Economía y Empresas > TRABAJO

"Nos estamos acostumbrando al estrés y lentamente nos mata"

Experto asegura que es más perjudicial que el alcohol o el tabaco. ¿Cómo se combate?

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2018 a las 11:15

El discurso de Víctor Vidal asusta, pero es precisamente eso lo que pretende este médico del Trabajo e inspector de la Seguridad Social de España, que lleva años dedicado a estudiar el estrés y su influencia en la aparición de muchas enfermedades.

"El 70% de las enfermedades están relacionadas con el estrés y si no lo están, las agrava. El estrés es cinco veces más perjudicial que el alcohol o el tabaco", añade.

Pero ¿qué podemos hacer para combatirlo?

1-Diferenciar el positivo del negativo

Lo primero que hace Vidal es diferenciar entre el estrés positivo o eustrés, que es necesario para mantenernos vivos, y el distrés, que es el que provoca enfermedades. Vidal sostiene que es responsabilidad de todos crear canales de fuga del estrés.

2-Alimentación y condiciones de trabajo

"La mejor herramienta frente al estrés es el pensamiento, pero no sólo eso. Una mala alimentación, basada en grasas saturadas o alcohol, lo agrava. Sin embargo, alimentos como los frutos rojos, el espárrago o las castañas de cajú ayudan a bajar los niveles de distrés", afirma Vidal, que continúa: "Es fundamental que la población entienda que una vida sana, que incluya un mínimo de deporte, contribuye a bajar los niveles de estrés, pero también es necesario que lo entiendan las empresas y los organismos públicos que deben poner en práctica medidas para reducir los niveles de estrés".

Vidal señala que inciden factores como la iluminación, la temperatura, los olores: "Hay edificios enfermos donde trabajan cientos de personas, que ven como se agravan sus niveles de estrés por no tener una climatización adecuada o por no poder ver la luz del sol en ningún momento del día".

3-Provoca enfermedades graves

Pero el problema no se soluciona sólo mejorando las condiciones de trabajo de los empleados. "No podemos vivir en permanente estado de alerta. Hay muchos profesionales que están todo el día, durante todo el año, con altísimos niveles de estrés, que se enfrentan a los problemas del día a día desde la excitación. Es esto lo que provoca graves problemas de salud y no me refiero sólo a infartos. Estamos estudiando la relación que hay entre el distrés y el cáncer, incluso de enfermedades como el ELA, el alzhéimer, el Parkinson o la demencia. Estamos seguros de que el estrés continuado las desencadena", explica Vidal, que cree que aún hay cierto temor a hablar de este tema por los efectos que puede tener entre los trabajadores.

"Si no tomamos medidas, en diez años será un problema inabordable. Parece que hay cierto miedo a decir que el estrés está detrás de muchas de las enfermedades más frecuentes. Es la causa de muchas muertes", insiste Vidal, que pone un ejemplo: "Nos ha costado muchos años saber que el tabaco provocaba enfermedades que resultaban mortales. Cuando alguien muere de cáncer de pulmón, pensamos en el tabaco como posible causa. ¿Por qué no pensamos lo mismo del estrés cuando alguien muere de un infarto o se le diagnostica la enfermedad de Alzheimer?".

4-Saber delegar

Saber delegar, aprender a respirar, alimentarnos de forma saludable, controlar la iluminación, poner hilo musical, hacer deporte, practicar técnicas como el mindfulness o la risoterapia... "En definitiva, tener momentos de ocio, buscar tiempo para estar con la familia y los amigos... La oxitocina, que es la hormona de la felicidad, disminuye el cortisol, que es la del estrés. Cuando nos reímos o estamos contentos reducimos nuestros niveles de estrés", señala Vidal, que asegura que "nos estamos acostumbrando al estrés y lentamente nos está matando. Es el arma letal más devastadora de nuestra sociedad".

5-Farmacología

Pero, ¿son los fármacos unos aliados? "Estoy en un grupo de investigación para lanzar un fármaco que permita tratar el estrés, pero no será ningún ansiolítico o relajante. Trabajamos en una línea de investigación que permitiría potenciar la producción de la oxitocina", adelanta Vidal, que cree que este tipo de productos farmacológicos podrían ayudar a reducir el estrés, pero no son la solución definitiva: "No se trata sólo de tomar algo que nos ayude a reducir el estrés. Entre todos tenemos que conseguir cambiar ciertos hábitos para que no tengamos altos niveles de distrés", concluye Vidal.

(Fuente: Expansión / RIPE)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...