Fútbol > ANÁLISIS

¿Por qué Nacional volvió a superar a Peñarol en todos los planos?

El ingreso de Méndez, la posición de Zunino y la capacidad para potenciar sus fortalezas le permitió a Nacional ganar mucho más que otro clásico

Tiempo de lectura: -'

12 de diciembre de 2019 a las 00:13

Nacional campeón. Es un grito contenido, aunque el que vale es el domingo. Pero cómo lo disfrutan igual. Porque enfrente está Peñarol que otra vez se ve superado en todos los planos. Porque otra vez la fortaleza, la solidez de este Nacional y la clase de los talentos moldeados en la cantera -donde las generaciones se entremezclan y se abrazan- es superior al rival de todas las horas. El tricolor le ganó a Peñarol 2-0 y se consagró campeón del Torneo Clausura dejando servida su consagración como campeón uruguayo para el domingo. Porque además de vencer lo hizo con una autoridad que parece muy difícil que se pueda romper en cuestión de cuatro días. 

A pesar de sufrir unos 20’ iniciales desfavorables, el tricolor se hizo fuerte de atrás hacia adelante para cimentar con pinceladas de talentos en ataque otro triunfo clásico en la temporada. 

Peñarol salió con el acelerador a fondo. Decidido a recitar el manual de Diego López a pesar de la ausencia de sus actores protagónicos. 

Giovanni González se plantó en campo de Nacional y puso a correr a Facundo Pellistri a espaldas de Matías Viña. 

Cuando un equipo le juega al otro sobre su potencial lo debilita y Viña tiene una influencia esencial en este Nacional porque cuando pasa al ataque genera el efecto sorpresa del que carecen por concepción los equipos de Álvaro Gutiérrez. 

Pero a pesar de sus ideas conservadoras, el entrenador tricolor movió un par de piezas que le dieron una sensación de frescura a Nacional. 

"Si había un clásico en el que se podía arriesgar era este", dijo el Guti en la conferencia de prensa post partido. Entonces, las formas defensivas –primero maniatar al rival, luego ofenderlo– y rústicas para con el trato del balón -juego directo y segunda pelota- se matizaron con una propuesta donde de mitad de cancha en adelante el equipo agrupó jugadores de buen pie a los que se sumaron laterales con intención ofensiva.  

El ingreso de Armando Méndez en lugar de Guillermo Cotugno le permitió curar la renguera que venía padeciendo un equipo con desdoble y profundidad por izquierda pero tímido e inexpresivo por derecha. 

A pesar de que ambos tuvieron problemas en los primeros 10’ con su referencia de ataque rival (Pellistri llegó a raya de fondo dos veces y Agustín Canobbio sacó un potente remate que Mejía rechazó con el pecho) después fueron claves para que Nacional marcara un dominio neto en el partido a partir de los 20’ de juego. 

La otra pieza que movió Gutiérrez fue Matías Zunino que en vez de jugar de extremo por derecha lo hizo de mediapunta moviéndose por detrás de Gonzalo Bergessio. 

Eso le permitió a Santiago Rodríguez jugar el uno contra uno con Gabriel Rojas y darle libertad de movimientos a Zunino potenciando su peligrosa pisada de área ya que es un jugador que siempre cae con inteligencia al espacio en la zona de definición.   

Algunas rotaciones que hizo Zunino con Gonzalo Castro, que arrancó por izquierda, terminaron de volcar la balanza en favor de un Nacional que a partir del bloque monolítico de Rafael García y Felipe Carballo en el medio empezó a desplegar parte del buen juego que mostró de mitad de cancha en adelante en el arranque del Clausura (siete triunfos al hilo). 

Si los 20’ iniciales de Peñarol generaron ilusión lo que siguió después fue un tormento para el aurinegro. 

Matías De los Santos y Jesús Trindade no fueron capaces de llevar el pulso del partido como podrían hacerlo los Walter Gargano, Cebolla Rodríguez o incluso Guzmán Pereira. 

Y para colmo de males, Lucas Viatri que estaba jugando a su nivel habitual –excelente en el pivoteo, claro en el pase– se lesionó a los 31’ al ir en busca de un centro en la única jugada en la que el trío Rodríguez-García-Méndez le permitió al argentino Rojas soltarse al ataque.  

Con Xisco Peñarol fue otra historia. Cada vez que entró en acción, el español dio la sensación de que no estaba pronto para volver tan rápido o que al menos no está al mismo ritmo con el que venía desempeñándose antes de lesionarse. 

La falta de fineza de Gonzalo Bergessio en la definición –otra vez en el debe en un clásico– determinaron que Nacional no materializara su dominio en la red hasta bien entrado el segundo tiempo. También colaboró con ello un primer tiempo sobresaliente del golero Thiago Cardozo. 

Tras 10 minutos parejos en la reanudación de las acciones, el tanteador se movió con una acción donde la colocación en cancha de Zunino resultó gravitante. El 13 movió el balón frente a la defensa, agrupó a la zaga y colocó la pelota con magia al flanco ciego. Por allí entró Gonzalo Castro –descuidado por Giovanni González– para volverse a vestir de verdugo de Peñarol. 

Al aurinegro se le cayó encima toda su estantería llena de problemas. El desmembramiento del plantel a mitad de temporada, la partida de su bastión defensivo (Cristian Lema), de su jugador más desequilibrante (Brian Rodríguez) y de su potencia en ataque (Gabriel Fernández). La de los refuerzos que no dieron la talla como Jhon Misael Riascos. Y la pandemia de lesiones (Lores, Gargano, Cebolla, Dawson, Xisco...). Demasiado para un Nacional que en este 2018 se hizo fuerte, muy fuerte en el rubro clásico. 

De cabeza Guzmán Corujo sentenció enseguida el partido. Con el plato fuerte del tricolor: ganar en las alturas. Fue el 17º gol en el Uruguayo de los tricolores, un rubro donde el que más se le aproximó fue Progreso con 12. Otro gol made in cantera tricolor.

Al partido le sobraron 20 minutos porque Enzo Martínez se hizo expulsar y porque Peñarol se cuidó de ser otra vez goleado. Y Nacional se infla el pecho para cerrar el torneo el domingo.  
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...