Espectáculos y Cultura > DAVID FOENKINOS

"Es difícil enseñar arte a adolescentes que creen que Netflix lo es”

Con el gran contenido de entretenimiento que tenemos en las pantallas, el escritor francés piensa que igualmente, hay una necesidad social de volver a la belleza del arte, aunque no vaya a ser algo sencillo

Tiempo de lectura: -'

10 de febrero de 2019 a las 05:00

Aunque la actualidad es cada vez más brutal, la sociedad vive un retorno a la necesidad de la belleza, dice el escritor David Foenkinos, que defiende el arte como algo sanador, aunque reconoce que es difícil enseñarlo “cuando una clase de adolescentes piensa que Netflix es una obra de arte”.

Hacia la belleza es el título de la nueva novela de este galardonado escritor francés que llega a las librerías en español editado por Alfaguara, un libro sobre la belleza como salvación y el poder redentor del arte pero también sobre la culpabilidad, explica Foenkinos (París, 1974).

El arte salvó al propio Foenkinos, recuerda en una entrevista con Efe: fue cuando tenía 16 años y enfermó gravemente. Pero comenzó a leer, a escribir, estudió jazz y empezó a ir a exposiciones de arte, de tal forma que se convirtió en “un psicópata de los museos”. Y aunque el arte no puede curarlo todo, Foenkinos cree que es un “bálsamo” para el alma, pero reconoce que cada uno tiene una forma de sanar.


Su protagonista, Antoine Dubris, es un admirado profesor en la Escuela de Bellas Artes de Lyon hasta que repentinamente abandona toda su vida para ser vigilante de sala del Museo de Orsay y contemplar la belleza del retrato de Jeanne Hébuterne, de Modigliani, para recuperarse de algo terrible que le ha sucedido. Pero también hay otro personaje roto en la novela, Camille, una brillante estudiante de Arte y prometedora pintora cuya desgarradora historia se enlazará con la del profesor. Una novela que sin ser “policíaca” va creando una intriga y descansa sobre un misterio. 

Según Foenkinos, su protagonista elige refugiarse en un museo de arte al igual que un católico podría hacerlo en una iglesia. Allí intentará desaparecer para todos contemplando ese cuadro: “Una obra de arte no nos juzga”, señala el autor, que explica cómo al sufrir un drama sin poder impedirlo siempre nos sentimos culpables.

“El arte puede cicatrizar, puede ayudar, la belleza puede apaciguar, pero hay situaciones realmente imposibles de curar”, recalca Foenkinos, autor de “La delicadeza” (2009), novela con la que obtuvo diez galardones. 

Y aunque todos sus libros son diferentes, reconoce que Hacia la belleza está de alguna forma vinculada con Charlotte, galardonada en 2015 con los premios Renaudot y Goncourt des Lycéens y en la que rescataba del olvido a la pintora Charlotte Salomon.

El escritor francés sostiene que la sociedad actual está retornando a la necesidad de belleza, aunque sea una época cada vez más brutal: “No es una moda; necesitamos profundidad porque con lo superfluo nos estamos volviendo locos”. Algo que considera “magnífico”, dice lleno de optimismo, pues está convencido de que cada vez los museos, la literatura, la música y el arte interesarán más a la sociedad. 

No obstante, cada vez es más difícil “educar en la inteligencia y en el gusto a la belleza”, indica Foenkinos, que expresa su admiración por los profesores. Y especialmente por los de arte que se enfrentan “a una clase llena de adolescentes que piensan que Netflix es una obra de arte”.

Fuente: EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...