Nacional > ENTREVISTA ANA BALSA

"Liceos públicos de gestión privada inciden también en la salud mental de los alumnos"

La economista señaló que la concurrencia a este tipo de liceos cambia las expectativas académicas de los jóvenes y de los padres respecto a sus hijos

Tiempo de lectura: -'

06 de agosto de 2018 a las 05:00

Ana Balsa es doctora en Economía de la Universidad de la Montevideo y días atrás presentó junto a su colega Ana Zardo la investigación "Evaluación del impacto de los liceos gratuitos de gestión privada en Uruguay: tercer año de seguimiento". En diálogo con El Observador manifestó que en dichos liceos los jóvenes se sienten más seguros y eso los impulsa a seguir avanzando.

Los estudiantes de los liceos públicos de gestión privada presentan mejores síntomas de salud mental ¿A qué lo adjudican?

En general estos liceos tienen un equipo psicopedagógico muy presente que trabaja muchísimo con los estudiantes y las familias. Hay un involucramiento de las familias, hay un sentido de pertenencia al liceo muy alto y bastante mayor para estos chicos que los que no entraron a estos liceos. Tal como demuestra el estudio, los chicos en estos liceos se sienten más seguros. Perciben que hay normas y las normas se respetan. También hay respeto entre los pares y hacia profesores y resto del staff del liceo.

¿Todo esto repercute en la aparición o no de estos síntomas?

Repercute en que se sientan más contenidos y que estén en un ambiente menos amenazante, porque en algunos casos viven en ambientes muy inseguros, viven a la defensiva. Yo no soy psicóloga -y esto probablemente lo tengamos que trabajar mejor con ellos- pero parece que en estos liceos los chicos sienten que tienen un andamiaje seguro para poder dar un paso más. Eso se nota bastante. Ese andamiaje es firme.

Ana Balsa
El trabajo con la familia también es importante porque en estos liceos se intenta que la familia se integre y adopte un poco las normas (de la institución). En el estudio se observa cómo las expectativas académicas de los jóvenes cambian, según hayan ido a estos liceos o no. La de los padres respecto a la trayectoria de sus hijos también cambia.

Que la familia vaya adoptando las normas del liceo es importante porque quiere decir que están en la misma sintonía. Si vos a los jóvenes le generas contradicciones con la familia, les hacés perder identidad porque no saben dónde están situados. Es importante un mensaje común entre liceo y familia.

Llama la atención que la diferencia de expectativas entre ambos grupos de jóvenes es menor que la diferencia de expectativas entre los grupos de padres.

En realidad para el tamaño de muestra que estamos hablando y la diferencia de magnitudes entre lo que esperan los padres y los hijos, no podemos detectar una diferencia estadística. La mayor diferencia entre los padres es que mientras que el 44% de los padres del grupo de control piensan que sus hijos van a terminar la universidad, entre los padres del grupo de tratamiento esa cifra asciende a 60,5%.

Llama la atención que mientras que entre los jóvenes y padres del grupo de tratamiento las expectativas están alienadas (59% y 60,5%, respectivamente), entre los jóvenes y padres del grupo de control la diferencia de expectativas es mayor (51% y 44,3%, respectivamente). Yo creo que acá hay una diferencia generacional. Los más jóvenes piensan que pueden llegar a la universidad, los padres no tanto porque nunca nadie se los transmitió.

¿El impacto que estos liceos tienen en la salud mental se puede relacionar con los resultados académicos?

Eso nosotros no lo estudiamos. Puede ser un canal porque de hecho hay mucha evidencia empírica de que los problemas de salud mental generan problemas en los aprendizajes. El déficit atencional, por ejemplo, genera dificultades de aprendizaje. Todavía no lo hemos estudiado porque recién sacamos los primeros resultados. Pero sí me parece importante resaltar que esas ganancias en salud mental no solo deberían tener incidencia en los resultados académicos, sino también en otras dimensiones de la vida y el bienestar de los estudiantes. También en su futuro.

¿Van a estudiar los trayectos educativos más a largo plazo?
Por ahora vamos a quedarnos por acá. Quizás después hagamos una evaluación siguiendo la trayectoria, dentro de tres años ver si terminaron sexto año. Pero por ahora tenemos muchísimo material para seguir estudiando. Estos resultados reflejan que los liceos públicos de gestión privada tienen incidencia no solo en lo académico sino también en salud mental.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...