soporte. En la región tiene actividad en Argentina, Brasil, Perú y Colombia.

La semana pasada, el gerente general de Auraxis, Sthépane Jaumont, estuvo en Uruguay formando parte de una misión oficial de Bélgica. La firma planteó al Ministerio de Transporte desarrollar un centro para capacitar trabajadores ferroviarios, en un contexto donde el tren cobra relevancia en el país ante la posibilidad de la instalación de una segunda planta de celulosa de UPM. Por eso, la propuesta fue bien recibida en la cartera y se avanza en la concreción de un acuerdo.

La intención es formar nuevos trabajadores y especializar a empleados que ya cumplen tareas ferroviarias. Una buena parte de la capacitación se realizará en simuladores de conducción y manejo de trenes.

En entrevista con El Observador, Jaumont señaló que los recursos humanos son los más importantes para la actividad ferroviaria y por tanto los más difíciles de manejar. "Por eso hay que trabajar mano a mano con la gente que está involucrada en el sector", dijo.

¿En qué consiste el planteo que le presentaron al Ministerio de Transporte?
Propusimos el concepto de capacitación ferroviaria. Se piensa desarrollar en tres fases: una operacional, otra de mantenimiento de material rodante (locomotora vagones) y la tercera es el mantenimiento de la infraestructura. El centro va a concentrarse inicialmente sobre la fase operativa, porque es la más complicada en términos de capacitación. Es diferente que con el material rodante ya que se puede aprender técnicamente cómo funciona un motor en cualquier taller no solamente en uno ferroviario. En el tema operativo hay tres grandes componentes: los maquinistas, el personal de control de tráfico y el personal de las estaciones y las terminales de transferencia de carga. Este último es muy importante para la exigencia de un ferrocarril de carga porque en las estaciones de transferencia es donde se pierde un tiempo precioso y la plata; la eficiencia económica se gana en la planeación de las operaciones técnicas. La idea del centro pasa por el fortalecimiento del personal existente, pero también debe servir para traer nuevos alumnos al sector, ofreciendo una carrera académica, específicamente para el sector.

¿Cuál es la inversión para crear el centro?
Inicialmente sin contar el tema edilicio, solamente los equipos y las herramientas de capacitación es de US$ 3,5 millones. La idea sería utilizar los edificios de AFE y adecuarlos a las necesidades.

El sindicato de AFE mantiene habituales enfrentamientos con la dirección de la empresa. Incluso llegaron a impedir el año pasado que técnicos de UPM realizaran inspecciones en vías férreas. ¿Está al tanto de cómo procede a veces el sindicato? ¿Cree que el centro de capacitación podrá generar resistencias?
No quiero tocar el rema de las relaciones sociales, el rol de los sindicatos no es de mi responsabilidad. Es un tema importante, que no se puede dejar de lado. Nuestro proyecto va a ser el de construir un centro de capacitación en coordinación con los entes públicos, los ferrocarrileros. El objetivo es ofrecer oportunidad de mejoramiento, fortalecimiento y apoyo al personal existente y a los nuevos alumnos interesados. No veo ninguna razón por la cual no encontraríamos un apoyo de todas las partes que están involucradas en el sector ferroviario.

¿Pudo recorrer las vías, las instalaciones, tuvo contacto con el personal?
Estuve en los talleres de Peñarol, pero no he tenido la oportunidad de hacer el recorrido total de la red, lo que me interesaría mucho para entender cuál es el estado de la infraestructura y sobre todo para hablar con el personal y ver cómo funcionan las cosas. Conocemos el tema ferroviario y para nosotros el tema más importante, el más complicado a manejar no es tanto el tema operativo, es el tema humano. Los talentos humanos son los recursos más importantes de un ferrocarril y por eso consideramos que tenemos que trabajar mano a mano con la gente que está involucrada en el sector.

¿En qué plazo estaría operativo el centro?
Se necesitan doce meses para abrirlo una vez que se firme el contrato. Estamos muy cerca de cerrar el acuerdo de creación. En ese tiempo se hace un diagnóstico, se diseña el material pedagógico adecuado a las normas operativas de Uruguay y se empieza a capacitar a los futuros capacitadores. Eso se hace en paralelo con la movilización de los recursos técnicos. Una vez firmado el acuerdo se compran los simuladores de conducir (con los que se hará buena parte de la capacitación del personal) que a la empresa que los fabrica le lleva unos nueve meses, más el transporte marítimo.

Comentarios