Nacional > Entrevista / Julio César Lestido

"Trasladamos toda la responsabilidad al Ministerio del Interior pero hay parte que es nuestra"

El presidente de la Cámara de Comercio aseguró que los negocios no administran bien los recursos que tienen para su seguridad

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2018 a las 05:00

El asesinato de un empleado del supermercado Kinko por parte de un delicuente puso el tema de la seguridad nuevamente sobre la mesa. La Federación Uruguaya de Empleados del Comercio (Fuecys) propuso crear una comisión de seguridad con la Cámara de Comercio y el Ministerio del Interior. En ese contexto, el presidente de la cámara Julio César Lestido aseguró que en Uruguay se traslada toda la responsabilidad al gobierno y que los comercios invierten mal en seguridad porque no se asesoran. Para Lestido, quien también es experto en seguridad y presidente de la Cámara de Importadores de Armas y Municiones. no se trata de comprar sino de "administrar la seguridad".

¿Uruguay es un país seguro?

Sí. Todavía tenemos estándares de seguridad suficientemente razonables. Si nos comparamos con la región, porque con alguien te tenés que comparar, Uruguay es más seguro que otros lugares.

¿Y si nos comparamos con nosotros mismos?

Todavía sigo insistiendo que tenemos niveles de seguridad relativamente aceptables. Están pasando cosas que evidentemente afectan pero ni cerca de lo que son otros lugares, muy cerca de acá. Tenemos problemas, sin duda. Pero todavía entiendo que tenemos niveles de seguridad buenos.

Los comercios han invertido en seguridad. ¿Están mejor preparados para enfrentar al delito?

Hoy por hoy tenemos al alcance de nuestra mano elementos que nos permiten crear las barreras de seguridad necesarias. ¿Qué es lo que buscamos con la seguridad privada? Lo que quiero es generar elementos de seguridad para que mi actividad no se vea vulnerada. El problema es si los elementos los instalo pero después no sé qué hacer con ellos. Como por ejemplo el tema de las cámaras.

Tal vez sea hora de que las cámaras estén en un centro de monitoreo central y no que yo las tenga en un monitor chiquitito en un escritorio que no hay nadie mirando. Si a mi negocio no se puede entrar con casco y se baja un tipo de una moto con casco, cierro la puerta. Sacate el casco sino, no entrás. Dónde tengo ubicado al guardia, es otro punto. Ha pasado que les han robado las armas a los guardias. Si está en la entrada del local y está sentado en un banco y mira para el otro lado, el tipo entra y lo apuntó con el arma, se acabó el guardia de seguridad. No existe.

Hay que ponerlo en un lugar estratégico donde pueda reaccionar y no sea fácil el acceso a él. Cuando voy a poner un negocio, llamo al arquitecto para que me haga el plano o al especialista en marketing para vender mis productos. ¿Piensan que la seguridad no es lo mismo? Frente a una situación cada vez más compleja, necesito más de los profesionales.

Pero también hay un tema de costos, no todos los pueden afrontar

Hay que ver la relación entre lo que voy a invertir en seguridad y el bien protegido. Sacando que la vida está primero. A veces la inversión es poca pero lo que importa es la actitud. Puedo gastar lo que se me ocurra en seguridad pero si cuando me voy de casa no conecté la alarma no sirvió de nada.

En la Cámara de Comercio tenemos creada una comisión de seguridad. Tenemos como socios a todos las empresas relacionadas con la seguridad privada del país. Tenemos asociado un capítulo de ASIS internacional, que es una organización internacional que reúne a profesionales de seguridad. En esta institución, Uruguay tiene un potencial enorme en asesoramiento.

Nosotros lo que hemos hecho es salir a recorrer el país y darle charlas a los empresarios. No hay una receta mágica. Lo que nosotros tenemos que ver es cómo es la situación de cada comercio. No es lo mismo un comercio de una superficie grande, que uno chico, depende la cantidad de empleados, el rubro, la cantidad de gente que atiende. Hemos hecho un librillo con recomendaciones que fue avalado por el Ministerio del Interior.

¿En ese librillo se recomienda cómo reaccionar?

Se recomienda no ser desafiante. No actuar es muy difícil. La base es esta: tratar de disminuir el riesgo lo más que se pueda, cuanto más lejos de la situación pueda estar mejor. Eso no me garantiza que voy a salir 100% airoso. Frente a un desquiciado no se puede hacer nada. Si un comerciante va a tomar medidas de seguridad, lo primero que tiene que tener claro es que la seguridad no se compra, se administra. Si pongo cámaras pero no las tengo bien instaladas, o las compré a tres pesos y no me asesoré sobre qué tipo de cámara o qué es lo que quiero ver y cómo lo quiero ver, no sirve de nada.

¿Pero los delincuentes saben eso?

Yo no sé si los delincuentes saben eso. Lo que yo sí digo es que a lo que yo estoy contratando, no le estoy sacando el rendimiento que le quiero sacar. De nada me sirve a mí poner la cámara y la alarma pero que mi funcionario no sepa lo que tiene que hacer. De repente uno entra a un comercio y el guardia esta acomodando productos. Entonces, ¿eso es bueno? No, no es bueno.

Lo que entendemos nosotros es que lo primero es la actitud. Esto no quiere decir que me pelee con el tipo. Enfrentar el problema es "tengo un problema de seguridad, entonces voy a comprar cámaras o a contratar un sistema de alarmas". Pero le tengo que dar mantenimiento, tengo que asesorarme, tengo que ver dónde poner el sensor. Y no es donde a mí me gusta. Cómo tiene que actuar el personal, eso es una política que cada empresa tiene que tener. Política es decir: tengo una idea, vamos a hacer esto y todos lo que están en un comercio, sean dos personas, tienen que saber que se va a hacer eso.

Lo mismo en el hogar. Hablamos de la seguridad en las casas y ponemos alarma, reja y somos vulnerables en otros lados. Las redes sociales son fenomenales pero también estoy muy vulnerable. Estoy cansado de ver en Facebook si me fui de viaje, si nació mi hijo, si estoy acá o allá. Todo el mundo sabe lo que yo hago. Nos estamos exponiendo. Yo no sé quién está del otro lado, quién recibe. Todo eso es información. "Salimos este verano con los chicos a las termas". El que conoce esta casa sabe que está vacía.

Está poniendo la responsabilidad en la gente y no en el Ministerio del Interior

Acá trasladamos toda la responsabilidad al Ministerio del Interior, pero hay parte que es nuestra. Cada uno juega un rol y la cadena más fuerte se rompe por el eslabón más débil. Yo no le puedo reclamar a otro la seguridad total de mi negocio. Yo tengo que ser parte del tema en la medida que me corresponde. Lo vemos desde el punto de vista práctico como lo tiene que ver la Cámara. No entramos en temas políticos.

En el asesinato del empleado del Kinko, Fuecys criticó el horario en el que estaba abierto el comercio. ¿Eso puede generar demasiada exposición?

Evidentemente puede exponer. Pero es como funciona porque estas vendiendo un servicio. Yo prefiero como consumidor ese servicio que dura más. Entonces, hay que tomar medidas. Las farmacias tomaron medidas. Durante mucho tiempo fueron rapiñadas en la noche. ¿Qué hicieron? Dijeron "las cerramos y atendemos a través de una ventanilla". No sé si es replicable pero hay que analizarlo.

Comentarios