Espectáculos y Cultura > QUEEN EN EL CINE

¿Qué tan cercana a los hechos reales es Bohemian Rhapsody?

Los cambios y las realidades de la película biográfica de Queen, que se estrenó la semana pasada en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2018 a las 13:14

En su primera semana en las salas uruguayas, la película Bohemian Rhapsody, que narra la historia de la banda Queen y su vocalista, Freddie Mercury, acumuló más de 13.000 espectadores y se convirtió en la más vista por el público criollo. Al ritmo de hits como We will rock you o Love of my life, el filme destaca por su uso de las canciones de la banda, el brillante papel de Rami Malek como Mercury, y la espectacularidad de las escenas de conciertos. Sin ser una obra maestra, la película ha conquistado al público, gracias al encanto y al poder musical de la banda que se ve retratado en el cine.

Pero como toda película biográfica, Bohemian Rhapsody se toma algunas licencias narrativas para que la historia tenga mayor dramatismo, o fluya de una forma más sencilla. Pero también tiene momentos que retratan los hechos reales de forma exacta, por muy increíbles que parezcan. Este es un repaso de algunos de los puntos claves de la historia de Queen relatados por el filme y su cercanía (o no) con la realidad. 

El primer encuentro

En la película, Freddie (que por entonces lleva aún su apellido de nacimiento, Bulsara), conoce al guitarrista Brian May y al baterista Roger Taylor en 1970 porque es fanático de Smile, la banda que estos dos integran. El futuro cantante los busca luego de un show y se ofrece para reemplazar al vocalista y bajista Tim Staffell, que acaba de abandonar el grupo. Demostrando su talento vocal y su capacidad como compositor, Freddie es reclutado y, con la incorporación al año siguiente del bajista John Deacon, se conforma Queen. 

En realidad, los tres fundadores de Queen ya se conocían de antemano, porque Freddie Bulsara vivía con Tim Staffell, y fue este el que lo recomendó como reemplazo cuando abandonó Smile. Además, la película ignora que el cantante ya había integrado dos bandas, Ibex y Sour Milk Sea, antes de sumarse (y de cambiar el nombre) de Smile. 

Los dientes

En esa misma escena, Freddie le cuenta a sus dos futuros compañeros de banda que su registro como cantante es más amplio de lo normal porque tiene cuatro dientes de más. Mercury tenía la capacidad de ir desde un registro de bajo hasta el de soprano sin problemas; el cantante creía que sus cuatro incisivos extras le daban la habilidad de cantar mejor, aunque eso no estaba demostrado. 

Rami Malek solicitó que le dejaran colocarse dientes falsos para parecerse mejor al artista, además de practicar antes de que comenzara el rodaje cantando con ellos, un aspecto más de su retrato impactante del cantante. 

La gira estadounidense

El primer gran paso de Queen que muestra la película es cuando la banda se fue por primera vez de gira a Estados Unidos en 1974. Si bien fue un paso importante para el cuarteto británico, lo cierto es que el tour no se completó debido a que Brian May contrajo hepatitis y fue necesario cancelar siete espectáculos.  De todas formas, luego se retomó y se cumplieron las demás fechas pactadas. 

El debut de Bohemian Rhapsody

La canción que da título a la película se presentada como una creación que enfrenta a la banda con la industria musical. La ambiciosa canción que fusiona ópera con rock es amada por el cuarteto y por sus allegados, pero el sello EMI se niega a lanzarla como sencillo porque dura seis minutos. Hasta que Freddie Mercury se lleva una copia al programa de radio de Kenny Everett que, "accidentalmente", la emite por primera vez aún sin permiso y la convierte en un éxito, primero, entre sus oyentes, y luego en general. 

Esa instancia es replicada con bastante exactitud al compararla con los sucesos reales, en particular el debut radial del tema. 

La sexualidad y las relaciones de Freddie Mercury

Como película biográfica, Bohemian Rhapsody presenta una versión bastante tibia, tímida, lavada y simplificada de la vida de Mercury, el eje narrativo de la historia. Su estilo de vida fiestero y de "estrella de rock" aparece solo en una escena que muestra una fiesta; hay algunas menciones al consumo de drogas y su sexualidad es apenas un detalle. 

De todas formas, la película ilustra correctamente a Mercury como bisexual. Si bien el artista es considerado un ícono gay, el cantante también tuvo relaciones con mujeres. La película ilustra tres relaciones: con Mary Austin, Paul Prenter y Jim Hutton. Austin fue, efectivamente, la que inspiró Love of my life y era considerada por el artista como su amiga más cercana. De hecho, recibió una buena parte de la herencia de Mercury; el cantante especificó en su testamento que "habría sido su esposa". 

La línea temporal de las relaciones con Prenter y Hutton está alterada para que tenga un efecto más dramático; en los hechos reales, la primera terminó después y la segunda comenzó antes de lo que se muestra en la película. 

La separación de Queen

Hacia el tercio final de Bohemian Rhapsody, Queen se separa por un tiempo. Mercury recibe una oferta multimillonaria para grabar dos discos solistas y sus compañeros no lo toleran, lo que se suma a sus llegadas tarde y su vida desenfrenada. Lo cierto es que Queen nunca se separó. Si dejó de hacer giras, y Mercury grabó discos en solitario mientras integraba la banda, pero también lo hicieron los demás integrantes del grupo. Este es un recurso que la película usa para que su clímax tenga más impacto. 

El diagnóstico de SIDA de Mercury

En la película, Freddie Mercury recibe el diagnóstico positivo del virus del SIDA en 1985, antes de que la banda se presente en el festival Live Aid. Inmediatamente le cuenta a May, Taylor y Deacon, y supera los primeros golpes de la enfermedad que lo acabaría matando en 1991 para presentarse en ese show multitudinario. 

Pero, una vez más, es una licencia narrativa para dar más drama a los hechos ficcionados. Mercury no tuvo un diagnóstico positivo hasta 1987, dos años después del festival, y no le contó a sus compañeros de banda hasta 1989. De hecho, el cantante se realizó las pruebas correspondientes poco antes del show en Wembley y dio negativo. 

El Live Aid

El momento más épico y poderoso de la película es la recreación del show de 20 minutos que la banda dio como parte del Live Aid, un mega acontecimiento realizado en las ciudades de Londres y Filadelfia en simultaneo, y reclutando a la crema y nata de la música pop y rock para juntar fondos para combatir las hambrunas en África. 

Si bien Bohemian Rhapsody recorta dos de las canciones interpretadas, la fidelidad y nivel de detalle en la réplica del show son emotivas. Ver la versión real y contrastarla con lo que sucede en la versión cinematográfica muestra el volumen de trabajo realizado para replicar el que es considerado como el mejor show de la historia del rock. Los movimientos de Mercury, los detalles como los vasos sobre el piano, y las reacciones del público, son casi calcadas. 

Y, efectivamente, el show de Queen fue el que motivó a los espectadores a comenzar a llamar a las líneas de ayuda e incrementar bruscamente la recaudación de beneficencia.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...