Estilo de vida > Redes Sociales

¿Otra vez Photoshop? Las Kardashian y una nueva polémica por los retoques de la imagen

Una de las hermanas del clan fue el centro de las críticas en las redes por una publicidad de Calvin Klein

Tiempo de lectura: -'

06 de agosto de 2018 a las 12:08

"Un poquito más de retoque por acá. Ahí, en el brazo. ¿Podés afinar la cintura? Capaz estaría bueno limpiar un poco la cara, hacerla como más lisa, no sé cómo lo ves vos. Sí, el pelo habría que ponerle más brillo, sacarle opacidad. ¿Artificial? No, no lo veo para nada artificial". La conversación se da en la sala de edición, donde el retoque extremo está a la orden del día. Es, obviamente, una escena ficticia, pero tampoco está tan alejada de la realidad. El photoshop es, en varios casos, una herramienta de carnicería fotográfica y sus víctimas pueden ser actores, actrices, cantantes y personalidades del todas las áreas.

Las últimas en caer en los excesos del retoque fueron las usualmente retocadas hermanas Kardashian, que posaron para una publicidad de Calvin Klein. Las imágenes aparecieron en la cuenta de Instagram de la marca y enseguida desataron la polémica por un brazo demasiado extraño para ser real. Se trata de la extremidad superior derecha de Kourtney –¿la hermana menos mediática de todas?– que se afina hasta casi desaparecer.

La anomalía despertó la ya clásica indignación de los usuarios de las redes sociales y provocó que la marca saliera a desmentir el exceso de Photoshop. "No hay problemas con el brazo de Kourtney. Sin embargo, la luz que le da hace que se vea ligeramente menos definido. Desafortunadamente, cuando la imagen es publicada en las redes sociales bajo un formato de poca resolución, la silueta de su brazo pierde definición, creando el efecto. Así que aquí lo tienen. No es Photoshop. Solo una luz reflejando en el brazo de Kourtney de una manera que ha creado una fuerte ilusión óptica que ha engañado a muchos".
Si bien la explicación parece ser suficiente, no todos los internautas quedaron muy conformes. Sobre todo porque saben que el Photoshop y las Kardashian no son precisamente el agua y el aceite. Aunque en esta ocasión, según Calvin Klein, parece que sí.


Comentarios